La mala hora en Perú

La mala hora en Perú

Diciembre 21, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Un expresidente detenido, otro huyendo de la Justicia y el actual mandatario al borde de la destitución es el panorama que vive Perú por cuenta de Odebrecht.

Cuando se creía que las acusaciones por corrupción derivadas de los sobornos que habría pagado la firma brasileña para ser favorecida con obras del Estado afectaban sólo a los gobiernos de Ollanta Humala y Alejandro Toledo, en los últimos días el ojo del huracán se posó sobre Pedro Pablo Kuzcynski.

Luego de negar por meses que él hubiera tenido alguna relación con Odebrecht, la multinacional reveló que habría pagado cinco millones de dólares a empresas del hoy presidente peruano.

Como consecuencia de esa declaración, Kuzcynski se enfrenta a un juicio político en el Congreso de su país, acusado de mentirle al país y bajo el cargo de ’permanente incapacidad moral’.

Ayer el mandatario presentó sus descargos y aseguró que ni él ni sus empresas contrataron nunca con el Gobierno, mientras que acusó a sus detractores de pretender dar un golpe de Estado.

Con un Legislativo de mayorías opositoras, pocos creen que el Presidente se salvará de la destitución, lo que tendría graves consecuencias políticas y económicas para Perú.

De tal tamaño es el caos que ha provocado en América Latina el mayor caso de corrupción que se conozca en la historia y cuyos tentáculos alcanzaron al menos a 12 países de la región.

VER COMENTARIOS
Columnistas