Chavismo vence en elecciones municipales de Venezuela dominadas por la abstención

Chavismo vence en elecciones municipales de Venezuela dominadas por la abstención

Diciembre 10, 2017 - 09:50 p.m. Por:
Agencia EFE
Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, votando en las elecciones municipales de este domingo.

Agencia EFE

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) anunció este domingo que los candidatos del Partido Socialista Unido (PSUV) ganaron en las alcaldías más importantes del país así como la Gobernación de Zulia (oeste) en unas elecciones en las que participó el 47,32% del patrón electoral (9.139.564).

El CNE informó de los resultados de varias de las localidades más importantes del país, en las que los candidatos del PSUV vencieron en dos de las cinco alcaldías de la Gran Caracas, Maracaibo (oeste) y Barquisimeto (centro oeste), mientras que San Cristóbal (oeste) quedó en manos del partido opositor Copei.

"Hemos ganado más de 300 alcaldías del país, de las 335 (...). Es la victoria del pueblo frente al imperialismo de Donald Trump",
Nicolás Maduro,
presidente de Venezuela.

El oficialismo ganó en unas elecciones en las que tres de los principales partidos de la oposición no participaron por su desconfianza con el organismo electoral.

Lea también: 'Denuncias de fraude y abstención marcaron elecciones municipales en Venezuela'.

A la espera de resultados más detallados los candidatos antichavistas solo mantienen San Cristóbal, la capital del estado Táchira, que pasa de manos del partido Voluntad Popular al dirigente del partido Copei, una de las organizaciones tradicionales de la política venezolana, Gustavo Delgado.

En el distrito capital el PSUV seguirá gobernando con Érika Farías al frente, que sucederá en el cargo a Jorge Rodríguez, actual ministro de Comunicación.

"Gracias Caracas! Mi compromiso con ustedes, por el legado de nuestro Comandante Chávez, con lealtad a nuestro Presidente @NicolasMaduro y mi corazón y alma con el Pueblo Caraqueño!", tuiteó la ya burgomaestre.

La oposición sufrió otra derrota en el municipio caraqueño de Sucre donde se ubica Petare, la mayor favela de América Latina, a la que vuelve Jose Vicente Rangel Ávalos.

En Maracaibo, capital del estado Zulia y la segunda más grande de Venezuela, la alcaldía será para Willy Casanova, también del PSUV, que sucederá a la opositora Evelyn Trejo, esposa de Manuel Rosales, quien se postuló por el partido Un Nuevo Tiempo.

En Zulia salió vencedor en comicios a gobernador el también oficialista Omar Prieto con el 57,3% de los votos emitidos.

Además: 'Poca afluencia de electores marca jornada de elecciones municipales en Venezuela'.

En este estado se repitieron las elecciones ya que el anterior gobernador, el opositor Juan Pablo Guanipa, se negó a juramentarse ante la oficialista Asamblea Nacional Constituyente al no reconocer su validez, por lo que fue despojado del cargo para el que fue electo.

La vicepresidenta del CNE, Sandra Oblitas, agradeció la participación de los ciudadanos así como de los funcionarios del ente electoral y los diferentes cuerpos de seguridad que acompañaron la jornada electoral "al servicio de la patria".

Denuncian fraude

La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) calificó de fraudulentas las elecciones municipales en las que se impuso el chavismo y en las que no participaron tres de los cuatro grandes partidos de la MUD al considerar que no existían garantías mínimas.

"Nuevamente vimos a todo el aparato del Estado abusando de su poder, incluyendo el uso perverso del 'carnet de la patria', para someter la voluntad de un pueblo en situación de extrema necesidad", se lee en un comunicado de la MUD, emitido minutos después de que el presidente del país, Nicolás Maduro, celebrara su victoria en más de 300 de las 335 alcaldías.

El Carnet de la Patria es un censo paralelo establecido por el Gobierno, en el que ya hay inscritos 16 millones de venezolanos (la mitad de la población) y a través del que la administración chavista reparte ayudas sociales y los alimentos subsidiados de los que dependen numerosos venezolanos.


El presidente Maduro y el resto de la cúpula chavista habían llamado insistentemente a los electores a acudir a las urnas con el Carnet de la Patria, de manera que pudieran registrarse en los puestos habilitados por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) frente a los colegios electorales.

Esta práctica, calificada por algunos de ilegal, permite al Gobierno saber quién va a votar.

"Entre los que acudieron a votar hay una parte significativa que lo hizo por presión gubernamental", dice el texto de la MUD, según el cual "quien se vale del hambre del pueblo mediante un sistema electoral fraudulento no debe cantar victoria".

De acuerdo con la alianza opositora, que ha denunciado el chantaje del Gobierno a los ciudadanos en medio de la crisis humanitaria que atraviesa el país, "las irregularidades y la escasa participación han marcado la jornada electoral del 10 de diciembre".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad