Farc estarían detrás de asesinato de líder indígena en el Cauca

Farc estarían detrás de asesinato de líder indígena en el Cauca

Octubre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Cauca

Se trata de Rodolfo Amaya Ariscate, representante del cabildo indígena Cerro Alto de la Coordillera Central, quien fue asesinado tras recibir varios tiros la noche de este jueves cuando salía de su casa.

El líder indígena colombiano Rodolfo Aricate Amaya, que ocupaba un cargo directivo en un cabildo del pueblo de los paeces, fue asesinado a las afueras de su domicilio en el suroeste del país, denunciaron este viernes fuentes aborígenes regionales.El crimen lo cometieron, al parecer, dos milicianos de la Columna Móvil Jacobo Arenas de la Farc que el jueves por la noche se presentaron en López Adentro, resguardo (comunidad) situado en las montañas de Caloto, localidad en el departamento del Cauca.El portavoz del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), Marcos Cuetia, dijo a Efe que los insurgentes "lo llamaron por el nombre y lo mataron a las afueras de su vivienda". Venía de participar en asambleas con miembros de varios resguardos de su comunidad en la cordillera Central."Aricate había sido amenazado hace dos meses, como los demás miembros del Cabildo (órgano de gobierno) Indígena de López Adentro, incluido el gobernador", advirtió Cuetia desde Popayán, la capital del Cauca y sede del Cric.El consejero mayor del Cric, Elides Pechené, expresó que el dirigente venía trabajando en la defensa de numerosas familias para que les fueran respetados los derechos a tener sus tierras, por los grupos armados ilegales, en la cordillera central.Asimismo, Cuetia dijo que la Guardia Indígena, cuerpo de seguridad aborigen que sólo lleva bastones, asumió la investigación del caso de Aricate, que es el aborigen número cuarenta del Cauca que es asesinado en lo que va de este año."En la región es muy grande la incidencia de todos los actores armados", recordó el portavoz.Allí actúan reductos guerrilleros, en particular de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) , así como de organizaciones paramilitares y bandas de narcotraficantes que se disputan el control de territorios."En el Cauca es constante la agresión contra la población indígena", se lamentó Cuetia.Mientras, la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acín), que agrupa a los órganos de gobierno aborigen de los paeces, precisó en un comunicado que el líder asesinado había sido amenazado con pintadas en las paredes de la escuela de su resguardo."Esas amenazas se suman a otras recibidas en el transcurso de los últimos meses, dirigidas a representantes y comuneros (miembros de las comunidades aborígenes) del proceso indígena del Norte de Cauca", continuó la Acín, y señaló que "las amenazas, las persecuciones y los asesinatos vienen de todos los actores armados".La misma asociación resaltó que Aricape, que estaba casado y era padre de dos niñas, tenía una larga trayectoria como "animador comunitario" y también desempeñaba tareas de información y comunicación dentro del llamado Tejido de Comunicación.Esta experiencia fue una de las iniciativas por las cuales la Acín se hizo acreedora al Premio Bartolomé de las Casas 2010, que le fue entregado el pasado febrero en Madrid.El Bartolomé de las Casas fue instituido en 1991 por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y la Casa de América, para reconocer la tarea de organizaciones de defensa de los derechos de los pueblos indÍgenas.El pueblo Paez o Nasa, al que pertenecía Aricate, se rige por un proyecto propio de vida que ha sido reconocido en el ámbito internacional y que ha recibido varios premios, como el Ecuatorial, instituido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud).La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) tiene documentados casi noventa casos de asesinato de aborígenes en lo que va de 2010 en Colombia, paÍs con poco más de un millón de personas de esta minorÍa, distribuidas en 102 pueblos o etnias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad