Tabares dijo a la Fiscalía que fueron varias las reuniones para filtrar a la Corte

Septiembre 16, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Fernando Tabares, ex director General de Inteligencia del DAS, también habla de una cita con una reconocida periodista y filtraciones programadas de información a los medios de comunicación.

Colprensa tuvo acceso a la declaración completa de Fernando Tabares, ex director General de Inteligencia del DAS, en la que aseguró a un fiscal delegado ante la Corte Suprema, que no fue solo un encuentro el que tuvo el ex secretario general de la Casa de Nariño Bernardo Moreno y otros altos funcionarios con miembros del DAS, para pedir información sobre los avances en las infiltraciones a la Corte Suprema y opositores, sino que fueron varios y en diferentes espacios.También habla de una cita con una reconocida periodista y filtraciones programadas de información a los medios de comunicación.Tabares, quien está esperando que la Fiscalía le permita acogerse al principio de oportunidad con la información que entregó al ente investigador, relató durante un interrogatorio todos los detalles de cómo conseguía el DAS información para buscar un escándalo en contra de los magistrados del Alto Tribunal, así como también qué peticiones específicas eran hechas desde la Casa de Nariño, según lo que a él le dijeron, por petición del ahora ex presidente de la República Álvaro Uribe.La primera cita fue en el Metropolitan Club de Bogotá, según dijo Tabares, entre María del Pilar Hurtado, ahora ex directora del DAS, Moreno y él mismo. “Posteriormente el doctor Moreno le manifiesta a la doctora Hurtado que el interés del señor Presidente de la República era que el DAS lo mantuviera informado sobre cuatro temas o aspectos principales: la Corte Suprema de Justicia, la senadora Piedad Córdoba, el senador Gustavo Petro y el periodista Daniel Coronell”. Para completar la información pedida por Moreno, diferentes movimientos se empezaron a fraguar al interior del DAS.Incluso, Tabares durante su interrogatorio ante el fiscal octavo delegado ante la Corte Suprema, Misael Rodríguez, relata cómo en cierta ocasión por orden de Hurtado, Marta Leal, ex subdirectora de análisis, es enviada a Medellín para que reciba una información sobre “el caso Tasmania”, con el que trataban de poner al descubierto un supuesto complot del magistrado auxiliar de la Corte, Iván Velásquez.“La doctora Marta Leal se desplaza ese mismo día a Medellín y allí le entregan un sobre cerrado que tenía como destinatario el señor Presidente de la República y esa misma noche, ella regresa y, según su informe, se lo entrega a la doctora Hurtado”, explicó Tabares en su declaración a la Fiscalía.Como ese caso fue fallido y no pudieron desprestigiar a la Corte, Tabares contó de otra reunión a la que fue citada Hurtado el 23 de abril del 2008. Ella decide no asistir porque se llevaría a cabo con Edmundo del Castillo, ex asesor jurídico de la Presidencia, y en su reemplazo manda a Leal, a quien le hablan de lo que sería el caso Job, según dijo Tabares, “es que la intención de dicha reunión era la de afectar al magistrado Iván Velásquez, algo similar a lo que se pretendía con el caso Tasmania” .Además de estas dos citas, Tabares habla de otras, en las que por ejemplo también estuvieron funcionarios de la Uiaf, y otras en las que se habló del caso exclusivo del magistrado Iván Velásquez.Las filtraciones a Salud HernándezAdemás de unas filtraciones de información que pedía la Casa de Nariño a diferentes medios de comunicación, Tabares relató cómo en junio de 2008 conoció, en el despacho de la ahora ex directora del DAS, a la periodista Salud Hernández Mora, en una cita donde también estuvo Jorge Lagos.Este último, según Tabares, les indicó "que por instrucciones también de la Casa de Nariño había que entregarle cierta información a la citada periodista con relación a lo que nosotros denominamos el caso Paseo”, que resultó ser un viaje de los magistrados de la Corte a Neiva, con patrocinio del cuestionado empresario Ascencio Reyes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad