Pymes, la mejor opción para darle vida a las grandes ideas

Pymes, la mejor opción para darle vida a las grandes ideas

Julio 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Pymes, la mejor opción para darle vida a las grandes ideas

Gracias a la creación de nuevas pymes, el tejido empresarial de la región continuó creciendo fuertemente.

Pymes locales, fruto del esfuerzo y la persistencia, son una ventana al mundo de la innovación ‘made in Cali’. Y también, una muestra de la forma en que el tejido empresarial de la región sigue fortaleciéndose.

Las pequeñas y medianas empresas, Pymes, de Cali, siempre han tenido un músculo especial. En el 2004, por ejemplo, empujaron el 18% de todas las exportaciones que el total de las Pymes colombianas hicieron ese año. Para ese momento ya habían registradas más de cinco mil unidades productivas de ese tipo en la ciudad; el 15% eran medianas y el 85%, pequeñas empresas.

Y han seguido creciendo. Solo el primer trimestre del año pasado, por ejemplo, un informe de la Cámara de Comercio de Cali registró que en dicho periodo las Pymes matriculadas y renovadas crecieron 14,5 % respecto a igual período del 2013, ratificando así la manera en que el tejido empresarial de la región continuó haciéndose fuerte.

A pesar de que su canasta exportable se encuentre altamente concentrada en los Estados Unidos, la incursión en otros mercados les ha permitido ventas muy importantes: en el 2013,  las Pymes de la región vendieron US$250 millones. 

Y aunque tal como anota la Asociación Colombiana de Pequeñas y Medianas Industrias, cuando dice que “el factor tasa de cambio, lo mismo que la baja demanda estadounidense, han desestimulado las exportaciones (en el 2012 las Pymes del Valle vendieron US$349 millones)”, el músculo sigue ejercitándose, no solo para afrontar las adversidades, sino para abrir nuevos caminos. 

Los siguientes son algunos ejemplos de pequeñas compañías que dan la ‘pelea’ en el mercado.

Los platos germinables

[[nid:447139;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/provokame_0.jpg;left;{Claudia y Andrés son esposos, innovadores y dueños de Provokame & Papelyco. Archivo l El País}]]

La chica sonriente en la foto se llama Claudia Barona y es ingeniera industrial de la universidad Javeriana; a su lado, de sonrisa coincidente, el abogado de la Sabana de Bogotá, Andrés Benavides. Juntos, además de esposos, son los dueños de Provokame & Papelyco, una empresa que entre más pasa el tiempo mayor es su potencial exportador: se dedica a los productos ecológicos. 

Primero fueron tarjetas, agendas y lapiceros. Luego la gran idea: ¿Qué pasaría si un plato desechable, en vez de desechable, fuera cosechable? Claudia y Andrés empezaron entonces a pensar en la forma de materializar la idea, hasta que le dieron forma creando unos platos hechos con bagazo de piña y fibras naturales. “La idea era hacer un plato que pudiera reemplazar materiales tan dañinos para el medio ambiente como el icopor, que tarda hasta 500 años en degradarse”, contó Claudia.

En el 2009 ya la pregunta no era si el plato se podría sembrar, sino el fruto que daría: ¿Una fruta? ¿Una flor? Por ese tiempo ganaron el concurso ‘Bavaria Destapa Futuro’ y ese fue el punto de inflexión que les permitió la ejecución del proyecto. Dos años más tarde los ‘platos germinables’, como fueron bautizados, estuvieron en el mercado.

Aunque en Cali los platos estuvieron codificados el año pasado en varios almacenes de La 14 y lograron distribuidores para la ciudad y para Bogotá, el producto, realmente es tipo exportación y su destino, Europa y Estados Unidos.

Papelyco, que hasta el año pasado había generado 50 empleos a madres cabeza de hogar y tenía proyectado abrir otras 100 plazas, ganó también el Premio en Unep (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y el premio Valle  de la Cámara de Comercio de Cali.

“La idea es ampliarnos a mercados de la región”, Andrés Benavides, copropietario de Provokame & Papelyco.

Realidad aumentada

[[nid:447144;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/solinix.jpg;left;{Archivo El País}]]

Es un trabajo de mucho tiempo. Mucho. Al menos once años. Ese es el tiempo que Karina Giraldo y Henry Paredes llevan fortaleciendo Solinix, una empresa caleña que se dedica al desarrollo de software y que en el 2014 logró una aplicación basada en la realidad aumentada. 

“Consiste en sobreponer imágenes virtuales sobre la realidad que vemos a través de la cámara del computador o del celular, creando una realidad mixta en tiempo real”, explica Karina. 

En otras palabras, la realidad aumentada es una herramienta interactiva que, por ejemplo, permitiría reemplazar el papel de una hoja de vida por una tarjeta codificada que, al momento de ponerla en la cámara del computador o el celular, reflejará un video de la persona exponiendo su perfil y experiencia laboral. 

Pero la aplicación de realidad aumentada no está pensada solo para facilitar procesos laborales. Otro de los universos a la que Solinix aspira a proyectarla es al de la educación, pues permitiría agilizar muchos procesos en etapas escolares: “Estamos proyectándonos de tal manera que podamos llevarla a los colegios y a padres de familia. Que los niños puedan jugar de manera didáctica con la herramienta”, indicó Karina. Su uso, además, no es sinónimo de altos costos.

“Queremos ser una empresa de software importante para el país y generar mucho empleo”, Karina Giraldo, creadora de Solinix.

Encantador de perros y gatos

[[nid:447145;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/manuel-camacho.jpg;left;{Archivo El País}]]

¿Cómo darle una pasta a un perro o a un gato sin que sea una tortura?Con esa idea en mente, la misma idea que le ha quebrado la cabeza a millones de amos angustiados por todo el mundo, Manuel Camacho, gerente de Comandina, desarrolló una línea de productos que es un alivio para aquellos dolores de cabeza.

Manuel, que estudió Administración de Empresas en la Universidad de Texas y tiene un máster en Mercadeo Internacional que cursó en Alemania, fue el fundador de Casa Agrícola. En Cali, la firma tuvo varios puntos, al igual que en el resto de Colombia donde llegó a tener quince en total.

Hace diez años, tras un estudio desarrollado en conjunto con la Universidad de La Sabana, decidió redireccionar el negocio y apostar al creciente mercado de las mascotas. Así fue como Casa Agrícola le dio paso a Comandina, que se constituyó como el laboratorio que desarrolla la formulación de los productos y contrata la maquila con laboratorios especializados en Cali y Bogotá.

Una de sus creaciones es ‘Mirrapel Pets’,  un suplemento alimenticio en polvo que ayuda a mejorar la salud de perros, gatos y conejos que solo se tiene que esparcir por el concentrado. “Siempre trabajamos sobre la idea de productos amigables y basados en estudios de campo”, dice Camacho.

Precisamente, en un estudio que él le ha hecho al mercado para mascotas en el extranjero se dio cuenta que en Colombia aún falta por crecer. Fue así, como le presentó a INNpulsa Mipyme un Snack para el cuidado oral de perros: “Desarrollamos un Snack con base en un gel que el perro se lo come, lo saborea, lo lame y lo esparce por los dientes con lo que se controla el sarro, blanquea dientes y lo mejor es que no es traumático para él”.

“El mercado para mascotas es cada vez más importante”, Manuel Camacho, gerente de Comandina.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad