Murió mujer que fue herida en un atentado en Tuluá

Mayo 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

Una vendedora de boletas fue víctima fatal de una bala perdida.

Con la muerte de una mujer en las últimas horas, se elevó a 11 el número de personas asesinadas en las calles de Tuluá en un lapso de ocho días. María Nancy Cardona Grajales, una humilde vendedora de boletas de 36 años, fue víctima de una bala perdida, en un hecho que se registró en la vía principal del corregimiento de Aguaclara, en donde sicarios motorizados acabaron con la vida el pasado viernes de Rubén Darío Zapata Corrales, un soldador de 26 años.María Nancy, oriunda de la Virginia, Risaralda, caminaba desprevenidamente por ese sector cuando una bala perdida le interesó el oído izquierdo lo que le produjo la muerte en el hospital Evaristo García, en Cali, hasta donde había sido remitida.Ese mismo día, a las 7:30 p.m. dentro de una vivienda ubicada en la Calle 9ª número 18-76 del barrio Santa Isabel, desconocidos asesinaron de varios disparos a José Daylo Moreno Moreno, de 36 años. Sobre este caso se sabe que dos hombres llegaron hasta la casa de este ciudadano, quien se desempeñaba como mensajero de una quesera, y luego de hablar con su víctima por espacio de varios minutos procedieron a propinarle varios disparos en la cabeza los que le produjeron la muerte de manera inmediata.La racha criminal que se registra en Tuluá se inició la semana pasada con una serie de muertes violentas en lo que las autoridades han denominado como un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al expendio de alucinógenos,Sobre estos hechos, el comandante del Segundo Distrito de Policía, teniente coronel, Luis Rodolfo Díaz Castiblanco, dijo que para afrontar esta ola de crímenes se van a implementar nuevas estrategias de seguridad en el Municipio. Por su parte, el coronel Díaz, manifestó que se ha establecido un plan de recompensas por parte de la Sijín para las personas que brinden información que permita la judicialización de los responsables de estos hechos de sangre.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad