Venezuela: año crucial

Venezuela: año crucial

Enero 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Desafiar a los demás y hacerse notar, como ya lo ha acostumbrado con éxito, es el estilo de su campaña. Pero esta vez la oposición ya sabe a lo que se enfrenta y no parece dispuesta a presentarse dividida, como en el pasado.

El pasado 26 de enero, con lanzamiento de fuegos artificiales, se dio inicio a la campaña electoral que el 7 de octubre definirá el nuevo Presidente de Venezuela. En esta ocasión, a diferencia de las anteriores, Hugo Chávez enfrentará a una oposición en trance de unidad y alentada por su triunfo en las parlamentarias del 2010. Además, deberá luchar contra su enfermedad, cuya gravedad nadie parece conocer y nada le informa a la opinión venezolana.Como ha sido usual en el pasado, Chávez inició la campaña con actitudes altisonantes y gestos bravucones, que buscan atraer la masa chavista más fanatizada. Nueve horas duró el informe de su gestión ante el Parlamento, en el que, según la diputada Corina Machado “habló de un país que no existe”. Cerró el consulado venezolano en Miami, para reforzar su postura antiyanki y dejar sin opción de votar a 200 mil opositores. Y recibió al presidente iraní Amadineyah en momentos de un duro enfrentamiento con Occidente por su programa nuclear.Desafiar a los demás y hacerse notar, como ya lo ha acostumbrado con éxito, es el estilo de su campaña. Pero esta vez la oposición ya sabe a lo que se enfrenta y no parece dispuesta a presentarse dividida, como en el pasado. La primera cita importante la tiene el próximo 12 de febrero, cuando se realizarán unas primarias entre los partidos contrarios en las que definirán el candidato para enfrentar a Chávez en octubre.La inseguridad, el desempleo y la inflación son los tres temas en los que insistirán los opositores para demostrar el fracaso del gobierno chavista. El primer ‘round’ ya se dio en la Asamblea Nacional, cuando la disidencia interpeló a los ministros, obligándolos a entregar cifras de criminalidad por primera vez desde el 2005.La verdad es que el Gobierno, desbordado por la inseguridad, había abandonado la medición del delito y ella quedó en manos de organizaciones no gubernamentales. Según el Observatorio Venezolano de la Violencia, el país alcanzó una tasa de 57 homicidios por cada 100 mil habitantes compartiendo con El Salvador la situación de mayor inseguridad en América Latina y superando con largueza a Colombia, Brasil y México, otros casos destacados en este índice deshonroso. Con un desempleo del 15% y una inflación que supera el 35%, Venezuela está en los últimos puestos entre las economías de América Latina a pesar de su gran riqueza en recursos naturales. El errático manejo chavista de la riqueza petrolífera ha contribuido a agravar los problemas económicos del país antes que a mejorarlos.También cuenta el “desgaste del poder”. Tras 13 años de dictadura chavista, si bien existe un segmento de la población –alrededor del 30% del total- que ha sido beneficiado por el Gobierno y declara que “nunca votaría contra Chávez”, la realidad es que las clases medias se encuentran agotadas y aún sectores afines al chavismo han manifestado su descontento.El 2012 puede ser un año crucial para Venezuela. Un año de cambio si la oposición se une, se acerca al pueblo y no comete los errores del pasado.

VER COMENTARIOS
Columnistas