Trump quería despedir al director del FBI desde que fue elegido presidente

Mayo 10, 2017 - 03:44 p.m. Por:
EFE / El País 
Donald Trump, construirá muro México

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. 

Agencia EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, pensó en despedir al director del FBI, James Comey, desde el momento en el que fue elegido en los comicios de noviembre pasado, afirmó la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

"El presidente perdió confianza en el director Comey y, sinceramente, estaba pensándolo desde el día en el que fue elegido", afirmó Sanders, quien dijo que Trump tomó la decisión final este martes.

Comey fue despedido por Trump a pesar de que durante la campaña presidencial alabó la decisión de abrir una nueva investigación sobre los correos de la demócrata Hillary Clinton.

Sin embargo, la portavoz aseguró que la Casa Blanca "anima" al FBI a seguir con sus investigaciones, aunque consideró que no es necesario nombrar a un fiscal independiente, como han pedido legisladores demócratas y algunos republicanos para garantizar un examen exhaustivo de los hechos.

"Si Hillary Clinton hubiera ganado, algo que gracias a Dios no hizo, ella hubiera despedido a Comey inmediatamente (...) y los demócratas estarían bailando en las calles", dijo Sanders, que consideró la respuesta de los demócratas como la "forma más pura de hipocresía".

Lea también: Rusia es la mayor amenaza para la seguridad de EE.UU.", dice el FBI

Sanders argumentó que Comey cometió "un montón de errores y errores" e, incluso, llegó a perpetrar "atrocidades", un asunto sobre el que la portavoz rechazó dar más detalles.

El FBI se encuentra actualmente examinando la injerencia rusa en las elecciones, un asunto que también están investigando los comités de Inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes.

En busca del reemplazo

El Gobierno de EE.UU. comenzó este miércoles a entrevistar a candidatos que puedan sustituir al exdirector del FBI, James Comey, con el objetivo de nombrar un reemplazo temporal mañana miércoles "como pronto", dijo un funcionario del Departamento de Justicia, bajo condición de anonimato.

Los encargados de buscar un reemplazo para Comey, despedido este martes por sorpresa, son el fiscal general, Jeff Sessions, y su "número dos", Rod Rosenstein, quienes pasarán el día entrevistando a diferentes candidatos, detalló el funcionario del Departamento de Justicia.

De esta forma, el nombramiento de un director provisional para el FBI podría producirse el miércoles "como pronto", precisó la misma fuente.

Los candidatos que están siendo entrevistados para sustituir de manera provisional a Comey incluyen a Adam Lee, un agente del FBI encargado de la oficina de Richmond (Virginia) y Michael Anderson, también del FBI y al frente de las dependencias de la agencia en Chicago (Illinois).

También están siendo considerados Paul Abbate, uno de los encargados de investigar crímenes en el ciberespacio dentro del FBI, y William Evanina, al cargo de las operaciones de las operaciones de inteligencia de la agencia para identificar y luchar contra las amenazas de terroristas y gobierno extranjeros.

Lea también: Líder republicano cuestiona que fiscal independiente investigue nexos de Trump con Rusia

La Casa Blanca será la encargada de designar a una persona que reemplace de manera permanente a Comey y que pueda ser confirmado como director del FBI con el apoyo del Senado, una tarea nada fácil, pues legisladores demócratas y republicanos dudan de los verdaderos motivos por los que Comey ha sido cesado.

La razón oficial del despido de Comey es la mala gestión que hizo de la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton y, de hecho, este miércoles Trump dijo que "no estaba haciendo un buen trabajo", en sus primeras declaraciones públicas sobre lo ocurrido.

Sin embargo, el despido de Comey ha provocado una tormenta política en el país, dado que era el encargado de liderar la investigación sobre la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones de EE.UU. del año pasado y la relación entre funcionarios rusos y miembros de la campaña electoral de Trump.

La destitución del jefe del FBI se produjo un día antes de que el presidente estadounidense recibiera al ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

Se trata del contacto de más alto nivel de Trump con el Kremlin desde su llegada al poder, el pasado 20 de enero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad