Por la libertad

Por la libertad

Abril 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Cuando los camiones que transportan las 52 toneladas de papel lleguen a la frontera colombo venezolana los estarán esperando los directivos de El Nacional y El Nuevo País de Caracas, y El Impulso de Barquisimeto. Con ello recibirán el respaldo de la iniciativa “Todos somos Venezuela. Sin Libertad de Prensa no hay Democracia” con la cual los medios escritos de Colombia manifestamos nuestro respaldo a la prensa venezolana

Ayer partió para Venezuela el cargamento de papel que los periódicos colombianos afiliados a Andiarios envían a sus colegas del país vecino. Así como una ayuda a las empresas que están en peligro de desaparecer por la asfixia a la que las condenó el gobierno, el envío es una muestra de solidaridad con el periodismo y las libertades que hoy padecen la amenaza del totalitarismo sobre la nación hermana. Cuando los camiones que transportan las 52 toneladas de papel lleguen a la frontera colombo venezolana los estarán esperando los directivos de El Nacional y El Nuevo País de Caracas, y El Impulso de Barquisimeto. Con ello recibirán el respaldo de la iniciativa “Todos somos Venezuela. Sin Libertad de Prensa no hay Democracia” con la cual los medios escritos de Colombia manifestamos nuestro respaldo a la prensa venezolana. Es ese periodismo que siempre ha estado al lado de una sociedad basada en la libertad y que hoy es acosada por el régimen, tratando de silenciarla mediante leyes absurdas y negándoles el acceso a las divisas necesarias para adquirir su materia prima.“Todos somos Venezuela, Sin Libertad de Prensa No Hay Democracia” es la expresión de la prensa y el periodismo colombiano contra los intentos por silenciar la crítica y la información sobre lo que está ocurriendo en la patria de Simón Bolívar. Esa Nación que ha sido cuna de grandes periodistas que reflejaron el pensamiento y las inquietudes de sus conciudadanos, hoy está expuesta a la represión que deja decenas de muertes, miles de detenidos y las libertades conculcadas, nada más lejano al legado del Libertador. Frente a ese desafío, el periodismo venezolano se ha erigido en el defensor de los derechos que son pisoteados a diario por el gobierno y las demás ramas del poder público. Esa es la razón por la cual se les niega a los periódicos la posibilidad de acceder a las divisas con las cuales pueden adquirir el material que hace factible la entrega de las noticias y comentarios a sus lectores. Es la represión inaceptable a las libertades que deben ser garantizadas por los Estados, obligación que es desconocida por el régimen que pretende amordazar la crítica mientras trata por todos los medios de imponer el unanimismo que respalde sus procederes. Ante esos intentos, el periodismo del resto de América está obligado a pronunciarse, a rechazar el intento por silenciar a la sociedad venezolana y liquidar la iniciativa privada o cualquier esfuerzo por disentir de los designios marcados por el régimen. Como lo dijo la doctora Nora Sanín, directora de Andiarios, “Lo que estamos haciendo es un gesto de solidaridad al contribuir a que los periódicos no se cierren. Tenemos ya 13 diarios cerrados y 17 en proceso por falta de papel. Están disminuyendo sus paginajes y son la última ventana para una prensa libre e  independiente en Venezuela. Sabemos que como consecuencia de las leyes ha habido mucha intervención y amenaza de cierre y por eso es tan importante el apoyo que podamos darle a los venezolanos para garantizarles el derecho a la información”.

VER COMENTARIOS
Columnistas