Niña de seis años habría sido lanzada desde un piso 18 en Medellín

Julio 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

La novia del padre de la menor, quien presuntamente la habría lanzando, no aceptó los cargos de intento de homicidio.

En la cárcel de El Pedregal, del corregimiento San Cristóbal, fue recluida este lunes en la tarde una mujer que es sospechosa de haber atentado contra la niña de seis años que el jueves anterior cayó desde el piso 18 de un edificio de apartamentos en El Poblado, en Medellín.A la mujer, que fue capturada el domingo por efectivos de la Sijín, se le acusa de tentativa de homicidio agravado y se le sindica de haber lanzado a la pequeña al vacío.En la audiencia de legalización de la captura, la mujer no aceptó los cargos. La niña sobrevivió a la caída y llegó con vida al hospital, donde permanece en estado crítico.Con la medida de aseguramiento de detención carcelaria, lo que en un principio pudo parecer como un accidente toma un nuevo rumbo y adquiere tintes de hecho criminal, en caso de que las autoridades logren probar que, efectivamente, la niña fue arrojada desde las alturas.La detenida es una mujer de 23 años y desde hace unos tres años mantiene una relación sentimental con el padre de la pequeña, quien se había separado de la madre de la víctima, cuyo nombre no se revela por tratarse de una menor de edad.La mujer fue detenida en su propia casa del barrio La Maruchenga, en los límites de Medellín y Bello, hacia el mediodía del domingo, reveló una fuente allegada a la familia de la acusada.Por tratarse de una familia de escasos recursos, la acusada pidió que le fuera asignado un abogado de oficio, quien la asistió en la audiencia en el Juzgado 16 Penal Control de Garantías.La audienciaDicha audiencia inició a las 9:30 a.m. y se prolongó hasta las 2:15 p.m. El trámite se hizo a puerta cerrada y sin presencia de público, ni prensa, ni testigos, por tratarse de un caso en el cual la víctima es una menor de edad.Según unas mínimas declaraciones entregadas por la juez del caso, la mujer no aceptó los cargos que se le imputan como presunta autora de tentativa de homicidio.En principio, la juez acogió los argumentos de la Fiscalía, basados en dos hechos concretos: las declaraciones de un testigo presencial de los hechos, quien habría visto cuando la niña, en el balcón del piso 18 del edificio Riachuelos, era sostenida en brazos por una mujer que luego la habría dejado caer al piso.El otro argumento tiene que ver con presuntas versiones que le habría dado la niña a una enfermera, en uno de sus momentos de conciencia, en el sentido de que había sido lanzada al vacío, sobreviviendo milagrosamente al caer en unos arbustos del antejardín del edificio.El general Yesid Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín, señaló que desde el primer momento del incidente, el jueves 5 de julio al mediodía, se inició una investigación en conjunto con la Fiscalía, apoyados en la actitud para ellos sospechosa de la mujer capturada."Ella, después del lamentable hecho, salió del edificio unos minutos después, argumentó ante el fiscal que no estuvo en el hecho, pero pudimos comprobar que salió apresurada", dijo el oficial.Añadió que, además, ni siquiera intentó auxiliar a la pequeña: "Alcanzó a salir sin ningún problema y es una de las pruebas que se plantearon en la audiencia" .La lucha por la vidaEn las afueras del Juzgado 16 se aglutinaron gran cantidad de periodistas y curiosos que querían ver de frente a la mujer asegurada. No se hicieron presentes familiares de la niña.La pequeña, según el parte médico entregado por la Clínica El Rosario a los medios de comunicación, sigue en estado crítico, aunque con una evolución satisfactoria."La niña tuvo daños en los diferentes sistemas: neurológico, en el respiratorio y en el cardiaco y a nivel abdominal sufrió varios traumas", precisó Carlos Alberto Sánchez, el médico jefe del centro hospitalario, donde se hacen todos los esfuerzos por salvarle la vida.El galeno recordó que el proceso de recuperación de la niña es lento teniendo en cuenta su estado de gravedad, "obviamente, generado por los traumas sufridos y lo delicado del accidente" , puntualizó.¿Qué sigue?Fuentes de la Fiscalía de Medellín precisaron que si se llega a comprobar la culpabilidad de la mujer en el intento de homicidio, ella podría ser condenada a purgar una pena que iría entre los 16 y los 37 años.Por tratarse la víctima de una menor de edad, precisó la fuente, se agrava el hecho y la sindicada no tendría derecho a rebaja de la pena ni siquiera en caso de aceptar los cargos. En las afueras del Juzgado 16 estuvieron presentes algunos allegados a la mujer, pero no quisieron referirse al caso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad