Populismo barato

Populismo barato

Agosto 31, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Contrario a lo que pretende insinuar con su propuesta el Alcalde encargado de Cali, el armamentismo no obedece al hambre.Por eso resulta por lo menos ingenuo el ofrecimiento de intercambiarlas por mercados.Hay otras causas como la intolerancia y la proliferación de bandas criminales que han incrementado la presencia de armas.También incide la indulgencia con que los jueces tratan, bajo el sistema penal acusatorio, a quienes las portan ilegalmente.Por eso, el experimento propuesto por el alcalde (e) deja la sensación de ser populismo barato que desangra las arcas del Municipio.Los dineros públicos tienen entre sus objetivos brindar a los ciudadanos un nivel de vida digno, que los aleje de la ilegalidad.Y por eso resultaría más provechoso invertirlos en programas de educación y generación de empleos, antes que dilapidarlos en mercados que nada aportan a la convivencia en Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas