Las incógnitas que rodean el actual momento de las Farc

Septiembre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Las incógnitas que rodean el actual momento de las Farc

Alarma. Otra de las hipótesis de los analistas es que en los próximos días se den varios ajusticiamientos al interior de la organización guerrillera. La idea no es un disparate: las Farc, en este momento, sufren la paranoia de la infiltración.

Lo que en este momento, 96 horas después de la muerte de uno de los máximos jefes de las Farc, pueda estar pasando al interior de esa guerrilla, es una incógnita de siete toneladas.

Lo que en este momento, 96 horas después de la muerte de uno de los máximos jefes de las Farc, pueda estar pasando al interior de esa guerrilla, es una incógnita de siete toneladas. ¿Los siete mil kilos de bombas que terminaron con la vida de ‘Jojoy’ desencadenarán, también, una deserción masiva de subversivos? ¿Las Fuerzas Militares han llegado tan cerca del corazón de la insurgencia como para tenerlos al borde del colapso por falta de alimentos y suministros? ¿Habrá, acaso, estallado una pugna interna por el poder? ¿La vida al interior de las filas es, ahora, todavía una peor pesadilla?De acuerdo con informaciones de inteligencia militar, la decisión que en marzo del 2008 tomó Pedro Pablo Montoya, alias ‘Rojas’, el guerrillero que se entregó tras asesinar a su jefe ‘Iván Ríos’, no habría estado fundamentada únicamente en la recompensa que se ofrecía por la cabeza de su comandante.Convertirse en verdugo de su jefe tenía que ver, entre otras cosas, con un asunto de hambre. Desde hace más de dos años la presión militar para algunos frentes es tan asfixiante que los periodos sin alimentos en el monte pueden superar los cinco días. Además, después de la Operación Jaque, las comunicaciones son tan restringidas que hay tramos de marcha en que columnas enteras de guerrilleros han caminado a tientas en la selva, disparando incluso contra otros subversivos que encuentran en el camino, como consecuencia de la imposibilidad para saber dónde está cada escuadrón. Frangey Rendón, Gestor del Paz del Valle del Cauca, cree por eso que las consecuencias de la Operación Sodoma se harán evidentes en el Bloque Oriental, que estaba bajo el mando de ‘Jojoy’. “La continuidad de las operaciones en la zona les va a impedir conseguir suministros y ese factor de debilitamiento lo van a sentir aún más”.*Carlos (nombre cambiado por razones de seguridad), un desmovilizado del Bloque Calima, cuenta que en momentos como éste, de acoso militar, los guerrilleros perseguidos pierden la poca vida que tienen en la selva. “La vida allá es un radio, que no se puede oír en medio de la persecusión. Dormir en un cambuche, pero en días de guerra no hay tiempo para eso. Hacer un sancocho, pero sin cadena de abastecimiento ni pensar en un pedazo de carne. Eso lo va va mamando a uno”.Román Ortiz, miembro de la Fundación Ideas por la Paz, piensa, incluso, que el resquebrajamiento del Bloque Oriental podría ser tal, que hablar de su cercana desaparición en La Macarena no es tan descabellado. “Ejemplos de ello son lo ocurrido con el Bloque Norte tras la muerte del jefe guerrillero ‘Martín Caballero’, o lo que sucedió en Cundinamarca tras la Operación Libertad Uno, donde cayó ‘Marco Aurelio Buendía’”.Gustavo Adolfo Muñoz, presidente de la fundación La Nueva Esperanza para los Secuestrados, dice que al ambiente de zozobra actual hay que sumarle un elemento adicional: la puga interna por el poder y la urgencia por encontrar a los infitrados. “Más de un jefe guerrillero no estaba del todo tranquilo con ‘Jojoy’ por las ansias de poder que éste tenía. Ahora, lo que realmente puede estar pasando, es que se van a empezar a disputar el poder tropero. Y eso lo pone todo revuelto por dentro. Ah! y súmele las posibles ejecuciones que van a ordenar, tratando de encontrar a los inflitrados”.Sin embargo, un ex fiscal de Derechos Humanos que ha estudiado de cerca la estructura guerrillera desde las épocas del Caguán, dice que el optimismo prematuro con respecto al agrietamiento interno no es una idea del todo acertada.La fuente recuerda que las Farc ya han pasado por situaciones similares, demostrando su rápido poder de recuperación y reacomodo militar. “Ya sucedió después del ‘Negro Acacio’, de ‘Raúl Reyes’, del mismo ‘Tirofijo’. Lo que hacen es replegarse para reorientar estrategias”.Un desmovilizado de esa organización guerrillera, que por obvias razones pidió la reserva de su nombre, cree algo parecido: que aunque el momento es crítico, no darán tan fácil el brazo a torcer. “Armas y explosivos se consiguen. Hambre pueden aguantar, el problema que ahora tienen es lograr que el lavado de cabeza les dure lo suficiente a los que están más llevados en el monte”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad