Honores a Santos Molano

Diciembre 29, 2013 - 12:00 a.m. Por: Philip Potdevin

La Universidad del Valle otorgó el mes pasado, el doctorado honoris causa al periodista, historiador y escritor bogotano Enrique Santos Molano. Dicen que nadie es profeta en su tierra y aquí el adagio se confirma nuevamente. Ninguna universidad de la capital del país pensó en esta posibilidad y tuvo que ser el máximo ente universitario del departamento quien se decidiera a dar el reconocimiento a instancias del ex rector Jaime Galarza Sanclemente, de exprofesores como Carlos Vásquez Zawadsky y de instituciones como el PEN Internacional. Las directivas de la Universidad del Valle analizaron detenidamente el caso y no dudaron en otorgar esta rara distinción a la que sólo son merecedoras personas de indudables cualidades profesionales y humanas.Quien conoce a Enrique Santos Molano sabe que no pertenece a roscas o élites. El hecho de ser sobrino y tío de dos presidentes, Eduardo Santos y el actual Juan Manuel Santos, podría llamar a primeros e infundados engaños. Enrique, lleva el periodismo en sus entrañas; hijo de Enrique Santos Montejo, el famoso Calibán, aquel periodista que marcó toda una época en la historia del Colombia, y es un hombre de bajo perfil, ajeno a las redes y esferas políticas y sociales pero con un pulso firme y amplio sobre la historia y vida pública del país.Hoy día conserva su columna en la edición virtual de El Tiempo, donde opina regularmente sobre el quehacer de nuestra vida pública. Sus años le han dado una mesura y un equilibrio en sus conceptos y opiniones. Está lejos de ser un hombre apasionado o sectario. A la vez tiene muy claro el cambio que el país requiere y los caminos equivocados y certeros que hay para el mismo.Pero dónde más se destaca Enrique Santos Molando es en su oficio de historiador y novelista. No es coincidencia que este mismo año, Ediciones Desde Abajo, la misma editorial que publica regularmente la versión colombiana de Le Monde Diplomatique, haya reeditado su voluminosa y excelente biografía de Antonio Nariño, titulada Nariño, filósofo revolucionario.Por otra parte, la editorial Mondadori aguarda ansiosamente que Enrique termine su también extensa novela, Mancha de la tierra, que se ocupa de la revolución de los comuneros para publicarla lo más pronto en el 2014. Esta será la primera parte de una pentalogía que mantiene a Enrique ocupado hasta casi el amanecer día tras día.Yo me congratulo que la Universidad del Valle haya dado este reconocimiento. Santos Molano es un hombre extraordinariamente sencillo. En los almuerzos mensuales que concertamos en el celebre restaurante francés Bonaparte, a media cuadra de la Plaza de Bolívar de Bogotá, logro embeberme de su cultura, hidalguía y amenísima conversación.Y para los que quieran validar la justicia del doctorado, allí esta su extensa obra y la biografía de Nariño, quizás la mejor de todas las que se han intentado sobre el héroe de los derechos humanos y también próximamente, su esperada novela.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad