El 'Mono Jojoy' amaba el whisky, las camionetas y los caballos finos

Septiembre 23, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
El 'Mono Jojoy' amaba el whisky, las camionetas y los caballos finos

Era reverenciado en la guerrilla casi como un dios. Su adrenalina estallaba al volante de una 4x4. Inspiró varios vallenatos dentro de las filas de la subversión.

Durante la zona de distensión, el 'Mono Jojoy' dio a conocer varios aspectos de su personalidad. Para empezar, este enemigo de la sociedad de consumo era fanático del buen Whisky y la Pony Malta. Su sola presencia inspiraba un respeto reverencial entre los jóvenes guerrilleros, para quienes era una leyenda viviente. Tenía varios vallenatos dedicados a él, escritos por músicos guerrilleros como Julián Conrado (cuya muerte está por confirmar por el bombardeo donde murió Alias Lucero y Domingo Biojó), entre los cuales se conoce este estribillo: "Y cuando alguien pregunte quién fue el Mono Jojoy, fue el que se subió de un brinco al Cerro de Patascoy".Calmaba su adrenalina conduciendo a toda velocidad sus camionetas Toyota Prado de color gris, y no aceptaba tener conductor pues le gustaba estar al volante. Varias veces se accidentó por el exceso de velocidad, tanto que sus escoltas, que se desplazaban entre camionetas iguales a la suya, lo obligaban a viajar en el último lugar, de lo contrario, Jojoy los dejaba atrás en la carretera y envueltos en una nube de polvo. El mismo Jojoy les contaba a los periodistas que una vez estuvo a punto de morir por un accidente en carretera, en el sector de la El Billar, Caquetá, cuando partió una camioneta en dos.De su mujer y sus hijas, se decía que andaban ataviadas con infinidad de pulseras y cadenas de oro, en plena zona de distensión, aunque nunca pudieron ser identificadas. A los periodistas a los que veía muy flacos o muy gordos, les decía que les convenía estar una temporada por la guerrilla para ponerse en forma. Jamás se separaba de su maletín ejecutivo de color negro, y para todos era un misterio su contenido. Nunca se le veía sin su gorra, podía quitarse el bigote, pero jamás la gorra que ocultaba su calvicie.Cuando estaba rodeado de prensa se mostraba jovial. Su apodo de 'Jojoy' viene de los comienzos de la guerrilla, en la década del 70. Él era casi un niño en esos tiempos y cada vez que lo mandaban a hacer un mandado él respondía "Joy, Joy, en lugar de Voy, voy", con su acento campesino de Cabrera, Cundinamarca. Entre sus frases famosas estaba la de "Nosotros estamos por fuera de la Constitución". Fue el autor de la famosa ley 002 que obligaba a las personas pudientes a entregar el 10% de su patrimonio a la causa guerrillera, 'decreto' que fue promulgado durante la zona de distensión. Amaba los caballos de paso fino, y en varios videos aparece montándolos. Era diabético, y en los últimos días el cerco del ejército había impedido que le llevaran la insulina, y había espaciado los chequeos médicos. En sus últimos videos aparecía bastante delgado, aquejado por esta enfermedad.Sus golpes más famosos fueron: la toma de Mitú, la toma del cerro de Patascoy, la emboscada en El Billar, Caquetá, el ataque a la base antinarcóticos, de Miraflores. Y cada golpe dejó numerosas bajas militares y cientos de secuestrados. Coordinó la seguridad del lanzamiento del partido Bolivariano de las Farc, en el año 200, en Los Pozos, Caquetá, donde se reunió todo el secretariado y controló la seguridad cargando su fusil R-15 con lanzagranadas.De campesino a líder guerrilleroVíctor Julio Suárez Rojas alias 'Jorge Briceño Suarez' o 'Mono Jojoy' nació el el 5 de febrero de 1953 en Cabrera, Cundinamarca. Fue el comandante del Bloque Oriental, Comandante de las operaciones militares y miembro del Secretariado de las Farc, grupo calificado por la Unión Europea, Estados Unidos, OEA, ONU, y otros países como terroristas. Se vinculó al movimiento guerrillero de las Farc en el año de 1975 como guerrillero raso y fue ocupando los cargos de "comandante de escuadra", compañía y otros hasta llegar a pertenecer al secretariado de las Farc. Era considerado como uno de los rebeldes más radicales y violentos de las Farc.Sus actividades delictivas comenzaron en la región de la Sierra de la Macarena, donde organizó el ataque contra una patrulla del Batallón Cazadores, en el que murieron 24 soldados.Sobre el 'Mono Jojoy', existían no menos de 62 órdenes de captura, 12 medidas de aseguramiento, 5 condenas, 2 peticiones de extradición y 25 investigaciones preliminares por los delitos de narcotráfico, terrorismo, rebelión, homicidio con fines terroristas, secuestro, constreñimiento ilegal, lesiones personales, asalto, extorsión, conspiración en actividades del narcotráfico y secuestro, hurto, porte ilegal de armas y muchos más.El verdugoEl más sanguinario hombre de las Farc, verdugo infalible y de corazón estrecho ante las súplicas de secuestrados y guerrilleros condenados por su fusil, caía rendido a los pies de cualquier lujo con el que pudiera ostentar ese poder bárbaro que predicaba tener en la selva. Sus manos, por ejemplo, culpables de un número de asesinatos que nadie logra cuantificar, casi siempre permanecían arregladas con una manicura de tipo francés. ‘Jojoy’, animal de guerra célebre por su condición de tropero inhumano, mataba con las uñas pintadas.Orlando Beltrán, ex representante a la cámara secuestrado en el 2001 por la columna Teofilo Forero, recuerda ahora ese detalle. Se lo notó el mismo día que le notificó su secuestro, colgándole al cuello una cadena tan gruesa que le dobló la nuca: “No parecían las uñas de un jefe guerrillero. Era un tipo raro en ese sentido, muy pendiente de su presentación”.Víctor Julio Suárez Rojas, alias ‘Jorge Briceño Suárez’, nacido el 5 de febrero de 1953 en Cabrera, Cundinamarca, y criad a las orillas del río Duda (La Uribe, Meta), tuvo una niñez llena de limitaciones. Hijo de Clarita Gómez y Juan de la Cruz Perpetua, un subversivo mítico en el Cauca, ni siquiera cursó la primaria. De hecho, era casi analfabeta. Las comodidades las conoció siendo guerrillero.Antes de llegar a la adultez ya se había vinculado a las Farc y en 1975 fue instruido militarmente por Jorge Torres Victoria, alias ‘Pablo Rodríguez’. Su debut con la organización subversiva lo fraguó en la Sierra de la Macarena, donde atacó una patrulla del Batallón Cazadores. En esa, su primera incursión, cien policías perdieron la vida.Ya como miembro del Secretariado, al que llegó en 1993, fueron más evidentes los lujos que se permitía. Tanto así que era el único jefe guerrillero poseedor de una escolta femenina. Consuelo Guzmán, secuestrada en el 2001, recuerda que aunque el grupo de subversivos que velaban por su seguridad podía estar conformado por cien hombres, su primer anillo de seguridad siempre estaba cerrado por diez o quince guerrilleras. Todas, claro, armadas hasta los dientes.Lo de las mujeres quedó sustentado ante sus jefes del Secretariado en mayo del 2008, cuando seis hombres de su confianza intentaron asesinarlo para cobrar la recompensa de cinco millones de dólares que se ofrecía por su cabeza. Tres de sus fallidos verdugos lograron escapar. Los demás fueron ajusticiados por el mismo ‘Jojoy’.Según la Fiscalía, el ‘Mono Jojoy’ era “un varón de aproximadamente 53 años de edad, de tez blanca, ojos color cafés, boca mediana, nariz recta, cabellos castaños, de aproximadamente 90 kilos de peso y 1,79 metros de estatura. Es miembro del llamado secretariado y del estado mayor de la organización armada ilegal de las Farc y máximo cabecilla del bloque de guerra oriental de esa agrupación armada al margen de la ley, persona públicamente reconocida por sus fotografías y tomas mediante cámaras de televisión”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad