Las cosas que la pareja real no podrá hacer después de darse el sí

Las cosas que la pareja real no podrá hacer después de darse el sí

Abril 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y resumen de agencias

Los compromisos y las prohibiciones que el príncipe Guillermo y Kate Middleton asumen.

Muy probablemente, cuando usted esté leyendo esta página, Kate Middleton y el príncipe Guillermo ya habrán pronunciado en el altar de la Abadía de Westminster: “Sí, acepto”. El esperado día para los británicos, quienes desde hace 30 años no presencian una boda de un miembro importante de la realeza (la última fue la del príncipe Carlos y Diana), por fin llegó. Pero la historia de la joven plebeya que enamoró al príncipe cuando eran compañeros de universidad tomará otro rumbo a partir de hoy.Al convertirse en la esposa del futuro Rey de Inglaterra, Kate recibirá un título oficial, el cual podría ser ‘Su Alteza Real la Princesa de Guillermo de Gales’, ‘Catherine’ o cualquier otro que la Reina Isabel II le otorgue. Ya nadie podrá volverla a llamar Kate.En los actos públicos, a la nueva princesa se le prohibirá expresar sus propias opiniones sobre política, sexualidad, temas sociales y su vida personal. También tendrá prohibido dar autógrafos o estampar de manera directa su firma en objetos que no sean oficiales ni autorizados previamente por la Reina Isabel II.Tampoco podrá votar en ningún tipo de elecciones políticas, aun teniendo el derecho para hacerlo, puesto que los miembros de la realeza son neutrales en este tema, por considerarlo inconstitucional. Esas mismas razones le impedirá también postularse para un cargo público.Según la norma monárquica, cuando comparta la mesa con la Reina, Kate tendrá que estar atenta cuando ésta deja de comer, pues la regla dicta que el resto de los comensales deben detenerse también, así hayan pasado cinco minutos. Y no está permitido terminar de comer antes que la Reina; por lo tanto, si esta come lento, Kate deberá hacerlo con mucha más calma.Por principio, los miembros de la realeza británica no comen ostras y mariscos, por los riesgos de intoxicación que ello supone. Se ha dicho que Kate sí los consumirá, pero tendrá que abstenerse de otros productos que puedan indisponerla para sus estrictos compromisos protocolarios. Para aprender estas y muchas otras reglas de protocolo, Kate recibió instrucción de Sir David Manning, quien asesoró al Primer Ministro Tony Blair y se encargó del aleccionamiento de los príncipes Guillermo y Enrique.Aunque no se conoce el programa exacto, el experto en los usos y costumbres reales se encargó de instruir a Kate en la historia de la casa real británica, su relación con las demás monarquías y la política exterior, para que no cometa ningún error.Debido a tantas presiones, el príncipe Guillermo y Kate han pedido dos años sabáticos con el objetivo de solidificar su joven matrimonio antes de que deban vivir su vida en función de los deberes de Estado. Después de ese tiempo, tanto él como Kate, aun teniendo una profesión y años de experiencia, no podrán volver a trabajar. En cambio, se dedicarán a actividades oficiales, causas benéficas y misiones oficiales. En cuanto a diversión, ella y el príncipe deberán evitar jugar Monopoly, pues según reveló hace un par de años el Príncipe Andrew, Duque de York, en la familia real se le considera un juego cruel y ambicioso.Quienes se preguntaron siempre qué pasaría con Cenicienta, la del cuento de hadas, después de casarse con el príncipe, tienen aquí la respuesta al interrogante.Los noviosPríncipe y plebeya: Guillermo Arturo Felipe Luis de Gales nació el 21 de junio de 1982. Es el primogénito del príncipe Carlos y la fallecida Diana Spencer. Es oficial de la real fuerza aérea y piloto de helicóptero de rescate en el país de Gales. Catherine Elizabeth Middleton nació el 9 de enero de 1982. Es la mayor de tres hermanos, nacidos del matrimonio de Carole y Michael Middleton, propietarios de una exitosa empresa de venta online de artículos para fiestas.Fueron novios durante ocho años.El lugarEmblema de la monarquía: La abadía de Westminster está relacionada sobre todo con la celebración de las coronaciones y ntierros de los reyes ingleses. Su nombre formal es el de Iglesia Colegiata de San Pedro y, a diferencia de la mayoría de los templos de Inglaterra, es propiedad directa del monarca y no de ninguna diócesis o provincia.El vestido de la noviaSecreto de Estado: Fue el secreto mejor guardado de esta primera boda del siglo. Sólo hasta esta mañana cuando Kate llegó a la abadía en la limusina, que tiene parte del techo y de la parte trasera de cristal, se pudo vislumbrar por primera vez el vestido. La novia encargó tres diseños distintos para garantizar la sorpresa, en el caso de que se hubieran presentado filtraciones previas en la prensa.La ceremoniaJuramento de amor: Michael Middleton acompaña a su hija al altar, donde la espera el príncipe Guillermo, junto al deán de la abadía de Westminster, John Hall; el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, y el obispo de Londres, Richard Carew, encargados de la ceremonia. El obispo de Londres, quien confirmó a la novia en la fe anglicana, es amigo personal del príncipe Carlos y conoce desde hace muchos años al príncipe Guillermo, fue el encargado de oficiar el funeral de Diana en 1997. Se previó que la boda durara una hora y cuarto. Luego, los recién casados recorren en una carroza el centro de Londres hasta el palacio de Buckingham.El anilloSólo un anillo de bodas: El príncipe Guillermo no llevará anillo de casado, pero Kate sí. Es un anillo hecho con oro que la reina Isabel II le regaló a su nieto. De acuerdo con la tradición, el oro para los anillos de las bodas reales proviene de la mina Clogau St. David, en la localidad de Bontddu, en el norte del País de Gales.La celebraciónMenú y fiesta: Tras el saludo de los recién casados, a las 6:25 a.m. (hora colombiana) desde el balcón del palacio de Buckingham, se celebra un bufé por invitación de la reina, al que sólo asisten 650 de los 1.900 invitados a la Abadía. Por la noche, la celebración tendrá un carácter aún más privado con una cena y una fiesta ofrecidas por el príncipe Carlos, padre del novio, con 300 personas.La pareja no quiere regalos de particulares, para eso creó un fondo solidario destinado a recoger las donaciones de todas las personas que quieran conmemorar el enlace. El fondo servirá para financiar tareas de ONGs. Las donaciones pueden realizarse a través de la página web www.royalweddingcharityfund.org. El destino de la luna de miel aún no se conoce, pero entre las opciones están Jordania, Australia y Kenia.Vida de reyesDatos del diario The Guardian indican que el Príncipe Guillermo gana al mes unos US$5.471 y por año entre US$55.152 y US$65.654. En 2010, la fortuna del Príncipe estaba valorada en US$467 millones, más US$34 millones de herencia de su madre. Se ignora aún el salario que recibirá Kate de los impuestos de los británicos. Los príncipes vivirán en la casa que tiene Guillermo cerca de su trabajo, al norte de gales, y no utilizarán mayordomos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad