La historia de la mujer que enamoró al asesino de su esposo para lograr su captura

Agosto 03, 2017 - 02:20 p.m. Por:
Colprensa / El País 

Los residentes del barrio Laureles, en Bosa, Bogotá, fueron testigos de la terrible muerte de Ángel Giovanny Aparicio, quien fue alcanzado supuestamente por una bala perdida que le segó su vida y sus ilusiones como paramédico de ambulancia.

Desde ese entonces, la compañera sentimental de Aparicio inició una investigación secreta, ya que estaba casi segura de que su compañero sentimental no había sido ultimado por error, sino que había sido asesinado selectivamente luego de haber sido testigo de un asesinato. Así las cosas luchó a capa y espada durante tres meses sin siquiera importarle que su vida corría peligro.

La investigación

Decidida a hacer justicia por mano propia, porque veía obstaculizada la investigación que hacía la Sijín, contactó por redes sociales al presunto asesino de su marido, el cual enamoró bajo una falsa identidad (Leonela Ibarra) y lo hizo caer “redondito” en una trampa que sin saberlo terminaría con la desarticulación de una temible estructura delincuencial que operaba en el suroccidente de la ciudad.

Fue tan montada la mentira que le vendió al supuesto homicida que inclusive le envió “fotos muy personales” de su cuerpo con la cara de otra mujer, para ir seduciendo al victimario.

Durante el tiempo que mantuvieron el “romance” por la red social, el asesino le confesó que la noche del crimen “iba a matar a otra persona”.

Gracias al trabajo de la mujer, el señalado asesino fue capturado junto a otras 13 personas acusadas de integrar una banda dedicada al hurto, homicidio y concierto para delinquir.

La mujer cambió su identidad y hoy se esconde en el anonimato, pues cree que su vida corre peligro. Allí, bajo la sombra, intentará rehacer una nueva vida lejos de la terrible tragedia que desgarró su alma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad