Así cayó el presunto homicida de la fisioterapeuta

Así cayó el presunto homicida de la fisioterapeuta

Julio 03, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Stephanie Ramírez

Decenas de personas realizaron un plantón en la Escuela del Deporte, sur de Cali, para rechazar el asesinato de Stephanie Ramírez, ocurrido el 4 de junio.

José Luis Guzmán / El País

Ante un juez de Aguachica, Cesar, es presentado Harlis Alexis Murillo Moreno, detenido este sábado en esa ciudad y señalado como el presunto homicida de la fisioterapeuta Stephanie Andrea Ramírez Narváez, quien fue hallada muerta dentro de una unidad del sur de Cali el pasado 4 de junio.

Un fiscal de esa ciudad recibió un informe con las evidencias que señalan a este hombre como el autor de la violación y homicidio de la joven, quien ese domingo realizaba una terapia a la madre del victimario en la unidad residencial Ciudad 2000.

De acuerdo con un dictamen de Medicina Legal, la joven fue víctima de abuso sexual, golpeada con una tabla y asfixiada. Su cadáver estaba envuelto en el forro de un colchón.

En la investigación los peritos lograron reconstruir, parcialmente, lo acontecido en el apartamento de Bosques II, ubicado en la Calle 43 con Carrera 69. La joven ingresó a la unidad a las 9:00 a.m. para hacerle terapias a una señora —madre del detenido— que se encontraba en condición de discapacidad producto de un accidente de tránsito. Stephanie Andrea había llegado al lugar para cumplir con un reemplazo, pues no era su cliente habitual.

El crimen ocurrió en una de las habitaciones de la vivienda de la madre de Murillo, quien, según testigos le dijeron a la Sijín de la Policía, fue visto ese día cuando “llevaba un bulto”.

Los investigadores, a través de rayos ultravioleta hallaron en un colchón que estaba en el apartamento rastros de sangre. En una de las tablas había cabellos, al parecer, de la víctima. Otra de las pistas por la que solicitaron la orden de captura es el video en el que el sospechoso vende el celular de la joven asesinada, momentos después del crimen.
Con estas evidencias, la Fiscalía le imputa a Murillo Moreno los delitos de feminicidio y acceso carnal violento.

“Stephanie fue instrumentalizada, es decir, fue tratada como un objeto por este hombre. Primero porque la asaltó sexualmente, segundo porque la atacó con un objeto contundente para reducirla y tercero porque finalmente la asfixió para quitarle la vida”, dijo una fuente de la Fiscalía al explicar por qué se trataba de un feminicidio.

El investigador agregó que este caso es similar al de Rosa Elvira Cely, crimen ocurrido en Bogotá y por el que se creó la ley que castiga los feminicidios con penas mayores a las de un homicidio.

“No era la primera vez que este hombre cometía un abuso sexual. Él tiene el perfil de un feminicida. Tenía dos casos previos de violencia sexual contra la mujer, lo que denota su desprecio por el género”, dijo.
En uno de esos casos, ocurridos en el 2008, fue detenido en flagrancia por abusar de una menor. Según la fuente, realizó un preacuerdo con la Fiscalía para su condena. Luego, el caso llegó al Tribunal Superior de Bogotá, que no avaló el preacuerdo y lo absolvió.

Stefany Ramírez, de 32 años, fisioterapeuta.

Stephanie Ramírez, de 32 años, fisioterapeuta.

Foto: cortesía para El País

La captura

Tras la muerte de la joven, la Fiscalía solicitó una orden de captura contra Murillo Moreno. Sin embargo, él se había ido de la casa donde vivía su madre.

“Lo buscamos en el Chocó, de donde era oriundo. Allá enviamos comisiones que le siguieron la pista pero se fue. Ayer precisamente se da su captura en Aguachica, César, por unidades de la Policía comunitaria por cuadrantes, que hace la verificación con la Sijín de la Policía, logrando su plena identificación”, indicó el general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Por su parte, la Fiscalía agregó que la detención del hombre se dio durante una requisa en un establecimiento de comercio, donde se halló al sindicado sin documento de identidad, por lo que tuvo que ser remitido a una estación de Policía para revisar si tenía deudas pendientes con la justicia.

En el sistema apareció que tenía vigente una orden de captura en Cali por el crimen de Stephanie Andrea.

La víctima

Stephanie Ramírez, de 26 años de edad, se había graduado como fisioterapeuta de la Escuela del Deporte. Actualmente, trabajaba
con pacientes de la Fundación Valle del Lili, brindándoles atención en casa.

La joven estaba casada y es recordada por su amor por los animales. “Stephanie ya no podrá salir de paseo con Rubén y Axel (su nené perro), no tendrá hijos, no hará más viajes, no celebrará más fechas especiales, su madre no podrá abrazarla”, expresó una amiga.

Amigos, familiares y colegas realizaron el 5 de junio un plantón frente a la Escuela del Deporte para exigir que cese la violencia contra la mujer en Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad