Implementación de los acuerdos avanza rápido, revela estudio
PROCESO DE PAZ
Hoy:

    Implementación de los acuerdos avanza rápido, revela estudio 

    Noviembre 23, 2017 - 11:30 p.m. Por:
    Redacción de El País 
    Farc desmovilizados agricultura

    A futuro se pretende incorporar al proceso cultivos de papaya, entre los productos que siembras los exguerrilleros de las Farc. 

    Raúl Palacios / El Pais

    “El ritmo de la implementación del Acuerdo Final de Paz en los primeros meses es equivalente o más rápido que el de otros acuerdos de paz integrales analizados por el Kroc (34 en total) y, si se superan los obstáculos presentes, el proceso está en camino hacia una implementación efectiva”.

    Así lo sostiene el informe sobre el estado efectivo de implementación del Acuerdo de Paz en Colombia elaborado por el Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz de la Universidad de Notre Dame, que el último año le ha hecho seguimiento al proceso por solicitud del Gobierno Nacional y los excombatientes de Farc.

    Para el análisis, el instituto dividió el acuerdo en 558 disposiciones. Al 31 de agosto pasado, 251 de ellas (45%) ya habían iniciado su implementación. Sin embargo, en 307 disposiciones restantes, equivalentes al 55 %, “no se observaba ninguna actividad”.

    De los trabajos que ya iniciaron, el 17 % han sido implementados completamente; 6 % tienen un nivel intermedio y 22 % se han implementado mínimamente.

    “La desmovilización y la dejación de armas en Colombia fueron completadas a buen ritmo. Mejor que en los procesos de El Salvador, Guatemala y Mozambique, modelos exitosos de desmovilización según la ONU”, reza el informe que consta de 119 páginas y está dividido entre las labores que le correspondieron a las Farc, al Gobierno y todo lo relacionado con los proyectos que debieron convertirse en ley para poder ser implementados.

    “Haber dejado más de un arma por combatiente, es un logro mayor que cualquier proceso que se conozca: en Tayikistán, 1 arma por 3 combatientes; en Nepal, solo el 1 arma por 6 combatientes; en Guatemala, 1 un arma por 2 combatientes”, precisa el documento.

    Sin embargo, indica textualmente que pese al éxito de la dejación de armas, la consolidación de este punto solo será efectiva si hay un proceso exitoso de reincorporación, con medidas de seguridad y garantías para los excombatientes y los actores sociales clave; claridad en los mecanismos de justicia transicional en proceso de aprobación, y terminar exitosamente el proceso de amnistía y liberación de prisioneros.

    “La experiencia comparada también muestra que, si no se alcanzan estos objetivos en el tránsito del corto al mediano plazo, sucede que la incertidumbre de los excombatientes se incrementa y la violencia puede resurgir por múltiples vías -sobre todo en contextos territoriales en donde hay presión y grandes incentivos de otros actores armados ilegales y de bandas criminales. La paz se vuelve mucho más frágil y la implementación en su conjunto se ve amenazada”, agrega el informe del Instituto Kroc.

    Aunque los logros efectivos de las reformas políticas con impacto a largo plazo pueden tomar muchos años, la falta de progreso efectivo en temas relacionados con el uso de la tierra, el desarrollo económico, la reforma rural, y la coordinación de los procesos de sustitución de cultivos de uso ilícito es preocupante.

    Precisamente esos fueron los proyectos que en el Congreso de la República se hundieron desde el pasado miércoles cuando, por cuenta de la falta de quórum y consenso entre los parlamentario, no pudieron ser debatidas y menos aprobadas.

    Según el seguimiento del Kroc, durante las facultades excepcionales que tuvo el Presidente de la República durante los primeros seis meses del año, se emitieron 82 decretos Ley y Ordinarios, se aprobaron 7 actos legislativos y 5 leyes por ‘fast track’, pero hay 12 iniciativas de actos legislativos y leyes estatutarias que siguen en el tintero, y las sesiones ordinarias terminan el 16 de diciembre, mientras que al mecanismo de vía rápida se le acaba la vida el próximo jueves.

    “Los procesos de implementación son muy frágiles. No atender estos temas puede llevar a bloqueos o al colapso de la paz o que se pierda la confianza entre las partes y de la sociedad colombiana en general. Hay bases fuertes, pero hay que solidificar sus cimientos y empezar a construir la casa de la paz. Es necesario atender las señales de alerta indicadas”, concluye el informe.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad