“No podíamos hipotecar al Valle con las vigencias futuras”

Febrero 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción

El gobernador del Valle, Francisco José Lourido, pidió ayer comprensión a los alcaldes por el desmonte de los contratos que su administración está negociando con tres consorcios para no ejecutar obras a través del sistema de vigencias futuras, tras señalar que “es por el bien del departamento”.

El gobernador del Valle, Francisco José Lourido, pidió ayer comprensión a los alcaldes por el desmonte de los contratos que su administración está negociando con tres consorcios para no ejecutar obras a través del sistema de vigencias futuras, tras señalar que “es por el bien del departamento”.Sostuvo que “no podíamos hacer unas obras hipotecando las finanzas regionales y dejando inviable al Valle”.Según Lourido, los marcos fiscales de mediano y largo plazos no daban para atender ese paquete de obras valorado en $650.000 millones. “Si hubiéramos seguido con las vigencias, no iba a quedar departamento como tal”.El mandatario reveló que la financiación del paquete de obras era del 15%, mientras la tasa interna de retorno de la inversión para los consorcios era del 50%. “Con la financiación se iban a terminar pagando $1,5 billones, lo cual era exagerado”, subrayó el Gobernador.La finalización de los contratos bajo mutuo acuerdo se está negociando con los consorcios Promesa de Sociedad Futura Vías del Valle, S.A.S., Mi Valle y Renovación Urbana del Valle S.A.S, Reurvalle, los cuales reclaman $35.000 millones por los diseños y estudios. Lourido manifestó que esas negociaciones, que se espera estén finiquitadas en un mes, se adelantan con el apoyo de la Procuraduría General de la Nación.“Queremos dejar absolutamente protegido al departamento de demandas, pues seríamos irresponsables al dejarle un pleito, ni más faltaba”, agregó.A cambio, Lourido informó que ya se está tramitando un crédito por $80.000 millones ante la Financiera de Desarrollo Territorial, Findeter, para atender algunas obras en los municipios. La Dirección de Apoyo Fiscal, DAF, ya dio el aval para contratar el préstamo, y sólo falta que la Asamblea Departamental otorgue su visto bueno.El crédito sería a 12 años con un período de gracia de dos años y una tasa de interés de DTF menos tres puntos al año.Gilberto Toro, director ejecutivo de la Federación Nacional de del Municipios, sostuvo que “reversar esa decisión no sólo perjudica las obras, sino sobre todo a las comunidades que necesitan desplazarse por vías en buen estado y contar con nueva infraestructura”.Las polémicas vigencias futuras habían sido aprobadas durante la administración del destituido gobernador Juan Carlos Abadía.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad