Condenan a un coronel y 20 militares por 'falsos positivos' de Soacha

Noviembre 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Condenan a un coronel y 20 militares por 'falsos positivos' de Soacha

Las 'madres de Soacha' han realizado plantones al frente de la sede de la Fiscalía General de la Nación pidiendo justicia en los casos de sus hijos víctimas de 'falsos positivos'.

Un juez especializado de Cundinamarca condenó a 21 integrantes de la brigada 15 del Batallón Santander de Ocaña por su participación en cinco casos de ejecuciones extrajudiciales.

Un juez especializado de Cundinamarca condenó a 21 integrantes de la brigada 15 del Batallón Santander de Ocaña. Entre los oficiales involucrados están el coronel Gabriel de Jesús Rincón, por su participación en cinco casos de ejecuciones extrajudiciales, ocurridas en Soacha. Tras finalizar el juicio, el despacho declaró culpables a los uniformados de participar en los delitos de desaparición forzada, homicidio agravado, concierto para delinquir y falsedad ideológica en documento público. El próximo 23 de marzo de 2017 se conocerá la pena que enfrentarán los militares. 

Lea también: Madres de falsos positivos llevarían caso ante Corte Penal InternacionalEl juez avaló la teoría de la Fiscalía, en la que argumentaba que el coronel en retiro Gabriel de Jesús Rincón Amado, exjefe de operaciones de la Brigada 15 en Norte de Santander; el capitán Henry Mauricio Blanco Barbosa, dos suboficiales y los soldados de dicha brigada, presentaron como bajas en combate a los cinco jóvenes, tras ser trasladados desde el municipio de Soacha (Cundinamarca), hasta Ocaña (Norte de Santander), en hechos ocurridos en 2008. Según la Fiscalía, las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales fueron identificadas como: Víctor Fernando Gómez, Diego Tamayo, Julio César Mesa, Andrés Palacios y Jonathan Soto, este último menor de edad. De acuerdo al ente investigador, para justificar las ejecuciones los militares falsificaron documentos que soportaban el informe de tales combates, además permitieron que los inhumaran como no identificados, para evitar su reconocimiento. Durante el juicio rindieron testimonio labriegos que observaron automotores desplazarse con las víctimas por el lugar donde ocurrió el homicidio y que minutos después escucharon los disparos. Según la Fiscalía, se comprobó que no existió algún combate pues las víctimas no dispararon ningún arma, aunque aparecieron en poder de armamento. También se demostró que las víctimas no tenían razón para estar lejos de sus viviendas, mientras que a los uniformados no les aparece en los registros de la institución la autorización para desplazarse a ese lugar con fines militares. Por último, se estableció que las víctimas fueron halladas sin vida con indumentaria de clima frío y que además eran “personas de buenas familias e hijos de matrimonios estables”, según se constató con las declaraciones de habitantes del municipio de Soacha. Los 21 militares condenados fueron identificados como Medardo de Jesús Ríos, Luis Alirio López, Ferneny Grijalva, Géiner Fuertes, Pedro Johan Hernández, Manuel Ángel Zorrilla, Juan Gabriel Espinoza, José Orlando Gonzáles, Kevis Alberto Jiménez, Richard Armando Jojoa, Mauricio Cuniche, Nixon Arturo Cubides, José Adolfo Fernández, Gabriel de Jesús Amado, Ricardo Gonzáles Gómez, Eider Andrés Guerrero, John Anderson Díaz, Juan Ramón Marín, Ricardo Coronado Martínez, Janer Ediel Duque y Henrry Mauricio Blanco, sobre quienes se libró orden de captura. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad