La devaluación del bolívar pone en jaque exportaciones hacia Venezuela

La devaluación del bolívar pone en jaque exportaciones hacia Venezuela

Febrero 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La  devaluación del bolívar pone en jaque  exportaciones hacia Venezuela

El vicepresidente Nicolás Maduro descalificó las críticas de la oposición contra el Gobierno del presidente Hugo Chávez por la devaluación de casi un 32 % de la moneda nacional frente al dólar que rige desde esta semana en el país.

La medida generará también aumento en el contrabando. Hay temor en los empresarios por el pago de divisas. Acopi reporta baja del 15% en ventas.

La decisión del Gobierno venezolano de devaluar 46,5 % más el bolívar frente al dólar, puso nerviosos a los empresarios colombianos que aún venden buena parte de su producción a ese mercado. La medida entró en vigencia el pasado miércoles.La razón, como lo explicó el experto Memphis Viveros, es que la devaluación hace más caro el tipo de cambio para los venezolanos que antes pagaban 4,3o bolívares por dólar y ahora pagan 6,30 bolívares. Eso significa que ahora tendrán que disponer de más bolívares para comprar productos importados.El Gobierno venezolano explicó que devaluó drásticamente para “proteger la moneda” y llevar el tipo de cambio a valores más reales.En efecto, Venezuela tenía antes dos formas de importar: una por el Cadivi (Comisión Administradora de Divisas) a 4,30 bolívares y otra por el Sitme (Banco de Venezuela) a 5,30 bolívares. Ahora queda una sola manera de importar, con un dólar a 6,30 bolívares, explicó Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Venezolana.Ahora, la autoridad venezolana definirá cuáles son los bienes prioritarios que desea que ese país importe, lo cual hará que haya productos que no tengan divisas preferenciales si no se consideran prioritarios, explicó Pardo.Lo claro es que con la devaluación del bolívar frente al dólar, los productos colombianos se volverán más caros para el venezolano. Aunque la experiencia muestra que después de un tiempo eso se traduce en inflación y el efecto pasa.Pardo indicó que Colombia vendió el año pasado US$2.700 millones al vecino país, una cifra que podría bajar de manera importante este año. Los analistas coinciden en que el encarecimiento de la vida para los venezolanos hará que nuestros productos pierdan competitividad en ese mercado porque le resultan más caros al consumidor. Por el contrario, para los colombianos que viven en la frontera, será más barato comprar productos venezolanos ya que van a tener más bolívares por dólar o más pesos por bolívar. Es decir, podrán comprar más bienes en el vecino país.En ese sentido van a querer traer productos venezolanos a Cúcuta, Maicao y el resto de ciudades fronterizas, lo que quiere decir que se podría aumentar el contrabando en la zona limítrofe.Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores, Analdex, considera que la devaluación del bolívar “era inevitable porque cuando se tiene una tasa oficial de 4,30 y en el mercado paralelo está a 20, eso se torna irresistible”.Sin embargo, Díaz cree que el mercado se va a seguir recuperando, pero una vez se aclare cómo es el tema de los pagos, porque “más que el costo es cómo van a pagar, cuáles son las reglas de juego ahora de Cadivi y eso aún no lo sabemos”.A su vez, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, comentó que las exportaciones colombianas se pagan con un dólar paralelo, lo cual le resta importancia a la decisión de Venezuela, la cual no cree que tendrá mayor impacto en el país.Por su parte, el analista Daniel Ignacio Niño, explicó que con la devaluación lo que buscan las autoridades venezolanas es tener mayor efectivo por la venta de su petróleo en los mercados internacionales.Pero el efecto sobre el comercio bilateral parece evidente. Fernando Echeverry, presidente de Acopi, Valle, sostiene que la devaluación de la moneda venezolana “lo que va a generar son más facilidades para que los venezolanos puedan vendernos a nosotros”. En otras palabras lo que ocurriría es que “vamos a tener menos exportaciones hacia Venezuela y ya no será solo el problema de la devaluación, sino la falta de divisas para pagar las exportaciones”, anotó.Esto porque, como la advirtió Magdalena Pardo, con la devaluación del vecino país el sistema de exportación se vuelve más selectivo ya que se elimina una de las dos modalidades para vender productos y el gobierno venezolano va a preferir comprar y pagar lo que prioritariamente necesita. Es decir, habrá algunos sectores damnificados.Ya los pequeños industriales en el Valle reportaron una caída en las ventas del 15% durante el último año, buena de parte de ellas relacionadas con insumos destinados a la gran industria exportadora.Echeverry anotó que el Valle aún tiene una empresa que todavía depende en gran medida del mercado venezolano y la caída en las ventas nacionales a ese país “nos va a afectar duramente”. De hecho, la industria cosmética y de alimentos exporta buena parte de su producción a Venezuela. Laboratorios como Tecnoquímicas, Baxter y multinacionales de productos cosméticos y de aseo como Colgate y Johnson & Johnson con sus plantas instaladas aquí, dirigen buena parte de sus exportaciones al vecino país.La industria de alimentos también tiene significativa participación en ese mercado, sobre todo en ventas de azúcar, dulces y derivados de harina.También la industria avícola se verá afectada. El presidente de Fenavi, Andrés Moncada, afirma que con la devaluación el contrabando de pollo y huevo empeorará dado que el 55 % de la carne de pollo que se consume en la frontera es de contrabando.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad