ENTRETENIMIENTO

¿Existe el amor de la vida? Cinco formas de comprobarlo

Abril 23, 2017 - 07:45 a.m. Por:
Redacción El País
Amor

El País.com.co

Mientras estaba en la torre del castillo, en problemas porque estaba a punto de morir por un incendio que consumía mi cuarto, cerré los ojos imaginando que me rescataran, pero no mis padres, ni mis amigos, si no mi príncipe azul. Él, en su caballo y con el pecho al descubierto, llegaría con su fornido cuerpo a levantarme y llevarme lejos del peligro.

En realidad, sucedió lo contrario, sonó el despertador y el sueño desapareció, así como la ilusión del príncipe, porque muchos de ellos se convirtieron en sapos.

Es más, su imponente caballo luce como el enjuto Rocinante, su espada ya no reluce y menos su capa que se destiñe como por encanto. Aquel hechizo primero que los unió, parece haber perdido poder y todos los defectos salen a relucir. Y es que a muchas princesas les gusta rehabilitar sapos y juran que los van a convertir en príncipes. Pasa en los cuentos, incluso en Disney, pero no en Netflix ni en la vida real.

“Cada día la sociedad genera una imagen del amor a través de las revistas, los anuncios, las películas, los cuentos de hadas, absolutamente idealizada. Y el recorrido de una pareja, por ejemplo, está lleno de altibajos, pruebas, unas más duras que otras y superarlas es encontrar el verdadero amor”, explica la psicóloga Julia Guzmán.

Fueron precisamente los cuentos, del estilo de Cenicienta y Blancanieves, los que hicieron que muchas vayan por el mundo buscando cada mendigo (llámese sapo también), deseosas de entregar su amor, a cambio de un beso, una palabra bonita o la promesa de un castillo (que muchas veces se construye en el aire).

Es como si se sumergieran en un sueño profundo como la Bella Durmiente, hasta que una buena dosis de realidad las despierta y ven que el tal príncipe azul no es tan azul ni tan príncipe como se lo pintaban. O que no es que se hayan convertido en sapos sino que siempre lo fueron.

Porque los principales errores que cometen algunas personas son sencillos, solo que no los ven porque ven lo que les conviene de su pareja y no todo en conjunto. Muchas se creen el cuento de que “ellos nunca mienten, sólo tiene ojos para ellas y que siempre está pensando en mí”.

“Es normal cuando una pareja está en los primeros meses de relación que miren a su compañero con admiración y amor, pero el reto es ver lo que hay detrás de él porque podrá ver quién es realmente y descubrir si esas cualidades son las que le interesan”, concluye la experta.

Por eso antes de entregar su corazón, ya sea al príncipe, a la bruja del cuento o al leñador rompecorazones del bosque, siga algunos de estos tips que a continuación le presentamos.

El hombre ideal

El País.com.co

1.Trate de ser realista

Inténtelo para que lo pueda lograr. A veces idealizar a la persona con la que quisiera tener algo lo puede llevar a tomar una mala decisión, incluso a quedarse solo. Si no es realista, va
a tener que ‘conformarse’ con la persona que llegue a su vida y puede terminar siendo una mala experiencia que le afectará sus futuras relaciones. ¡Lo que ves es lo que hay!

2.Lleve una cuenta mental

De todo lo que ha hecho por ganarse su amor, no haga trampa. Usted sabe bien lo que vale y lo que no. Es por ello que no tiene que esforzarse por algo que no puede llegar a suceder. Lo recomendable
es interntar llevar la situación hasta donde se lo permita, no se extralimite porque terminará haciendo cosas que no sean de su personalidad y lo hagan pasar por algo que usted no es. Finalmente, recuerde que hay más personas en el mundo para conocer.

3. Póngase a pensar

En lo que le gusta de él o ella y revise si eso es lo que usted quiere. Vea
sus cualidades, valores, costumbres y hasta su nacionalidad!, porque con esa cultura es con la que va a convivir.

Por ello, un buen momento para hacerlo es durante una buena cena, aproveche estos recursos para indagar su vida. Recuerde que
no todos deben tener sus mismos gustos. Al contrario, quizá algo del otro que usted no tenga en común puede ser lo que despierte el interés por saber más de ello y puedan acercarle más a él.

4. Algo muy muy importante

¿Qué tan afines o compatibles son? Pueden ser polos opuestos y está increíble. Sólo hay que fijarse si le gusta a lo que se dedica y si le atrae la idea de entrar a su mundo, y también saber si él quisiera entrar al suyo. ¡Tener el mismo objetivo!

O sea, si usted busca ser la princesa del castillo, darle herederos de su fortuna, pero en sus planes a futuro él no se ve viviendo con nadie, por favor no vaya a pensar que con su dulce encanto eso va a cambiar.

5.No todos son iguales

A pesar de que los príncipes azules puede convertirse
en sapos, no piense que una mala pareja, un mal momento signifique que todos sean así. Encontrar una buena pareja para usted puede tomar tiempo. Pero tampoco se vuelva loco buscando, a veces alguien puede llegar a su vida cuando menos se lo imagina. Dejarse sorprender puede ser lo mejor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad