La mala hora

Octubre 13, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Cuándo se imaginó Estados Unidos que vería una contienda política hecha con la mayor bajeza, en la que los asuntos importantes del país estarían relegados al último plano y los escándalos marcarían el ritmo electoral.El responsable de ese desastre es el candidato Donald Trump, quien desde sus intervenciones iniciales recurrió a un discurso pendenciero, en el que ha descalificado a los inmigrantes, denigrado de sus oponentes y agraviado a las mujeres.Esa misoginia lo tiene en el peor momento de su carrera hacia la Presidencia y de paso ha arrastrado al Partido Republicano.La cereza del pastel ha sido la divulgación de grabaciones realizadas una década atrás, en las que se ufana de su posición dominante y degrada a las mujeres.Y en esta mala hora para Estados Unidos y para Trump, el Partido Republicano trata de deslindarse de su candidato para no ser víctima del error al elegirlo.Sus jefes tratan de salvar los muebles en una campaña en la que empiezan a ver comprometidas su cuotas de poder, por la actitud y la lengua suelta del magnate. Las encuestas ya les indican a los republicanos que el costo de esa candidatura, además de perder la posibilidad de llegar de nuevo a la Casa Blanca, es la amenaza que se cierne sobre su supremacía en el Congreso.De darse la derrota, el lamento será mayor porque entenderán que fracasaron al pretender ganarse el voto mediante el populismo y omitiendo sus principios.

VER COMENTARIOS
Columnistas