Farc buscan que Gobierno revise postura frente a cese al fuego bilateral, dicen analistas

Diciembre 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Farc buscan que Gobierno revise postura frente a cese al fuego bilateral, dicen analistas

Los delegados del Gobierno y de las Farc que negocian el proceso de paz en Cuba.

Expertos en conflicto armado afirman que anuncio de las Farc de un cese al fuego unilateral devuelve la confianza al proceso de paz y le da otro ritmo.

Son varios los efectos que generará el anuncio de las Farc de declarar un cese al fuego unilateral e indefinido que "debe traducirse en un armisticio", tal como expuso Iván Márquez en su último comunicado. Analistas del conflicto armado consideran que si bien es un gesto más que consolida la mesa de negociaciones y devuelve la confianza a un sector aún escéptico del futuro del proceso, también es claro que la guerrilla espera con esta decisión generar un ambiente que presione al Gobierno a revisar su postura frente a un cese al fuego bilateral. Pero más allá de cualquier cálculo político, se trata de "un hecho histórico", al decir del exministro y director de la Fundación Indepaz, Camilo González Posso, para quien un cese al fuego y de hostilidades significa que "el proceso de paz entró en su recta final".En ese sentido, el exconsejero de Seguridad Nacional Carlos Eduardo Jaramillo considera que si bien se trata de un gesto positivo de las Farc, "se enmarca en un esfuerzo de las partes por devolverle la confianza al proceso, deteriorada tras el secuestro del general Rubén Darío Alzate".No obstante, Jaramillo coincide con el también analista y senador del Centro Democrático Alfredo Rangel Suárez, en el sentido de que serán las Farc y no el Gobierno las que determinarán hasta dónde llegará esa tregua unilateral. "Que sea por término indefinido no garantiza mayor cosa, porque son las Farc quienes decidirán unilateralmente cuándo levantar el cese o cuándo es el momento de decirle al Gobierno que es hora de negociar un cese bilateral", dice Jaramillo. Rangel, a su turno, recuerda que en las pasadas treguas unilaterales "las Farc han violado de forma reiterada su propia palabra". Por ello, el analista advierte que este "no es un gesto de paz sino una decisión táctica".Considera que "la guerrilla confía en que esto -el cese unilateral- los lleve a un cese del fuego bilateral, algo inaceptable porque significaría la parálisis de las operaciones militares y el aprovechamiento del terrorismo de esa situación tal como lo han hecho en el pasado". Con todo, este "verdadero hecho de paz" de las Farc, según el excomisionado de Paz Víctor G. Ricardo, traerá otro tipo de implicaciones en el proceso: "Esto, sumado al anuncio de que no habrá más secuestros, la liberación del general Alzate, y a que están dispuestos a no levantarse de la mesa, son hechos positivos de paz".Así las cosas, los observadores son optimistas de que a partir de mediados de enero, cuando se reanudan las conversaciones de paz en La Habana, el proceso entrará en una nueva dinámica, con mayor confianza mutua de las partes y, sobre todo, con el inicio del desescalonamiento de la acción bélica. Sin embargo, el temor del senador Rangel es que la guerrilla aproveche la situación para buscar, además del cese bilateral al fuego, la prolongación indefinida de las conversaciones, pues el grupo subversivo "se resiste a admitir que ha cometido masacres, que es un cartel narcotraficante y que sus miembros tienen que pagar cárcel. Los diálogos seguirán empantanados y en medio de la incertidumbre". Pero el excomisionado Víctor G. Ricardo es más optimista. Dice que la presencia de observadores internacionales "consolida la confianza en la opinión pública de que por fin el conflicto entró en su recta final".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad