¿Por qué Arauca se convirtió en un botín que se reparten las Farc y el ELN?

Septiembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Arcadio González Ardila | Colprensa
¿Por qué Arauca se convirtió en un botín que se reparten las Farc y el ELN?

En julio pasado fue instalada la Fuerza Naval de Oriente, un contingente que prestará seguridad a habitantes de Arauca, Meta, Guainía, Casanare y Vichada.

Este año en dos atentados murieron 29 soldados. ¿Qué hace del departamento un objetivo para las guerrillas?

Arauca es la tercera pata que sostiene al estratégico triángulo conocido como el ‘A, B, C’, que no es otra cosa que la región integrada por los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare.De los tres, es el departamento más pequeño, pero tal vez el más rico y, paradójicamente, el más pobre, a pesar de recibir multimillonarios recursos de las regalías por la explotación de recursos naturales, en especial el petróleo.Y con la bonanza petrolera llegaron las Farc y tras ellas el Ejército de Liberación Nacional, ELN, cuyos enfrentamientos en los últimos diez años han dejado más de 1.500 muertos.Según un informe de la Corporación Arco Iris, es uno de los departamentos más afectados por el conflicto, especialmente por los ataques a la infraestructura eléctrica y petrolera. Este año, ya son dos atentados registrados en ese lejano territorio, en los que murieron 29 militares. El último se presentó el fin de semana pasado, en una alianza entre las Farc y el ELN.El año pasado las Farc perpetraron 64 ataques en diferentes puntos de Arauca y en lo corrido de este la cifra es de 48, especialmente cometidos por el Frente 10, al mando de alias Efrén.La bonanza y la guerraSolo entre 1983, año en que comenzó oficialmente la explotación petrolera, y el pasado el 2010, Arauca recibió tres billones de pesos en regalías, lo que da una muestra de cuánto le corresponde a cada uno de sus siete municipios. Tal vez por ello, Arauca todavía conserva el estigma de ser uno de los departamentos más corruptos del país, rótulo que comenzó a acuñar hace poco más de dos décadas cuando era tanto el dinero para inversión social que sus administradores se volvieron ‘locos’: piscinas de olas, un hospital a cien metros de la pista del aeropuerto, un velódromo en una ciudad de 40 grados centígrados.Claro, Arauca lucha contra sus propios karmas, en especial la violencia que comenzó cuando pasó de recibir 3 mil millones de pesos de regalías, hace cuatro décadas, a ser la región del país con mayor crecimiento económico. Y como en ‘río revuelto ganancia de pescadores’, de los lejanos Córdoba y Antioquia llegaron hace diez años los grupos paramilitares a disputarles parte del botín a las guerrillas. Lo lograron, pero con centenares de muertes por delante. Con la desmovilización de las autodefensas se desvaneció uno de los actores armados ilegales, y Arauca volvió a ser escenario de la disputa entre Farc y ELN. Luego, a comienzos de este año decidieron ‘hacerse pasito’ para luchar contra el mismo “enemigo”: las multinacionales que “se roban los recursos naturales”, según los continuos comunicados de lo grupos guerrilleros. Atrás parece haber quedado la repartición territorial: las Farc se habían arrogado el dominio de Arauquita y Saravena, y el ELN el de Arauca, Tame y Puerto Rondón. Hoy, las dos guerrillas operan de forma conjunta, asediadas por las llamadas bacrim que dejó el coletazo paramilitar.El pasado 24 de agosto 14 militares murieron en una emboscada en Tame. El comandante del Ejército, Juan Pablo Rodríguez, atribuyó el atentado a una alianza entre las Farc y el ELN.Un mes antes, el 20 de julio, Día de la Independencia, las Farc asesinaron a 15 militares en un atentado en Fortul. En marzo del año pasado, las Farc ya habían asesinado a 11 militares en Arauquita. Y es que en apenas 23 mil kilómetros cuadrados (300 mil habitantes en 2010), operan casi mil subversivos de los frentes 10, 45, 28, y las columnas ‘Bricelio Almarales’ y ‘Julio Mario Tavera’, y el temible frente ‘Domingo Lain’ del ELN que tiene siete compañías con casi 200 hombres en armas.Posición estratégicaPero, ¿qué hace de Arauca un objetivo estratégico para las guerrillas? Si bien los cerca de 20 mil hombres de Ejército y Policía destacados en esa zona nororiental del país han propinado importantes golpes contra las Farc y el ELN, debilitando estructuras como el legendario frente ‘Domingo Laín’, por años amo y señor de las extorsiones a petroleras y contratistas, Arauca sigue siendo un territorio deseado para cualquier actor armado ilegal.La guerrilla controla el narcotráfico, la extorsión a multinacionales y contratistas y la intimidación a pequeños comerciantes. Arauca es un es un corredor estratégico por estar cerca de la frontera con Venezuela, donde Farc y ELN se refugian de la persecución del Ejército.Desde allí, según autoridades binacionales, planean y negocian secuestros y emboscadas y, obviamente, manejan todo el contrabando de combustibles y mercancías. A todo ello se suma la presencia de varias compañías multinacionales y la construcción del Oleoducto Bicentenario, que llevará el crudo desde Arauca hasta Sucre.“Las Farc y el ELN se han vuelto a empoderar en Arauca, han vuelto a tener control armado sobre la población, control territorial que habían perdido. Hoy las Fuerzas Militares están en desventaja táctica”, afirma el analista en temas de seguridad nacional Alfredo Rangel Suárez.Por su parte, León Valencia, exdirector de la Fundación Nuevo Arco Iris, sostiene que la situación actual de Arauca no es muy distinta a la que ha vivido esa región en los últimos años.“Arauca vive los mismos problemas de las últimas dos décadas. Al lado del Catatumbo, Cauca y Nariño, es una zona donde se concentra la mayor preocupación de orden público”, señala el experto en seguridad.Valencia explica que “el problema” es que más del 70 % de la Fuerza Pública está destinada al cuidado de la infraestructura energética. “La Fuerza Pública está en una situación poco activa, se vuelve vulnerable por la rutina, en un mismo territorio, mientras la guerrilla tiene mayor movilidad”.Ahora, según el coronel en retiro del Ejército Carlos Alfonso Velásquez, con las negociaciones de paz con las Farc y la posibilidad de una mesa paralela para el ELN, es posible que las circunstancias cambien. “Farc y ELN se unieron para dar la impresión de unidad política, pero en realidad lo que buscan es mayor margen operacional. Un proceso de paz con el ELN beneficiaría mucho a Arauca”, dice el catedrático.Valencia y Rangel también coinciden en esta apreciación, pues consideran que un escenario de paz le brindaría una mayor tranquilidad a una de las regiones más convulsionadas del país, donde la población civil ha sufrido las consecuencias de la violencia.No en vano, entre 2001 y 2011 el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo emitió 145 Alertas Tempranas, 444 Informes de Riesgo y 431 Notas de Seguimiento, es decir, más de mil Situaciones de Riesgo Advertidos para la sufrida Arauca.Una nueva estrategiaDe acuerdo con una investigación del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), en esta alianza entre las Farc y el ELN en Arauca las guerrillas crearon una ‘comisión social’, compuesta por ocho miembros: cuatro de los frentes 10 y 45 de las Farc y cuatro del Comando Central del ELN. “La alianza militar fue posible gracias a esta figura. La misión es reparar el daño que hicieron ambos grupos cuando mantenían su guerra en la zona. Entonces, una mujer puede llegar a la comisión y exigir una reparación porque le quemaron su casa en un ataque guerrillero”, explica el investigador Juan David Velasco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad