“Venezuela tiene que mostrar su colaboración con hechos”, Mindefensa Pinzón

default: “Venezuela tiene que mostrar su colaboración con hechos”, Mindefensa Pinzón

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, habló con El País de los compromisos que debe cumplir la nación vecina. Sostuvo que en Colombia algunos están criticando la seguridad sólo para hacer política.

“Venezuela tiene que mostrar su colaboración con hechos”, Mindefensa Pinzón

Mayo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Venezuela tiene que mostrar su colaboración con hechos”, Mindefensa Pinzón

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, indicó que no le han pasado pruebas que involucren al expresidente Álvaro Uribe con el atentado contra el exministro Fernando Londoño.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, habló con El País de los compromisos que debe cumplir la nación vecina. Sostuvo que en Colombia algunos están criticando la seguridad sólo para hacer política.

¿Está satisfecho con las medidas que ha tomado el Gobierno venezolano para proteger la frontera?Con Venezuela ha venido mejorando la relación. De allá han empezado a enviar narcotraficantes y algunos guerrilleros, como el que manejaba las páginas de Internet de las Farc. Nosotros hemos sido sinceros cuando expresamos la preocupación por lo que ocurre en la frontera y denunciamos que las Farc la han venido utilizando como un burladero. La reacción del Gobierno venezolano hasta ahora ha sido muy apropiada y favorable. Se han comprometido a que van a perseguir a los guerrilleros que estén en su territorio. Ayer se acordó que los comandantes regionales de ambos países, por primera vez en más de una década, van a poder hablarse para coordinar operaciones. Ojalá sean efectivos y todo eso sea cierto, pues son los pasos en la dirección correcta. Lo que uno se pregunta es si el “nuevo mejor amigo” y el presidente Santos se estrecharon la mano hace casi dos años, ¿por qué apenas ahora el Gobierno de Venezuela está tomando medidas para proteger la frontera?Comenzar a restablecer unas relaciones que estuvieron muy tensas y a punto de llegar a problemas mayores ha implicado un ejercicio de confianza y de tomar algunas medidas. Yo creo que es bueno que vayan ocurriendo cosas, pero también es importante que esta colaboración implique efectividad y hechos concretos. Desde el primer momento que establecimos comunicación con ellos hemos sido muy prudentes, pero yo siempre he sido franco en privado porque tener buenas relaciones es poder decir las cosas como son.Usted dice que están haciendo extradiciones, pero un guerrillero tan simbólico como ‘El Cantante’ lleva más de año y medio detenido en Venezuela y no se ha logrado que lo envíen a Colombia...Frente a los capturados no sólo está el caso de ese individuo sino de otro que este año solicitamos la captura: alias Fernando Marquetaliano, un guerrillero histórico de las Farc y que fue compañero de ‘Tirofijo’, y se le detuvo. Creo que hay unos procedimientos jurídicos que se deben surtir, pues los defensores de esos sujetos buscarán obstáculos para que no los extraditen. Pero nosotros seguimos insistiendo en capturas y en extradiciones. Es importante decir que en el caso de ‘El Cantante’ es la Fiscalía General de la Nación la que debe estar pendiente de ese trámite porque estos individuos tienen que venir a responder por los delitos que han cometido.Entonces, ¿es o no confiable militarmente Venezuela para Colombia?Históricamente Colombia ha sido una nación pacífica que siempre ha estado interesada en tener buenas relaciones con los vecinos y evitar situaciones de conflicto. Yo creo que en la medida en que logremos eso, se reducen las tensiones y preocupaciones. ¿Qué pasa si se vuelve a presentar otro ataque como el que sufrieron los militares en La Guajira, por guerrilleros que salieron de Venezuela y luego regresaron a ese país?Lo primero que hay que decir es que esos militares combatieron. Nos duele mucho que hayan entregado su vida, pero en últimas, cumplieron con su misión que fue la de defender otro grupo profesional de soldados que estaba reparando unas torres de energía. Ellos se enfrentaron en inferioridad de condiciones, en plena frontera, entonces no hay que perder de vista que esta gente está haciendo su trabajo. Si algo vuelve a ocurrir y se cumplen esos mecanismos que se acordaron donde los comandantes locales pueden coordinar, seguramente podría haber una respuesta más efectiva y más coordinación, eso es lo que uno quisiera ver. Uno entiende que nuestras fronteras son muy extensas y nadie las puede cuidar metro a metro, pero si hay coordinación y voluntad, se reduce el rango de acción de los criminales. Pero a pesar de que se ha hablado de esa cooperación, hoy no existe comunicación entre las inteligencias de los dos países. El reciente ataque duró cerca de una hora y no hubo apoyo de las autoridades venezolanas...Se han dado pasos. Primero se ha venido trabajando en el tema de los narcotraficantes; segundo, se les ha podido entregar información al máximo nivel que ha permitido algunas capturas. Pero lo cierto es que hace más de once años no había la posibilidad de coordinar entre comandantes regionales de un lado y otro lado de la frontera porque eso no hacía parte de la política de Venezuela. Los hechos recientes han llevado a que ayer se hiciera una reunión de los generales, con instrucción mía y autorización del Presidente, con sus homólogos en Maracaibo y acordaron que empezaría a darse un tema de coordinación, eso es lo nuevo y lo que empezaría a ocurrir en adelante. ¿Pero qué tanta franqueza hay en las relaciones entre las Fuerzas Militares colombianas y venezolanas?Como lo dije, en los últimos doce años esa relación era inexistente, sólo de dos años para acá se ha restablecido a nivel de presidentes y gabinetes y esperamos que todo eso redunde en coordinación, la misma que tenemos con otros países y por lo cual podemos ser efectivos. Ha sido un secreto a voces la presencia de campamentos guerrilleros en Venezuela, incluso se dice que ‘Timochenko’ está escondido en una finca del hermano del presidente Hugo Chávez...Hay muchas especulaciones, muchas son ciertas, otras no. Al Ministro de Defensa de Colombia sólo le queda hablar con hechos, por eso lo que hemos tenido que decir lo decimos y en privado hemos sido muy francos. A pesar de las dificultades hay que registrar con una expectativa positiva que ahora se diga se va a dar una coordinación, esperamos que sea efectiva. ¿No le parece curioso que nunca se escuche una noticia de un enfrentamiento entre miembros del ejército venezolano y la guerrilla colombiana?Esperemos que eso comience a darse. Cuando uno mira las cifras del Ministerio de Defensa, ve que en casi todos aspectos de la seguridad hay más acciones con respecto al año anterior, sin embargo, en el país hay una sensación de inseguridad por los recientes ataques de las Farc. ¿Por qué la guerrilla sigue dando esos golpes tan espectaculares? Yo me siento con la autoridad moral para hablar porque fui viceministro de Defensa entre el 2006 y el 2009. En ese período las Fuerzas Armadas dieron los golpes más fuertes y entonces al país le quedó la impresión de que prácticamente las guerrillas estaban derrotadas, pero eso no es verdad. Haber dado esos golpes ha resultado estratégico porque esas organizaciones se han debilitado, las devolvimos del acoso que ejercían sobre las ciudades hacia sus áreas base tradicionales. El primer año que hubo un incremento de acciones subversivas fue el 2009, luego el 2010 y el 2011 y el 2012, particularmente enero, febrero y mayo. Entonces hicimos un estudio de cada uno de estos grupos para ver cómo estaban actuando y se acordó un nuevo plan. A partir de febrero nos lanzamos sobre las áreas base de estas organizaciones, por ejemplo la zona del sur del Valle y el norte del Cauca, donde nos metimos con una fuerza de tarea completa con más de 2.500 hombres. Entonces cuando uno se mete al avispero, alborota las avispas y eso es lo que han intentado en el famoso territorio de El Palo, donde les hemos cerrado los corredores de droga. Por eso hay más ataques y más soldados y policías muertos este año.¿Y ese plan ya ha dado resultados?Esta campaña apenas está en implementación y en algunas áreas ya hay resultados completos o se ha empezado a controlar el volumen de acciones o hay golpes como el caso de Arauca o Vista Hermosa. Le doy un dato sobre el caso Farc. Hasta el año 2006 no habíamos dado de baja a ningún cabecilla. Desde el 2007, que venimos golpeando uno a uno a los comandantes de frente, nunca habíamos dado de baja a once comandantes en un solo año. El día que murió ‘Alfonso Cano’ fue un día histórico para las Fuerzas Armadas, pero también fue un reto porque descubrimos que las primeras páginas ya no nos iban a tocar, pues él era el máximo jefe, entonces nos correspondió dar golpes a una cantidad de comandantes regionales que no tienen la relevancia nacional. Pero como yo no estoy en campaña política, me toca dedicarme a hacer el trabajo. ¿Usted, que conoce al presidente Uribe, a qué atribuye que la seguridad se haya convertido en el epicentro de una polémica en la opinión pública?Eso tiene dos dimensiones, la real es que no estamos aquí porque las cosas hayan comenzado esta mañana o hace meses, sino que lo que ha pasado en la guerra de Colombia es una evolución y los logros de las Fuerzas Armadas han creado en los grupos criminales nuevas formas de delinquir, por eso andan felices de civil, utilizando minas y usando la protesta social como alternativa. Todo eso son consecuencias de los logros.En la parte política, me parece lamentable que se pierda la alineación nacional frente al tema de la seguridad. Yo soy muy respetuoso de las decisiones políticas de cada quien, pero pareciera que ahora para posicionarse políticamente hay que criticar este tema. ¿Será que Uribe está utilizando eso políticamente o de verdad está preocupado por lo que pasa en el país?Yo creo que él tiene una preocupación real porque es un patriota. Pero también creo que hay un sector que está haciendo política con eso. ¿Ese debate político frente a la seguridad cómo ha afectado la moral de la Fuerza Pública?No creo que el debate impacte mucho porque las Fuerzas Militares son muy independientes. Lo que preocupa a las Fuerzas es la inseguridad jurídica, por eso tuvimos que llevar un acto legislativo a un complejo debate, pero se ha ido moviendo. También les preocupa, a ciertos sectores de retirados, unas demandas que llevan más de 20 años que no se han resuelto. Otro tema es el del bienestar, porque duplicamos las Fuerzas Militares en diez años pero les dejamos la misma infraestructura en bienestar. Por eso estamos haciendo inversiones de $1 billón en temas de salud, vivienda, educación y otros. A propósito de molestias, ¿qué opinión le merecen los comentarios que han hecho algunos exmilitares, incluso en correos, manifestando su inconformidad?Los militares retirados son patriotas y lo único que hacen todo el día es pensar en el país y amarlo. Yo soy un hijo de esa familia y sé que todo el tiempo hay preocupaciones sobre el país. Lo que no es aceptable es la posición de dos o tres que han hablado de romper el orden constitucional, eso sí no se acepta y tendría consecuencias legales. Frente al ataque contra el exministro Fernando Londoño ha habido desconcierto por la prudencia que ha tenido el Gobierno a la hora de señalar su autoría, teniendo en cuenta que las Farc es de los pocos grupos que pudo planear ese tipo de atentado...Una característica de este Gobierno, y hablo en particular de mi gestión, es que yo sólo soy dado a hablar de cosas concretas. Todo el tiempo he dicho que no descarto, de ninguna manera, a las Farc. Es más, por razones históricas y de indicios previos, es natural pensar en esa hipótesis, sólo que hasta hoy no existen pruebas. Cuando se tengan, lo diremos, pero por ahora debemos ser responsables.Cali siempre ha sido blanco del terrorismo, incluso es conocida como la capital de las Farc. ¿Luego del atentado en Bogotá hay amenazas sobre la capital del Valle?Las Fuerzas Militares son fuertes y tienen la inteligencia para actuar y por eso se han evitado muchas acciones. La mejor herramienta contra el terrorismo es la denuncia de la ciudadanía. Ese es un mensaje importante para Cali y para todas las ciudades. Si la gente informa sobre cosas raras, se puede actuar a tiempo. Yo he dado instrucciones para que en las ciudades haya más presencia militar, eso es un plan al que se le dará mucha fuerza, porque a la población le gusta ver a los policías y militares cerca.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad