¿Qué tan fortalecido está el ELN como grupo armado?

Octubre 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué tan fortalecido está el ELN como grupo armado?

Con cerca de 1500 miembros, esa guerrilla aumentó este año sus acciones violentas.

El Ejército de Liberación Nacional, ELN, llega a una mesa de negociación diezmado militarmente, con no más de 1500 hombres en armas,  pero con la capacidad de  hacer “ruido” con acciones como secuestros y ataques a infraestructuras.   

Un informe de la Fundación Ideas para la Paz, titulado ‘ELN, mucho ruido, poca fuerza’, explica que “los ataques de este grupo sí han aumentado, aunque eso no quiere decir que esa guerrilla sea más fuerte. También hay evidencias de que ha empezado a actuar en municipios donde hace mucho no lo hacía, o lo hacía muy poco, como en Puerto Carreño (Vichada), donde el 3 de julio perdieron la vida tres integrantes de la Armada, o en Bocas de Satinga (Nariño), donde asesinó a dos policías”.

Es grupo guerrillero está dividido en cinco frentes de guerra, que hacen presencia en ocho departamentos del país, pero su mayor concentración se encuentra en las zonas del Catatumbo (Norte de Santander con la frontera con Venezuela) y Arauca -donde está el Frente Domingo Laín, liderado por alias Pablito-. 

Casi el 60 % de sus hombres está desplegado en esta zona, fronteriza con Venezuela,   que les ha servido de retaguardia y de refugio.

“El ELN no busca posicionarse, solamente, con ataques. Se mueve en torno al petróleo en Arauca, Casanare y Catatumbo, y se nutre de la coca y el oro en el sur de Bolívar, el nordeste y el Bajo Cauca antioqueños. Algo parecido ocurre en Chocó, Cauca y Nariño”.

Lea aquí: La negociación con el ELN, un camino lleno de baches y escollos

Precisamente, la presencia de otros frentes de este grupo en Cauca, Nariño y Chocó ha aumentado desde el año pasado.

En el Pacífico, según fuentes de inteligencia, controlan la zona del río San Juan, en la frontera con el Valle del Cauca. Allí se disputan la salida de la cocaína y el cuidado de los cultivos ilícitos con bandas criminales. “A lo largo del río la presencia del ELN es constante. Se pueden observar pancartas alusivas a ellos y realizan constantes patrullajes”, explicó un líder.

Incluso, la Defensoría y organismos de derechos humanos han llamado la atención por los desplazamientos y confinamientos a los que han sido sometidas las comunidades indígenas de esta zona.

En cuanto al Cauca y a Nariño, el Frente Manuel Vásquez Castaño había sido  comisionado para copar zonas de histórica presencia de las Farc. Sin embargo, en los últimos meses han sido capturados o dados de baja varios mandos medios de esta agrupación, entre ellos alias El Indio, que había sido integrante de las Farc.

Y en el Macizo Colombiano han aumentado su presencia este año, según lo ha denunciado la misma comunidad, que cuenta que  están tratando de controlar a cultivadores y negociadores de coca.

El Centro de Recursos para Análisis del Conflicto, Cerac, considera que el ELN renació, pero no logró cambiar la naturaleza de la guerra.  “En lo corrido de la década, ha realizado un enorme esfuerzo para retomar la iniciativa armada en contra del Estado colombiano y escalar la guerra”, indicó.

Jorge Restrepo, director del centro de investigación, asegura que este grupo llega  a la mesa de negociaciones, gracias al esfuerzo violento que han realizado, no tan diezmado.

Desde el 2013, las acciones armadas de este grupo se han incrementado en el país, pasando de 67  en 2012  a 210 en 2015. 

“La actividad del ELN se ha caracterizado por acciones ofensivas típicas de una fuerza guerrillera (esto es, ataques contra la infraestructura de extracción de hidrocarburos y hostigamientos contra la Fuerza Pública), registradas en zonas aisladas y de difícil acceso donde el grupo hace presencia histórica. Además, el grupo no ha renunciado al secuestro como arma de guerra y fuente de financiación de recursos”, indica el informe del Cerac.

Las milicias urbanasEl ELN también tiene una influencia de milicias y de frentes urbanos, que se encuentran en ciudades como Cali y Medellín.Incluso, en junio pasado el rector de la  Universidad del Valle denunció la posible presencia de miembros del ELN, quienes serían los responsables de los sembrados de marihuana, caletas de droga y cambuches artesanales encontrados en el campus.Este grupo tiene un  importante sector relacionado con el mundo académico en todo el país, según han indicado fuentes de inteligencia.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad