'Slow sex', nueva tendencia en relaciones íntimas, ¿sabe cómo practicarlo?

'Slow sex', nueva tendencia en relaciones íntimas, ¿sabe cómo practicarlo?

Enero 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora de Domingo, El País

Adiós a las relaciones íntimas maratónicas frustrantes. La tendencia actual es el ‘Slow sex’ encuentros sexuales de más larga duración. Tácticas para conseguirlos.

Rabia, insatisfacción, frustración e incluso ganas de no propiciar un nuevo encuentro experimentan muchas de las ‘víctimas’ de una relación sexual a las carreras, concluida en un santiamén. Como se dice coloquialmente, hecha en menos de lo que canta un gallo.Invertir tiempo en las relaciones íntimas es invertir en el placer, el conocimiento propio y del otro y en la comunicación de pareja, advierte la sicóloga y asesora sexual Alejandra Quintero, quien resalta además, que el sexo lento y prolongado hace parte de una tendencia mundial de lo Slow, “en el caso de la sexualidad sus defensores abogan por el Slow Sex”.De acuerdo con una investigación publicada en la Revista de Medicina Sexual de Estados Unidos en 2008, un coito adecuado dura de 3 a 7 minutos; uno deseable de 7 a 13 minutos; uno demasiado corto de 1 a 2 minutos y uno demasiado largo de 10 a 30 minutos. Este lapso no incluye la estimulación erótica previa al acto sexual.Pero si se tiene en cuenta una relación sexual completa, es decir que involucre el abordaje, el precalentamiento, el intercurso del coito, el orgasmo y el pos, señala Martha Mejía, sicóloga, especialista en sexología, los estudios científicos demuestran que lo ideal sería invertir un promedio de 20 a 30 minutos en un acto sexual habitual.Si se trata de un encuentro sexual más elaborado, agrega Mejía, se sugiere como mínimo un precalentamiento de 15 minutos y como mínimo un intercurso de coito de 15 minutos y otros minutos más en el ‘pos’. “Podríamos estar hablando de 40 minutos sin que haya prisa, en cámara lenta, que la pareja se tome su tiempo en un acto donde se lleve y se mantenga a lo más alto del placer a las dos partes para una relación sexual placentera”. La prolongación del acto sexual no garantiza por sí misma el pleno goce en la intimidad porque en éste influyen varios factores, por eso en algunas ocasiones los maratónicos o ‘rapiditos’ generan grata satisfacción. Pero, los popularmente llamados ‘polvo e gallo’ si son reiterativos llegan a ser frustrantes y aburridores.Existen ciertas técnicas y consejos para extender el tiempo de un encuentro sexual, pero advierte el sexólogo Luis Alberto Montejo, ninguno de ellos servirá si la persona no busca solución a las causas por las cuales no toma el tiempo adecuado para los preliminares.Antes de su próximo encuentro íntimo, siga algunas de estas recomendaciones:PreliminaresAntes que nada, es importante que la persona juegue y explore con su propio cuerpo: qué partes le producen más placer al tocarlas, con cuál no se siente bien, dónde tiene que fortalecer, no sólo para disfrute individual sino para comunicárselo a la pareja verbalmente o guiándola con su mano.Previo a cada encuentro hay que propiciar la galantería, la sensualidad y el erotismo: mándele un mensaje ardiente y sugestivo por email; vean una película erótica; báñense juntos; tómense una copa de vino; coman alimentos bajos en grasas, pues estos los pueden preparar mejor para el orgasmo.Peina a tu pareja con tu mano o un cepillo; tápale los ojos y acaríciala de la cabeza a los pies con una pluma (una gamuza, un encaje) o con la yema de los dedos; derrite un cubito de hielo o deja caer dos o tres goticas de cera de una vela prendida sobre su piel.Intercurso de coitoExplora centímetro a centímetro el cuerpo de tu pareja con la boca, la lengua, los dedos, las manos, con el cabello, todo esto permite un derroche de placer. No vayas directo al grano. Manten los umbrales muy altos con más besos, diálogos, susurros, jadeos. Dile lo mucho que estás disfrutando y lo que quieres que te haga.Aprendan a controlar la respiración y los ritmos. Cuanto más rápida es la penetración y más agitada la respiración hay más posibilidades de desencadenar rápidamente. Lo ideal es que los ritmos sean pausados y se cambie el movimiento de rotación de la cadera y la pelvis. Respiren profundo. Hagan coito lento, en el que se penetre y se descanse. Y variado: a media asta, incipiente y a profundidad.Es importante que los caballeros retengan, controlen lo suficiente porque suele haber mucha precocidad en la eyaculación, lo que no le permite a la mujer alcanzar el clímax. Para evitar ‘incidentes’ son aconsejables los ejercicios Kegel (ver recuadro).Durante el coito disfruten de posturas variadas, que les sean cómodas a los dos. Ilústrense con videos, con manuales (nada más el Kamasutra tiene 69 posiciones para ensayar).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad