Timochenko cuestionó condena de indígenas a guerrilleros en el Cauca

Noviembre 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

La Constitución colombiana brinda a las autoridades de los pueblos indígenas la potestad de realizar juicios por delitos cometidos en sus territorios ancestrales.

El jefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, calificó de "absurda" la sentencia a indígenas de la etnia nasa contra siete guerrilleros por la muerte de dos aborígenes de esa comunidad, ocurrida la semana pasada en el Cauca. Como se recuerda, los guardias Daniel Coicué y Manuel Antonio Tumiñá, fueron asesinados por los guerrilleros tras intentar desmontar una propaganda de las Farc en la vereda El Cestiadero. Eran pancartas conmemorativas al aniversario de la muerte del jefe de la guerrilla, Alfonso Cano.Una asamblea de la etnia nasa en el municipio de Toribío, Cauca condenó a los siete insurgentes, a penas que van desde 20 latigazos y reclusión preventiva hasta 60 años de cárcel. "Es evidente que ese tipo de procedimientos repugna al más elemental sentido de justicia", señaló Timochenko en una columna fechada el martes 11 en "las montañas de Colombia" y publicada el jueves en el sitio web de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), cercana a las Farc. El líder rebelde dijo que "se acusa falsamente a los milicianos de haber asesinado cobardemente a dos guardias indígenas que les reclamaron por la instalación de una valla" alusiva al fallecido jefe de las Farc, Guillermo León Sáenz ("Alfonso Cano"), el antecesor de Timochenko, abatido en 2011. "Los capturan los guardias indígenas y los juzgan y condenan esos mismos guardias indígenas", escribió Timochenko, quien afirmó que los milicianos dispararon en defensa propia. Las Farc reconocieron el asesinato de los guardias indígenas Manuel Antonio Tumiñá y Daniel Coicué, en una zona rural de Toribío, lamentando "el deselenlace luctuoso de un hecho que no merecía tal exacerbación". La sanción contra los miembros de las Farc fue elogiada en las redes sociales por varios líderes de opinión, que la calificaron de "eficaz, rápida y justa", pero criticada por la oficina de la ONU en Colombia. Para Timochenko, la condena "no es otra cosa que el reinado absoluto de la arbitrariedad en un país que se describe como modelo". "Si ese es el país al que piensan debemos reintegrarnos, no hay entonces la mínima posibilidad de ello" añadió. Las Farc y el Gobierno adelantan desde hace dos años negociaciones en La Habana para poner fin a un conflicto armado de más de 50 años. La Constitución colombiana brinda a las autoridades de los pueblos indígenas la potestad de realizar juicios por delitos cometidos en sus territorios ancestrales, aunque no pueden aplicar penas que contravengan la Carta Magna o las leyes del país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad