Colegio en Buenaventura está dando clases a la luz de las velas por falta de energía eléctrica

Colegio en Buenaventura está dando clases a la luz de las velas por falta de energía eléctrica

Febrero 03, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colegio en Buenaventura está dando clases a la luz de las velas por falta de energía eléctrica

null

Cerca de 3.500 estudiantes de la Institución Educativa Teófilo Roberto Potes de Buenaventura están recibiendo clases a la luz de las velas desde hace varios meses porque el centro educativo está sin fluido eléctrico.  

Libardo Riascos, rector de la institución, afirmó que el contratista a cargo de la obra no ha instalado el medidor eléctrico porque la Alcaldía no le ha girado los recursos necesarios para hacerlo.

La situación, dice el rector, ha causado que ya algunos estudiantes están presentando problemas visuales. Además, asegura que la todo empeora cuando llueve porque hay que suspender las clases.

Los problemas en este colegio ya completan cinco años, tiempo el que hace que arrancó la construcción de las 22 aulas con dineros de regalías.

La comunidad educativa y los padres de familia solicitan a la Administración Distrital una solución para mejorar las condiciones de los alumnos.

“En pleno siglo XXI es inaudito que estén estudiando a la luz de las velas. Los niños no solo están presentando problemas de salud sino que se puede originar un incendio, lo que pone en peligro la vida de los estudiantes”, precisó Jazmín Bejarano, madre de familia.

Por su parte, Herberth León Campo, director de Planeación de Buenaventura afirmó que pedirán celeridad a la Empresa de Energía del Pacífico para que instale el medidor en el menor tiempo posible.

“Los costos los asumirá la Alcaldía Distrital este en un trámite interno que resolveremos en el menor tiempo posible”, dijo Campo.

Más problemas

La falta del fluido eléctrico no es la única dificultad de la institución, debido a que hasta la fecha no se han instalado las baterías sanitarias, faltan pupitres, no se cuentan con canchas y se derrumbó un muro de encerramiento, por lo que no se puede bloquear el paso de extraños al plantel educativo.

“Nos exigen calidad pero no nos dan comodidad. Eso se refleja por la falta de agua, energía, no tenemos dónde recibir las clases, por eso solicitamos una solución” afirmó Steicy Saa, estudiante.

En el caso de las canchas, el rector de la institución afirmó que fueron invertidos $2996 millones con recursos de regalías y aunque los trabajos están casi finalizados el contratista no los entrega porque la Alcaldía no ha girado los recursos.

“Hace dos años no tenemos jornada de recreación por la falta de escenarios deportivos. Estos espacios contribuyen a nuestra formación”, enfatizó Herling Riascos.

El director de Planeación afirmó que los trabajos no han finalizado porque faltan recursos para la interventoría. “En los próximos días presentaremos este proyecto al Ocad para garantizar la culminación de esta obra”. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad