Calzado, cuero y confecciones, tocados por fraude a la Dian

Julio 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Calzado, cuero y confecciones, tocados por fraude a la Dian

Entre el 2008 y 2009 hubo súbito aumento de exportaciones, dicen gremios. Ya se empezaron a conocer algunos nombres de las presuntas empresas involucradas en el desfalco de la Dian como Consultores y Asesores R&B.

En junio del 2006 un ingeniero especializado en el manejo de software de la Dian tomó la decisión de quitarse la vida. El caso que pudo pasar inadvertido en ese momento, hoy cobra vigencia.El funcionario tomó esa determinación acosado por un gran fraude que se había tejido ese año en la entidad. Así lo dejó escrito en una carta donde dijo, “la corrupción en la Dian es un monstruo de mil cabezas”. Según la misiva, a 270 empresas de Bogotá y Barranquilla, que tenían deudas millonarias con la entidad, les borraron todos sus pendientes.Al parecer, este ingeniero no se equivocaba y ahora se devela otro caso de corrupción que data desde el año 2004, pero otras personas como Tulio Zuluaga, presidente de Asopartes, se atreven a decir que las irregularidades vienen de mucho tiempo atrás. “Le han quitado millonarios recursos al país y esta situación de las exportaciones ficticias le hace daño a los empresarios legales, por eso soy partidario de privatizar la Aduana”, dijo.Las cifras de los desfalcos al Estado, descubiertos en los últimos meses, pueden superar los $10 billones. Sólo en el caso de la Dian se estima que el robo por las devoluciones ficticias de IVA sería mayor a $1,5 billones. Eso sin contar el resto de investigaciones en marcha.Esos recursos, pertenecientes a cada uno de los colombianos, representan no menos de cuatro reformas tributarias, con ellos se hubieran construido varios sistemas masivos de transporte y seis veces el paquete de megaobras en Cali.Sectores en la miraYa se empezaron a conocer algunos nombres de las presuntas empresas involucradas en el desfalco de la Dian como Consultores y Asesores R&B, que parece ser la cabeza de la operación, de donde se desprenden otras firmas como Metales Jovanny, Metales Tato, Metals And Recycling y El Guajiro.Para devolver el IVA a estas empresas, alguien tenía que certificar la exportación de chatarra, para lo cual se crearon firmas como Aluminuim y Metales Valencia; Aluminios y Desperdicios Muñoz; Internacional de Metales Arboleda, según revelan las investigaciones. Los certificados internacionales se conseguían con sociedades como Fundicol Limitada; Pacific Metal Internacional y Negocios de Colombia.La firma R&B tenía sedes en varias ciudades, contrataba personal en cada una de ellas y operaba como una sociedad normal. Ahora, algunos empleados de esta compañía afirman que sufrieron presiones. En todo este proceso, se usó el nombre de vendedores de celulares, se robaban la identidad de las personas y de sociedades inactivas.Las investigaciones recaen en especial en exportaciones de empresas de chatarra, cuero y algo en confecciones. Luis Gustavo Flórez, presidente de Acicam, explica que el sector del cuero experimentó unas exportaciones inusuales para el año 2009, lo cual podría estar relacionado con algunas de esas ventas ficticias. Por ejemplo, dice que en el 2009 en productos de cuero se exportaron a Venezuela US$46,9 millones, mientras que en el 2010 apenas fueron US$1,9 millones y en lo corrido del año las ventas a ese mercado son US$1,8 millones. “En 2009 fue anormalmente alto, motivados no sabemos por qué. Tal vez relacionadas con exportaciones ficticias como dijo el Presidente”, explica el directivo gremial.Carlos Eduardo Botero, director de Inexmoda, señala que el sector se caracteriza por empresarios que operan bajo la legalidad. Pero hay un tema que preocupa y es que en el país el contrabando no para. Se estima que esta práctica se ha incrementado, pasando del 30% de lo que se comercializa en Colombia a un 50%. A esto se une, explica Botero, otros temas como la usurpación de marcas y la falsificación. “El sector de confecciones y textiles es uno de los más afectados por el contrabando”, dice.En los recientes casos develados por el Estado, han salido a la picota pública funcionarios, congresistas, alcaldes, pero muchos se preguntan dónde está la responsabilidad del empresariado colombiano en la corrupción.Mauricio Cabrera, analista económico, considera que le cabe más responsabilidad al sector privado, porque muchas veces las sociedades que fomentan la corrupción son grandes empresas que deberían tener sentido de la responsabilidad. Los casos más sonadosLos tentáculos de la corrupción en Colombia han llegado a todos los sectores. El país fue testigo hace unos meses como el grupo empresarial de la familia Nule defraudó al Estado por millonarias sumas. Tenían participación en unas 80 empresas y en negocios variados. Muchos de ellos se quebraron y los dineros de anticipos se perdieron, además tenían pasivos por $1,5 billones. Luego se conoció que en ese proceso participaron funcionarios, políticos y hasta el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, quien fue destituido por estas investigaciones. Los Nule fueron acusados por fraude, peculado por apropiación por el dinero que le deben al Estado por anticipos e impuestos. En el caso de la salud, se habló de que los recobros que hacían las EPS de manera irregular podrían llegar a los $34.000 millones, sin embargo, el mismo presidente, Juan Manuel Santos dijo que la suma del desfalco ascendería a $300.000 millones.En la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, los cálculos del detrimento al Estado no se han estimado, se trata de propiedades entregadas a las mismas personas investigadas, otras que fueron explotadas por depositarios corruptos y empresas llevadas a la quiebra. Un ex director de bienes de esa entidad fue investigado por $20.000 millones que no aparecían. Todo esto llevó al Gobierno Nacional a liquidar a la DNE, proceso que está en marcha. En el Valle, la Contraloría ha denunciado casos como la responsabilidad de funcionarios y ex funcionarios de la Industria de Licores del Valle por $5.000 millones por la cancelación del contrato de distribución.Cómo se evade el IVAEl cartel desmantelado en la Dian, a través de empresas ficticias, adquiría insumos con facturas y proveedores falsos. Luego pedían la devolución del impuesto que nunca fue causado.Según expertos en tributaria, hay otras formas de robarle al Estado. Por ejemplo, aumentar los costos de los bienes con facturas falsas y acudir a deducciones. Asimismo, eludir el pago del IVA y donar bienes inútiles o sin valor para ganarse la deducción.Los productos que se exportan no tienen IVA. Si una fábrica hace camisas y para su producción compra telas, botones e insumos que sí pagan IVA, tiene derecho a pedir la devolución de ese dinero.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad