Sanción ejemplar

Noviembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Los hechos que se presentaron el pasado fin de semana en Medellín durante el juego entre Nacional y Millonarios, no tienen otro calificativo distinto al de vandalismo. En medio del partido se lanzaron objetos contundentes a la cancha, se invadió la pista y se usó pólvora prohibda.Y al finalizar el encuentro, el bus que transportó al equipo capitalino fue atacado con balines de grueso calibre, mientras ocho hinchas de millonarios fueron heridos.Por eso fue acertada la decisión de la Alcaldía de Medellín de no prestar el Atanasio Girardot para el encuentro entre Nacional e Itagüí que se jugó ayer.Una medida que debió ser respaldada y no criticada por las directivas del equipo paisa, quienes parecen no entender que el comportamiento de su hinchada no es el adecuado y fomenta la violencia en un escenario que debe ser propicio para la sana competencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas