Al cumplirse tres años de la ley, víctimas piden celeridad para recibir una reparación

Al cumplirse tres años de la ley, víctimas piden celeridad para recibir una reparación

Junio 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Este martes se cumplen tres años de la Ley 1448. Sus beneficiaros la defienden, pero critican lentitud.

Hay una frase en la que coinciden aquellos que han sido afectados por el conflicto armado: “la Ley de Víctimas nos abrió los ojos”.Hoy, cuando esta política cumple tres años de implementación en el país, los beneficiaros la consideran su única arma para reclamar sus derechos como mártires de una guerra de más de 50 años.Pero, como toda estrategia de defensa, las víctimas del Valle del Cauca piden que esta ley se renueve, que acelere su paso, porque ya llevan mucho tiempo esperando una reparación. Para Obdulia Gaviria, coordinadora de la Mesa de Víctimas de Buenaventura, el proceso de implementación de la ley ha sido muy lento. Según ella, el retraso se debe, sobre todo, a la falta de voluntad política de algunos gobernantes y entidades que no se han comprometido con las víctimas.Y es que Buenaventura representa uno de los mayores desafíos para la ley, pues se han identificado 111 mil víctimas de la violencia, una cifra que corresponde al 30 % del total de la población.“Yo defiendo esta iniciativa a capa y espada porque permitió reconocer que en el país hay un conflicto armado y hay unas personas que sufrieron esa guerra y por eso tienen derechos; pero la atención tiene que ser más rápida para que terminemos con tanto dolor”, advierte Obdulia.De acuerdo con las cifras de la Unidad de Víctimas del Valle, en el departamento ya se han identificado 390 mil personas afectadas por el conflicto armado, pero hasta el momento solo 15.447 han sido indemnizadas, con una inversión de $100.149 millones.Los directivos de la unidad en el departamento recuerdan, sin embargo, que la Ley 1448 establece un plazo hasta el 2021 para otorgar una reparación integral al 100 % de las víctimas registradas en todo el país, que ya superan los seis millones y medio. Aunque en el Valle, por ejemplo, las organizaciones sostienen que hay un alto subregistro, debido a que muchas víctimas aún no están inscritas. Mario Walter Quiñones, coordinador de la Mesa de Víctimas de Cali, cuenta que se ha encontrado con muchas personas que ni siquiera saben que, así los hechos victimizantes hayan ocurrido hace muchos años, sí tienen derecho a una reparación. “Después de tres años, yo veo que todavía hay mucho desconocimiento de esta política”. Mario cree que una buena estrategia para divulgar esta ley en Cali sería visitar las comunas y realizar consejos comunitarios para que la población conozca este beneficio. En Tuluá, por su parte, son otras las quejas. Aunque en este municipio las víctimas reconocen que la ley sí está avanzando a buen ritmo, advierten que es necesario aumentar el número de funcionarios que reciben las solicitudes. Según los datos de María Nelly, coordinadora de la Mesa de Víctimas de Tuluá, el punto de atención de la ciudad recibe a unas 40 personas al día y solo hay tres empleados. “También necesitamos que en este sitio se atiendan a las personas de los municipios cercanos porque les queda más difícil viajar hasta Cali”. Más celeridad, más divulgación y más personal son entonces los ajustes que les piden las víctimas del Valle a la ley después de tres años de implementación.Y esa celeridad es urgente, sobre todo, en los procesos de reparación colectiva, pues hasta el momento ninguna comunidad de la región ha recibido este beneficio. Ever Montaño, coordinador de la reparación colectiva en el Valle, explicó que hay 17 comunidades que ya iniciaron este proceso en la región, de las cuales once corresponden a poblaciones afro de Buenaventura. “Por ahora, se aprobaron los planes para las comunidades de El Arenillo, La Sonora y La Habana, y seguimos avanzando con las otras porque sabemos que ese es un gran desafío de la ley”.Reducen presupuestoSegún la Personería de Cali, el presupuesto asignado para la atención de la población víctima del conflicto armado en la ciudad, en el Plan de Inversiones del Plan de Acción Territorial, entre el año 2012 y 2013 aumentó un 97 %, pasando de $4.845 millones a $ 9.535 millones. Sin embargo, entre el 2013 y el 2014 disminuyó en un 35 %, pasando a $6.257 millones. Desde el 2012 hasta mayo de este año, 9.298 víctimas del conflicto declararon en Cali, de las cuales 8.198 fueron atendidas por la Personería."La situación en Buenaventura es muy crítica"Paula Gómez, directora de la Unidad de Víctimas en el Valle del Cauca, explica cuáles son los desafíos que enfrenta esta política en la región. Luego de tres años de implementación de la Ley de Víctimas, ¿cuál es su diagnóstico en el Valle?Hay muchos avances, uno de esos es que estamos superando el subregistro, pues hoy ya tenemos 390 mil víctimas en el Valle. Además, no solo estamos pensando en una reparación individual, sino que se está trabajando en la dimensión colectiva para las comunidades que fueron afectadas por el conflicto. Sin embargo, hasta ahora no se ha logrado ninguna reparación colectiva en el departamento...La reparación colectiva es demorada porque es un proceso que construyen las mismas comunidades, pues son ellas las que, con nuestro acompañamiento, deciden con qué proyectos quieren ser reparadas.El Valle es la tercera región del país con más recepción de víctimas, pero las autoridades locales han sido criticadas por su falta de compromiso con la ley, ¿qué está haciendo la unidad al respecto?La mayoría de víctimas de desplazamiento forzado son del municipio de Cali y el Distrito Especial de Buenaventura, donde se ha ido generando conciencia. Los entes territoriales se han dado cuenta de la importancia de la ley y de que es su deber atender a las víctimas. Buenaventura enfrenta una grave situación, ¿qué está haciendo la ley para reparar a las víctimas de una violencia que va en aumento?La situación de Buenaventura es crítica, tanto que por eso uno de los acuerdos que leyó Humberto de la Calle, con relación a las víctimas, es que el encuentro nacional se hará en Cali, pensando en la afectación de las víctimas del Suroccidente y del Pacífico. En Buenaventura se está haciendo un trabajo articulado con el Departamento de la Prosperidad Social, la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema y la Unidad de Consolidación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad