“La hotelería informal, el peor dolor de cabeza”: Cotelco

"La hotelería informal, el peor dolor de cabeza": Cotelco

Septiembre 20, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Alfredo García Sierra - reportero de El País
Gustavo Toro, presidente de Cotelco.

Gustavo Toro, presidente de Cotelco.

Cortesía para El País

Los hoteleros colombianos se reúnen hoy en Cali en su Congreso Nacional para revisar no solo las perspectivas del sector, sino la competencia desleal de los alojamientos ilegales, el impacto del nuevo IVA y lo que viene para la economía.

El presidente de Cotelco, Gustavo Toro, confía en que la ocupación mejore en este segundo semestre.

En medio de la actual desaceleración económica, ¿cómo le ha ido a la hotelería colombiana?

El primer semestre estuvo frenado igual que toda la economía. Tuvimos un crecimiento de cero y una ocupación muy similar a la de igual periodo del 2016, es decir, del 53,5% en promedio. Pero aspiramos a que la situación de la segunda parte del año mejore, ya que es una temporada de eventos y congresos, con lo cual proyectamos una ocupación del 56% al cierre del 2017.

¿Qué tanto puede ayudar el proceso de paz, pues había regiones que los turistas no podían visitar por la violencia guerrillera?

Creemos que el proceso será muy positivo para el sector turístico, y por supuesto todavía es prematuro ver un impacto ahora, pues el país se está reacomodando. A nivel internacional la percepción sobre Colombia ha mejorado, pues superó un conflicto con la guerrilla. Es un mensaje positivo, y por ello los turistas están más motivados para llegar al país.

Con base en eso, ¿hay posibilidades de que más cadenas hoteleras lleguen a Colombia para aumentar las inversiones?

En general, las últimas inversiones son colombianas a pesar de que vienen con una marca internacional. Pensamos que así se va a seguir comportando hacia el futuro. Esas cadenas ya no están invirtiendo en infraestructura sino que franquician su marca. Sin embargo, Marriott, que es operada por el grupo Poma de El Salvador, es una cadena que invierte recursos propios en la construcción de sus hoteles, lo cual es una excepción.

¿Algunos analistas señalan que todavía estamos cortos para eventos de clase mundial. Con base en ello, hay suficiente oferta hotelera colombiana?

Si estamos con una ocupación del 55%, en promedio, significa que falta un 45% por llenar. Hoy la hotelería está con unos niveles de ocupación que requieren mayor demanda de huéspedes. Por eso es suficiente esa oferta para atender lo que existe.

A propósito de esos niveles de ocupación, ¿qué tanto sigue impactando al sector la llamada parahotelería u hotelería informal?

Ese es el gran dolor de cabeza de la hotelería colombiana. La proliferación de apartamentos y viviendas que no cumplen con ningún requisito es un problema serio.
De allí que la gran preocupación del sector es cómo el Gobierno Nacional puede combatir esas ofertas ilegales de alojamientos que compiten deslealmente con los hoteles legales.

¿De qué tamaño es esa oferta hotelera informal, hoy?

Santa Marta es tal vez uno de los destinos más golpeados por esa oferta parahotelera. Un inventario hecho por nuestro capítulo Magdalena estableció unos 6000 alojamientos ilegales.

Bogotá acaba de terminar también un inventario donde se detectaron más de 6700 apartamentos y unidades habitacionales que se promocionan sin cumplir ningún requisito de las autoridades. Eso hace un ‘hueco’ a la hotelería formal.

En Cali estamos en el proceso de hacer una medición similar.

¿Son deficientes los controles de las autoridades?

Se debe llegar a medidas más efectivas, aunque el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ha hecho un buen trabajo con sus brigadas de formalización, pero esta situación en vez de aminorar, aumenta. La exigencia de factura podría ser una solución.

Un Ministerio de Turismo elevaría a un mayor nivel en las instancias del Gobierno las necesidades y requerimientos del sector para jalonar la economía, sostiene Toro.

¿Es competitiva la hotelería colombiana en servicios y tarifas?

Somos muy competitivos y la llegada de cadenas internacionales ha sido un aliciente para que la hotelería nacional se ponga a tono. Esas marcas con sus estándares internacionales y un manejo operativo más eficiente, por supuesto ha conducido a que la hotelería colombiana sea de buen nivel profesional.

Un ejemplo de ello es la cadena Estelar que ha hecho un trabajo muy importante al tener no solo presencia en Colombia sino en otros países.
Las tarifas (por habitación) son de las más bajas del mercado.

Con base en un análisis que hace el portal Trivago en capitales y ciudades importantes de Latinoamérica, los hoteles nuestros están por debajo, y entre ellos los de Cali figuran entre los más baratos.

El tratamiento tributario para los hoteles ¿qué tanto ha afectado o favorecido este año al sector?

La petición que hemos hecho al Gobierno Nacional es que se respeten las reglas de juego.

En la reforma tributaria (Ley 1819 de 2016) el Gobierno presentó al Congreso una iniciativa que fue aprobada, y es que los hoteles que se construyeron y remodelaron entre el 1 de enero del 2003 y el 31 de diciembre de este año, que tenían una tarifa de renta de cero, ahora pagarán el 9%. Es decir, que la reforma tributaria modificó ese beneficio (exención de impuestos) que era por 30 años, lo cual afectó las proyecciones financieras de esos establecimientos.

Se trata de una clara violación de las reglas de juego por lo que presentamos una demanda ante la Corte Constitucional para que se determine si los hoteleros tenemos razón, y si hubo una violación de la confianza inversionista.

¿Qué tanto impactó el nuevo IVA del 19% los servicios hoteleros este año?

Parte del estancamiento que tuvimos en el primer semestre fue por culpa del incremento del IVA. Eso restringió el consumo de las familias y las empresas que tendrán que invertir más recursos para atender esas obligaciones.

Incluso la Dian ha hablado de que ese incremento (del 16% al 19%) le ha representado $3 billones, los cuales han pagado los colombianos.

Ese mayor impuesto ha impactado la demanda, y por supuesto servicios como los hoteleros. Por eso, insisto, en que parte del estancamiento del primer semestre obedeció al nuevo IVA.

Cifras del sector en el Valle

Entre enero y agosto de 2017 se alcanzó una tasa de ocupación del 55,5% y los hoteles operaron con una tarifa promedio por habitación de $161.823.

Los establecimientos de alojamiento afiliados en el Valle del Cauca presentaron una tasa de ocupación promedio del 52,5% y trabajaron con una tarifa promedio de $159.483 durante este periodo.

Cotelvalle informó que de los visitantes que llegaron a la región entre abril y junio, el 15,7% fueron excursionistas, mientras el 84,3% restante lo hicieron en calidad de turistas.

En relación con el motivo de la visita, el 77,3% lo hizo por motivos personales, mientras que el 21,1% lo hizo por un motivo de negocios, señaló el gremio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad