Departamentos estudian cerrar fronteras a licores importados

Enero 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Departamentos estudian cerrar fronteras a licores importados

La venta de licores es el principal negocio del Departamento del Valle del Cauca. Con sus ganancias se financia la salud.

Las 32 gobernaciones del país y el Distrito Capital manifestaron la intención de cerrar las fronteras a la importación de licores desde el próximo 1 de marzo si no se llega a un acuerdo con las multinacionales licoreras.

Las 32 gobernaciones del país y el Distrito Capital manifestaron la intención de cerrar las fronteras a la importación de licores desde el próximo 1 de marzo si no se llega a un acuerdo con las multinacionales licoreras.Los gobernadores acusan a estas empresas de deteriorar las arcas del Gobierno Nacional y de los entes territoriales por causa del contrabando. El gobernador del Huila, Luis Jorge Sánchez, dijo con relación a la decisión tomada en la Asamblea General de Gobernadores que “es fundamental para poder proteger las finanzas departamentales y elevar los recaudos en cada uno de los departamentos”. A su vez el gobernador de Caldas, Mario Aristizábal, aseguró que de 28 millones de botellas de licor que ingresan al país anualmente (de manera legal e ilegal), sólo 6 millones están pagando impuestos de consumo.“El propósito de esta medida es cerrar la importación de los licores para recuperar rentas nacionales y sentarnos en una mesa de negociación para que las empresas multinacionales le reconozcan al país a través de una demanda formal instaurada en Estados Unidos, el perjuicio y daño hecho durante muchos años”, aseguró. Sánchez dijo al respecto que 20 departamentos del país tienen una demanda vigente en los tribunales de Nueva York contra las multinacionales Diageo y Pernod Ricard. Además, señaló que se podría extender a Grant’s y a otros comercializadores de licores. Asimismo, aseguró que queda conciliado que la totalidad de los departamentos del país firmarían el cierre de importaciones de licores respaldado por el Gobierno, a través de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, Dian. Según Aristizabal, el país dejaría de recibir $1 billón anual por concepto de impuestos a los licores.En el país se vendieron en 2010 un poco más de 98,3 millones de botellas de aguardiente, tres veces más que el número de botellas importadas que entraron a Colombia. Sólo la licorera del Valle vendió 11,5 millones de unidades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad