Sin ceder

Abril 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Un día después de la incautación de tres toneladas de marihuana, y el cierre de varias rutas del narcotráfico por las autoridades, las Farc atacaron con explosivos la población de El Palo, en el municipio caucano de Caloto.El ataque podría calificarse como otro más, si no fuera la respuesta al golpe que sufrieron en el negocio que por décadas han explotado en la región. Por eso atenta contra El Palo, el paso obligado para sacar los alijos de drogas ilícitas que alimentan las finanzas de la guerrilla.Es su manera de usar el miedo de la población civil para pedir que se suspendan los controles impuestos por la Fuerza Pública.El Gobierno y las Fuerzas Armadas no pueden ceder a la presión de las Farc, porque al controlar esas rutas se estará consiguiendo también que liberen al Cauca de la violencia y la cultura de la ilegalidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas