Desde 1984 han sido asesinados 83 sacerdotes en Colombia

Desde 1984 han sido asesinados 83 sacerdotes en Colombia

Febrero 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Desde 1984 han sido asesinados 83 sacerdotes en Colombia

Cardenal Rubén Salazar, presidente de la Conferencia Episcopal colombiana.

La revelación la hizo en Bogotá el cardenal Rubén Salazar Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia al instalar la 94 asamblea general del Episcopado.

En las última tres décadas, un total de 83 sacerdotes han sido asesinados en Colombia en distintas circunstancias. La revelación la hizo el cardenal Rubén Salazar Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia al instalar la 94 asamblea general del Episcopado que sesionará durante toda esta semana en la capital del país. La última víctima, recordó el prelado de la Iglesia católica, fue el padre Luis Alfredo Suárez, quien fue ultimado por desconocidos el sábado último en Ocaña (Norte de Santander). “Así como en medio de esta guerra caen tantas personas inocentes, sería casi imposible que no cayeran sacerdotes”, aseguró Salazar Gómez, quien estos ataques. “Todo asesinato es repudiable, pero causa especial atención que asesinen a un hombre que le ha dedicado su vida a Cristo y al servicio de los demás”, aseguró. Monseñor Salazar insistió en que “muchos sacerdotes son amenazados, en todas las regiones del país, pero sobre todo donde hay una fuerte presencia del conflicto armado”. Los registros de la Conferencia Episcopal indican que desde 1984 a la fecha han sido asesinados 83 sacerdotes, 8 religiosos (5 monjas, 3 hombres) y tres seminaristas, al igual que un arzobispo y un obispo. En el mismo periodo otros 17 obispos y 52 sacerdotes han sido víctimas de amenazas. En 2013 tres sacerdotes han sido asesinados. Los religiosos no escapan al delito del secuestro, pues cinco obispos han sido retenidos por grupos armados al margen de la ley, así como 27 sacerdotes un misionero y un diácono. Ofrecen recompensaPor otra parte, el coronel Jorge Eliécer Camacho, Comandante de la Policía en Norte de Santander, anunció una recompensa de $20 millones por información que permita capturar a los responsables del crimen del padre Luis Suárez, en el municipio de Ocaña. El oficial explicó que en el atentado otra persona resultó herida y es atendida en un centro asistencial de esa ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad