Los interrogantes que deja el caso de Dora Lilia Gálvez

Los interrogantes que deja el caso de Dora Lilia Gálvez

Diciembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cali y Tuluá
Los interrogantes que deja el caso de Dora Lilia Gálvez

Voceros de los hospitales que atendieron a la mujer afirman que nunca se habló de violencia sexual y atribuyen la versión a ligerezas de sus familiares. ¿Qué ocurrió con la atención a esta mujer?

El caso de Dora Lilia Gálvez, quien según el dictamen de Medicina Legal falleció por causas naturales y no fue violada ni golpeada como se creyó hasta el miércoles pasado, ha generado una serie de interrogantes.

Tanto el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, como fuentes de la Fiscalía, explicaron que el dictamen de la primer médico que  atendió a Dora Lilia el 7 de noviembre en un hospital de Buga fue el primer error en este caso, que generó la indignación nacional.

Dora Lilia fue llevada al hospital Divino Niño por su hijo, que la encontró el lunes 7 de noviembre  tendida en el piso en la casa del barrio Sucre de Buga. En ese centro médico permaneció unas horas y allí realizaron el dictamen de la supuesta violación.

“Debido al aneurisma no tuvo control de esfínteres -explicó el médico Valdés-  por lo que fue hallada con materia fecal, orina y vómito. También tuvo convulsiones que le ocasionaron algunas lesiones”.

De allí fue remitida al hospital San José. De acuerdo con uno de los boletines de prensa emitidos por este centro médico, “de acuerdo con la historia clínica de remisión, (Dora Lilia)   fue llevada inicialmente al hospital Divino Niño donde dan atención médica, inician protocolo de violencia sexual, describen las lesiones, con rectorragía (sangrado en el recto), estigmas de trauma vaginal, traumatismos en la cabeza, inician protocolo de manejo médico con Ceftriaxona (antibiótico), y Retrovirales (para pacientes con signos de violencia sexual)”.

Una semana después de estos hechos, el 17 de noviembre, Francia Elena Gálvez, hermana de Dora Lilia, acudió ante los medios de comunicación, apoyada por la mesa interceptorial LGTBI de Buga, a denunciar que la mujer había sido violada, empalada, torturada y sometida a toda clase de vejámenes.

En esa ocasión, la Fiscalía aseguró que estaba llevando a cabo la investigación. Y  anunció que  un equipo especial, liderado por una fiscal de violencia de género, investigaba el ataque. 

Lea también: Aneurisma: ¿qué es y cuáles son los efectos del accidente cerebrovascular que tuvo Dora Lilia Gálvez?

Fuentes cercanas a la investigación revelaron que debido a que Dora Lilia se encontraba en la unidad de Cuidados Intensivos los peritos del CTI y de  Medicina Legal no pudieron tener contacto con la mujer herida.

“La investigación inicial se basó en el primer dictamen médico y en las declaraciones de su hermana. Después descubrimos que no había sido empalada. Un día antes de la muerte en el hospital le manifestaron al investigador que no tenía politraumatismos, pero esperaban que evolucionara más y el ginecólogo dijo que no había compromiso vaginal, pero nada conclusivo”, explicó uno de los investigadores.

La fuente agregó que tanto  la historia clínica como las declaraciones de la hermana eran confusas, por lo que pidieron el apoyo de la Unidad de Comportamiento Criminal de la Fiscalía, de Bogotá. 

Los perfiladores forenses llegaron a Buga y visitaron en dos ocasiones la casa. También analizaron unas fotografías  que alcanzaron a tomarle a Dora Lilia. “No se veía ningún tipo de golpes contundentes en la cabeza, por eso no entendíamos la historia clínica, pero debíamos esperar a que la paciente se recuperara para que Medicina Legal hiciera sus propios dictámenes o que ella relatara lo sucedido”, agregó el investigador de la Fiscalía.

El Director de Medicina Legal  explicó que “el tiempo que permaneció en la clínica estuvo en Cuidados Intensivos y no fue valorada por nosotros. El 29 de noviembre fue llevado  el cuerpo y la necropsia se realizó el 30”.

En ese momento, un equipo especial del Instituto inició los análisis. “Debíamos contrastar la historia clínica con lo que nos decía el cuerpo. Contamos con el apoyo de neurocirujanos y de otras especialidades para analizar cada uno de los puntos de la historia clínica. También revisamos los exámenes médicos, los TAC, las  radiografías... que le habían practicado en el hospital. Y por último, nos entregaron los resultados de las pruebas biológicas que se habían enviado a los laboratorios. Con todo esto descubrimos que había sido muerte natural, no había sido violada ni golpeada”, explicó una fuente de Medicina Legal.

Las explicaciones que entregan los hospitales que atendieron a Dora Lilia sobre el diagnóstico no son claras. 

El gerente del hospital Divino Niño, Juan Carlos Herrera, no se atrevió a mencionar la palabra violación y sólo dijo que en estos casos de violencia contra la mujer, “los protocolos de atención se activan frente a la mínima sospecha de violencia para proteger a la víctima”.

Por su parte, el médico, Carlos Guillermo Sánchez, subgerente de salud de la Fundación Hospital San José de Buga, afirmó que efectivamente en la historia clínica que se le abrió a esta paciente en esa casa de salud se dejó constancia de las lesiones que padecía la señora Dora Lilia y que ya habían sido reportadas por el Hospital Divino Niño.

Fue así, como a las 11:00 p.m. del 7 de noviembre cuando fue remitida la señora Gálvez del otro hospital de nivel 1 en donde fue valorada inicialmente, quedó consignado, “que la paciente ingresa en contexto de víctima de violencia sexual en regulares condiciones, con déficit neurológico . . .”.

24 horas después, el parte médico del hospital San José de Buga, dice que “la paciente presenta politraumatismo en contexto de violencia sexual, según historia clínica, realizan protocolo rosado, medicación de antibióticos, embalaje de prendas y toma de muestras con entrega a la Fiscalía”.

En el boletín de prensa emitido por ese mismo centro asistencial el 17 de noviembre, es decir diez días después de haber ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, se reafirma lo consignado en la historia clínica y además se informa que Dora Lilia, además del trauma craneoencefálico severo que padeció y de múltiples golpes en diferentes partes del cuerpo, presenta “lesiones del canal vaginal”.

Sin embargo, para el médico Carlos Guillermo Sánchez, esto no quiere decir necesariamente que la mujer fue objeto de una violación sexual.

"Las laceraciones vaginales están descritas en la historia clínica del hospital Divino Niño y confirmadas por el equipo de ginecólogos de la Fundación Hospital San José de Buga, pero el origen de estas lesiones no se conocen”, anotó el funcionario.

De igual forma el señor Sánchez anotó que esa versión de empalamiento que se dio a conocer por personas ajenas al hospital, “fue una ligereza” de los familiares de Dora Lilia, pero que eso tampoco existió.

Advirtió igualmente que “el equipo de ginecólogos descartó desde el 13 de noviembre, cualquier tipo de lesión en los órganos genitales internos (útero, vegija o recto).

Se le cuestionó al doctor Sánchez, por qué razón no se le informó a la Fiscalía de estos hallazgos, y el funcionario manifestó “que esa no es competencia de los médicos”.

"El acto médico se basa inicialmente en la información libre y espontánea que suministra el paciente, cuando está consciente, los familiares o las personas que los traen al paciente inconsciente a los servicios de urgencias. Con esta información más los hallazgos que encuentre el equipo de salud durante el examen físico se realiza una presunción diagnóstica y un plan terapeútico”, anotó el médico Carlos Guillermo Sánchez, quien anotó que esa versión inicial que suministró la familia de Dora Lilia habría hecho caer en el error al personal del hospital Divino Niño en su primer diagnóstico.

Para Francia Elena Gálvez, hermana de Dora Lilia, es inadmisible el dictamen que dio Medicina Legal. "Para nosotros ese concepto es inaudito, toda vez que mi sobrino, mi hermana Gloria y yo fuimos testigos de las agresiones que fue víctima Dora Lilia; yo tomé fotos de lo que le hicieron en cada parte de su cuerpo, para que ahora nos salgan con esta versión”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad