Los siete grupos disidentes de las Farc que amenazan al Pacífico

Los siete grupos disidentes de las Farc que amenazan al Pacífico

Octubre 22, 2017 - 08:05 a.m. Por:
Redacción de El País
Toribío, Cauca, vestigios del conflicto

En Toribío, Cauca, aún son visibles los estragos que dejó el conflicto armado. Sus habitantes piden que las disidencias no acaben con la esperanza de paz.

Foto: El País

Toribío, en el Cauca, se había acostumbrado a vivir en paz. Como es natural, luego de la firma del acuerdo con las Farc, sus habitantes volvieron a concurrir a espacios del pueblo como la plaza principal y el polideportivo.

Sin embargo, hoy en los rostros de las personas se observa un temor por cuenta de lo ocurrido el pasado 12 de octubre.

Hacia las 7:30 p.m. de ese día, y aprovechando que el pueblo estaba a oscuras (por cuenta de un atentado terrorista a la infraestructura de la Compañía Energética de Occidente), un grupo de hombres disparó contra la parte trasera de la estación de Policía. Se escucharon diez tiros en un intervalo de 40 minutos.

Una fuente militar del Cauca dio a conocer que aunque todavía no se ha establecido quiénes están detrás de los hechos, sí hay dos grupos de exguerrilleros que operan en la zona y que en total serían 45 hombres. Las dos estructuras, que no tendrían nombres, se estarían moviendo no solo en zona rural de Toribío, también en Jambaló, Caloto y Corinto, norte del Cauca.

Mapa de exguerrilleros de las Farc armados

Una agrupación estaría a cargo de alias El Burro, un antiguo fariano del Sexto Frente y quien sería el mismo que lidera otra disidencia, esta vez en el Valle, en zona rural de Jamundí, junto a un hombre conocido como ‘El Enano’.

El otro puñado de exguerrilleros sería una reunión de antiguos miembros de la Compañía Miller Perdomo, la responsable en 2015 de asesinar a diez militares en la vereda La Esperanza, zona rural del municipio de Buenos Aires.

“Cuando están en lugares apartados a los cascos urbanos ellos visten de camuflados, pero cuando bajan a los pueblos lo hacen de civil. No se sabe con certeza con cuántas armas se quedaron porque no hemos tenido un desmovilizado de esas estructuras para saber sobre este tema. Lo que sí sabemos es que cuentan con algo de explosivos”, relata la fuente.

A comienzos del mes de octubre, la Fundación Paz y Reconciliación dio a conocer que en Toribío, El Tambo, Suárez, Morales y Buenos Aires, otra agrupación de desertores, esta vez del Frente 8, al mando de alias Pija, estaba haciendo presencia en esta zona caucana. “Este grupo es muy agresivo y tal vez el que muestra procesos de ‘bandolerización’ más fuerte”, afirman en el artículo Ariel Ávila y Alejandro Restrepo, miembros de la Fundación.

Lea también: Disidentes de las Farc estarían detrás de inseguridad y terror en Jamundí

Los cultivos de marihuana bajo invernadero, en el Cauca, están presentes en 36 de los 42 municipios, según la ONU. Este sería el principal ‘combustible’ de las disidencias.


No obstante, para la fuente militar, ‘Pija’ se habría movido con sus 30 hombres hacia el Tambo y alrededores luego del homicidio del ‘Negro Simón’ en la vereda La Alejandría, zona rural de Suárez. El hombre era un antiguo miembro de las Farc.

“‘Pija’ habría ordenado el asesinato del ‘Negro Simón’, por eso tuvo que moverse con su personal. Hay informaciones que también indican que se le ha visto en el sur del departamento haciendo contactos con disidentes de las Farc de Nariño y miembros del ELN”, expresa el militar.

Y es que a través del Censo Delictivo Semanal de la Fiscalía General de la Nación, hasta julio pasado en 48 municipios del país había presencia de disidencias de las Farc, representadas en más de 500 personas (once grupos armados), de las cuales 205 estarían ubicadas en Guaviare, Amazonas y Vaupés, todas serían exguerrilleros de los frentes 1, 16 y Acacio Medina que siguen órdenes de alias Gentil Duarte, quien le dio la espalda al proceso de paz durante la etapa de concentración en zonas veredales. El Secretariado de las Farc lo expulsó de la organización en mayo pasado junto a ‘Euclides Mora’, ‘John Cuarenta’, ‘Giovanny Chuspas’ y ‘Julián Chollo’.

Solo en la región del Pacífico, representada por Valle, Cauca y Nariño, hay más de 160 disidentes de las Farc organizados en siete grupos. Tres de estas agrupaciones están en Nariño: Guerrillas Unidas del Pacífico, Gente del Orden y otro liderado por alias La Vaca, que no tiene nombre.

¿Por qué hay unas disidencias?

Juan Diego Restrepo, director de Verdad Abierta y quien viene estudiando mucho el tema, cree que las disidencias han tomado fuerza por “una peligrosa decepción de exguerrilleros, sobre todo los rasos, que están en los Espacios Territoriales (antiguas zonas veredales). No han tenido un proceso de reincorporación efectivo y ágil, y frente a eso hay unos grupos armados y unas disidencias ya constituidas que estarían ofreciendo hasta $2.000.000 mensuales a cada persona”.

Recordó que en una entrevista con el portal, Joshua Mitrotti Ventura, director de la Agencia para la Reintegración, dijo que los disidentes son el 6 % de los más de 10.000 desmovilizados de las Farc que fueron acreditados por el Alto Comisionado, entre guerrilleros y milicianos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad