Temor vuelve a instalarse en la zona montañosa de Tuluá

Temor vuelve a instalarse en la zona montañosa de Tuluá

Febrero 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Temor vuelve a instalarse en la zona montañosa de Tuluá

En uno de los árboles del puente que comunica al corregimiento de San Rafael con Ceylán, en Tuluá, quedó uno de los costales donde las Farc ubicaron explosivos. Al parecer es una nueva modalidad.

En las últimas semanas se han presentado varios hechos de violencia y en enero pasado un soldado profesional fue asesinado en el corregimiento de Puerto Frazadas. Población está en alerta.

Los hostigamientos que las Farc han hecho en contra de la Fuerza Pública durante los últimos meses en la zona montañosa de Tuluá, que incluso le causaron la muerte a un soldado profesional en el corregimiento de Puerto Frazadas (en enero pasado), hicieron que la incertidumbre y el temor se apoderaran de nuevo de los habitantes del sector.El hecho más reciente lo protagonizaron los subversivos el pasado miércoles, cuando obligaron a dos conductores a ubicar sobre la carretera sus vehículos, impidiendo de esta manera el tránsito hacia la parte alta de la montaña. Ese día no se pudo evacuar ningún producto agrícola ni los 10.000 litros de leche que se producen diariamente en los corregimientos de Barragán y Santa Lucía. Tampoco los 555 estudiantes de la Institución Educativa San Rafael pudieron llegar a clases. Diagonal al colegio, las Farc habían dejado un campero abandonado y no se sabía si tenía explosivos.Los guerrilleros, al parecer de la columna Alirio Torres de las Farc, también dispararon durante quince minutos contra tropas de la Tercera Brigada que hacían presencia en el sector. Presencia de la guerrilla Según un líder de la región, desde hace un año se observan grupos de 20 ó 30 guerrilleros vistiendo camuflado y utilizando armas de largo alcance, cuando antes sólo se veía a pequeños grupos de cuatro o cinco milicianos de civil.“Creo que esta gente se siente ahora más confiada y nuestra preocupación es que esto se vuelva un campo de batalla”, dijo un habitante de Puerto Frazadas.Lo que reclama la población de los corregimientos de San Rafael, Ceylán, Puerto Frazadas, Barragán, Monteloro y Santa Lucía, es una mayor presencia del Ejército. Los campesinos recuerdan las acciones efectivas de la Brigada Móvil 20 que en dos años “limpió” la zona de subversivos. Esa unidad militar, compuesta por tres batallones y 1.200 hombres, había establecido un puesto de mando en el Alto de la Italia. Los uniformados fueron trasladados en el 2010 al Tolima debido a la persecución de ‘Alfonso Cano’.Los habitantes sostienen que entre el 2008 y el 2010 el Ejército les propinó a las Farc golpes contundentes. La institución reportaba el decomiso de explosivos, la captura y la muerte en combate de varios cabecillas del grupo ilegal. Uno de los resultados más destacados de la brigada fue la muerte de Fausto Lugo Vásquez, alias Leonel o Caballo, quien era el segundo cabecilla de la compañía Víctor Saavedra a mediados del 2009. Región asegurada El comandante del Batallón Palacé de Buga, teniente coronel Édison Camargo López, dijo que la comunidad puede estar segura de que la región está protegida, “porque hemos ocupado el área”.Según el oficial, lo que pasa es que la topografía es muy quebrada, pues se trata de un cañón muy difícil de transitar, por lo que los soldados solamente lo pueden hacer por las carreteras.Agregó que el grupo ilegal está utilizando una nueva modalidad para atacar a la Fuerza Pública. Los subversivos han ubicado en las ramas de los árboles artefactos de fabricación artesanal combinados con detonadores de tecnología de punta, denominados telemandos, que se pueden activar a distancia.La modalidad fue detectada en los enfrentamientos del pasado miércoles. Los militares vieron la explosión de uno de los costales en un puente de la vía entre San Rafael y Ceylán. Ejército incautó 150 granadas en Florida Tropas de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército incautaron ayer en el municipio de Florida (Valle) 150 granadas de 40 milímetros que, al parecer, pertenecían a las Farc.El decomiso se dio en la carretera que comunica las veredas de El Pedregal y la Diana. De acuerdo con las autoridades, las granadas, que serían propiedad de la columna móvil Gabriel Galviz, iban a ser utilizadas para atentar contra miembros de la Fuerza Pública cuando se movilizaran por esta vía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad