500 vendedores informales de Tuluá serán reubicados en nuevo centro comercial 

Abril 05, 2017 - 06:18 p.m. Por:
Redacción de El País Tuluá 
Centro comercial Tuluá

A través de ascensores, los usuarios podrán acceder a una plazoleta de comidas ubicada en el segundo nivel de esta edificación.

Especial para El País

Por lo menos 500 vendedores informales de Tuluá serán reubicados en el nuevo centro comercial que construye la Administración Municipal en conjunto con Infituluá. 

Para la construcción de esta obra, llamada Bicentenario Plaza, se destinaron $ 7.500 millones. El centro comercial tendrá cinco niveles y de acuerdo con el cronograma estará lista para noviembre de este año. 

Según el alcalde de Tuluá Gustavo Vélez Román, la edificación estará ubicada en el antiguo lote de Gonchecol, en inmediaciones del Terminal de Transportes.

"Además de cumplir con una sentencia judicial que nos obliga a recuperar el espacio público para la comunidad, vamos a dejar una obra en donde los comerciantes informales pueden desarrollar su actividad con unas condiciones dignas”, manifestó Vélez Román.

De acuerdo con el arquitecto, José Andrés Caballero Uribe, quien hizo los diseños y proyectó la obra, el edificio consta de dos bloques, en los cuales funcionará una nueva plaza de mercado y un terminal interveredal, a donde llegarán los buses escalera o chivas y los camperos con los productos agrícolas de la región.

"Los dos primeros pisos serán para uso comercial y el tercero, cuarto y quinto piso para uso de parqueaderos para más de 300 motos y 300 vehículos que accederán a través de una rampa”, indicó el arquitecto Caballero Uribe.

En el primer piso se localizará el transporte de chivas, este nivel estará acompañado de locales comerciales, escaleras y además contará con ascensor de carga y de igual manera facilitará el tránsito de las personas con movilidad reducida.

A la línea férrea se le dará un tratamiento especial, se quiere lograr que esta sea un pequeño bulevar, que se convierta en un espacio agradable para el tránsito y paisajismo de la ciudad.

El nuevo centro comercial que ocuparán los vendedores informales y los pequeños comerciantes de la antigua plaza de mercado de Tuluá, estará zonificado por áreas, dependiendo de su necesidad, una de ellas es la zona de cadena de frío que estará dedicada a la venta de carnes, pescados y lácteos.

Igualmente, Bicentenario Plaza dispondrá de una zona para la venta de perecederos y abarrotes, como frutas, verduras, hierbas y granos.

Aproximadamente son 500 locales comerciales, cada uno tendrá una dimensión de 2 metros por 2 metros y una altura de 2.40 metros.

A los nuevos inquilinos de esta edificación les brindarán capacitación a través del Sena y líneas de crédito para que sean propietarios de estos locales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad