Dos exguerrilleros ‘salpican’ a esposa de Sigifredo López

Junio 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Dos exguerrilleros ‘salpican’ a esposa de Sigifredo López

Rueda de prensa, en la Gobernación del Valle del Cauca, en la que Sigifredo López contó detalles de su secuestro. A su lado Patricia Nieto, su esposa.

Según los testigos, Patricia Nieto visitó a su marido en cautiverio y curó a una subversiva.

Las versiones de dos de los testigos que la Fiscalía tuvo en cuenta para dictar medida de aseguramiento domiciliaria contra Sigifredo López involucran también a la esposa del exdiputado, Patricia Nieto, en supuestas relaciones con la guerrilla.Por un lado, el exguerrillero Édver Fajardo asegura que la señora Nieto auxilió en su casa de Pradera a Yessenia, una subversiva que resultó herida en un codo, en un combate con el Ejército.Fajardo, quien perteneció al Bloque Móvil Arturo Ruiz, también habló de reuniones en las que vio a Sigifredo López con miembros de las Farc, entre ellos ‘Pablo Catatumbo’.“En esos días a la mujer del camarada Leonel, comandante de la Gabriel Galvis, le sacan el codo casi de un balazo y Patricia, la mujer de Sigifredo, la guarda en la casa de ella en Pradera , que para ese tiempo era una casa con un segundo piso, porque yo mismo fui allá a ver a Yesenia, que era la herida. La señora Patricia la tenía a ella. Yo fui personalmente a verme con ella con Patricia, la mujer de Sigifredo, inclusive en esa casa había una odontología , esa casa es la de la mamá de Sigifredo”, dijo Fajardo en su testimonio.El exguerrillero agregó: “me acordé ahorita porque a la cuchita la llamaron. Entonces sube Yesenia y me dice esta señora Patricia me ha atendido muy bien, y yo le pregunto quién es ella, y Yesenia me dijo: la mujer del político, yo tenía que llevarle a Yesenia seis millones de pesos para su manutención. Allí estuvo Patricia, ella no puede negar que me conoce”. De otra parte, María Eugenia Mina, una subversiva desmovilizada, afirma que Patricia, “una señora alta con el pelo teñido”, visitó a su esposo, estando secuestrado, “en Timba, Cauca, yo la vi porque iba de seguridad y a la mujer de él le tuvimos que tapar la cara para qué no viera cuál casa era”. “Ese día se había echado mucho polvo en la cara como para que no la reconociéramos y se había puesto lentes oscuros y se había puesto una pañoleta negra”, agregó la exguerrillera, quien se entregó en una iglesia de Palmira.En la medida de aseguramiento se indicó que la guerrillera rindió indagatoria “el día 23 de enero de 2007 ante a Fiscalía 44 de Palmira”. Sin embargo, once meses después, en diciembre del 2007 el Ejército la presentó como una recién desmovilizada. La joven fue entrevistada por El País, el 28 de diciembre del 2007. En la entrevista aseguró que estuvo a cargo de cuidar a Rufino Varela, Juan Carlos Narváez y a Sigifredo López. Y agregó que “los tres exdiputados permanecían encadenados de manos y pies la mayor parte del tiempo y que sólo los soltaban para bañarse”. Frente a los dos testimonios contra Patricia Nieto, Alfredo Montenegro, abogado de la López, dijo que se trata de una infamia. “Ambos testigos están mintiendo. Se va a demostrar esa mentira, como demostramos que la voz del video no era la de Sigifredo. Esto es un monstaje”, agregó.Familiares rechazan los testimonios contra SigifredoComo una película de terror califican algunos familiares de los exdiputados del Valle el drama que vive Sigifredo López por las acusaciones que lo vinculan como supuesto cómplice del secuestro de sus excompañeros de cautiverio.Para los allegados de los exasambleístas asesinados por las Farc los testimonios que tiene la Fiscalía contra López resultan “ilógicos”, por lo cual creen injusta la decisión de dictarle medida de aseguramiento. “A uno le sorprende que luego de caerse la ‘prueba reina’ (el video) que decía tener la Fiscalía, ahora aparezcan nuevos testigos que debieron presentar con anterioridad. Parece que quieren buscar cosas para culparlo”, afirmó Diego Quintero, hermano del exdiputado Alberto Quintero.Gaby Sánchez, viuda del exdiputado Carlos Alberto Charry, hizo un llamado para que el ente acusador “así como está investigando a Sigifredo por el secuestro, cuando él demuestre su inocencia también investigue a quienes están detrás de los señalamientos en su contra”. Los familiares dicen no entender de dónde han salido los testigos. “No quisiera estar en sus zapatos. Las acusaciones me parecen graves y me cuesta trabajo creerlas”, expresó Blanca Ortega, esposa del exdiputado Rufino Varela. Por su parte, Fabiola Perdomo rechazó las declaraciones de una exguerrillera del Frente 60, quien acusa a Patricia Nieto, esposa de Sigifredo, de haber curado en su casa de Pradera a una subversiva y de visitar en Timba (Cauca) al exdiputado durante el tiempo de su secuestro.“Yo no puedo creer eso. Si ella se hubiera visto con Sigifredo, mi esposo y sus compañeros se hubieran enterado y nos habrían hecho saber que algo andaba mal”, aseguró la viuda de Juan Carlos Narváez. Fabiola confesó que hoy siente temor por la supuesta persecución de las autoridades a la familia López. “Si están acusando a Patricia, ya me da hasta miedo que ahora nos involucren al resto de familiares en el secuestro”.Diego Quintero también defendió a Nieto e insistió en que durante el tiempo del secuestro ella compartió el mismo dolor con las otras esposas, hijos, padres y hermanos de los diputados. “Ella viajaba a todas partes con nosotros y nunca vimos nada raro que nos hiciera dudar”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad