Tienda de café Starbucks abre su primera franquicia en Bogotá

Julio 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Tienda de café Starbucks abre su primera franquicia en Bogotá

La tienda de Starbucks en Bogotá se encuentra en el Parque de la 93, zona rosa de la ciudad.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, dueña de la cadena Juan Valdez, dice que ve con buenos ojos la competencia ya que se impulsará el mercado del café gourmet.

Con la inauguración de la cadena estadounidense de café, Starbucks, que este miércoles abrió su primer local en Colombia, a Juan Valdez le salió competencia en su propio feudo. Se trata de un local de tres pisos en Bogotá que es el primero de 50 que la firma de Seattle planea abrir en este país en los próximos cinco años. En un gesto hacia la tradición cafetera de Colombia, es el único en el mundo que servirá exclusivamente café nacional. ¿Acudirán los colombianos al llamado de Starbucks, haciendo a un lado al popular Juan Valdez? La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, dueña de la cadena Juan Valdez, dice que ve con buenos ojos la competencia. Asegura que la llegada de Starbucks impulsará el mercado de café gourmet java incluso si sus ventas en sus casi 200 locales merman un poco a corto plazo en Colombia. "Hay lugar en el mercado para los dos", afirmó Alejandro Londoño, director de ventas internacionales de la cadena. La misión social de Juan Valdez de promover el café colombiano y contribuir al bienestar de sus productores seguramente hará que la clientela se mantenga leal a la cadena, según Londoño. Desde su fundación hace 11 años, la cadena colombiana ha aportado más de 20 millones de dólares a un fondo que ayuda a mantener a las 560.000 familias de la región cafetera, algunas de las cuales tienen acciones en la empresa. Si bien Starbucks se ha creado una imagen de empresa responsable, que ofrece a sus empleados de Estados Unidos generosos seguros médicos e incluso cursos universitarios online, hasta ahora no había incursionado en Colombia, la tercera economía más grande de América Latina, a pesar de que abrió 700 locales en 12 naciones de la región. Ello se debió probablemente a que no quiso herir las sensibilidades de esta nación cafetera, molesta porque sus cultivadores reciben apenas unos pocos centavos de los cuatro dólares que cuesta un venti latte. Por más que el país exporte los mejores granos de café, el gusto de los colombianos era hasta hace poco bastante provinciano y casi todo el mundo bebía el "tinto", como se denomina a un café negro, muy azucarado, a menudo recalentado. El local de Starbucks se encuentra frente a un parque, cruzando el cual hay una cafetería Juan Valdez frecuentada por oficinistas, quienes parecen entusiasmados con la idea de tener nuevas opciones cafeteras. Dicen que el servicio en la cadena local ha mejorado desde que Starbucks anunció su desembarco en Colombia hace un año. "Me gusta Juan Valdez, pero eso no quiere decir que nuna iré a Starbucks porque quiero apoyar nuestro café", afirmó Marcela Gómez, una arquitecta. "La competencia es buena" .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad