'Apps' versus negocios tradicionales, un debate que apenas está por empezar

default: 'Apps' versus negocios tradicionales, un debate que apenas está por empezar

Guía para entender la ‘avalancha’ de aplicaciones que hay en el mercado y que compiten con los negocios tradicionales.

'Apps' versus negocios tradicionales, un debate que apenas está por empezar

Abril 16, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País
Smartphone apps tecnología celulares

Las aplicaciones que tienen mayor uso en Colombia son las de mensajería instantánea con una penetración del 26%. Le siguen las de videos y películas con un 22 %.

Colprensa

El mundo como lo conocieron nuestros padres y abuelos cambió. Hoy en día si necesitas transportarte usas una aplicación del teléfono como Uber, si requieres ayuda en el hogar buscas otra como Hogaru, si necesitas apoyo financiero está Venmetro, una plataforma de créditos online.

Asimismo, si tienes ‘vueltas’ por hacer está la posibilidad de contactar a Mensajeros Urbanos, si busco opciones para invertir está la app Homeparte y si no tengo empleo puedo acudir a Sabibu, una aplicación capaz de contactar personas y empresas especialistas en diferentes servicios profesionales y técnicos.

Las opciones son innumerables tanto como la imaginación de los emprendedores de Colombia y el mundo que hoy apuestan por desarrollar negocios diferentes a los tradicionales, pero que, por su misma innovación, no se enmarcan dentro de las normas vigentes en los países.

Es el caso de Uber, una plataforma que presta un servicio de transporte, pero que no se clasifica como empresa de este sector, lo que ha generado controversia entre gremios como los taxistas que reclaman que esa compañía cumpla las normas de una firma transportadora tradicional.

Lea también: ''Mi App Escolar', el nuevo vínculo entre colegios y padres'.

Pero igual puede suceder con Airbnb, que a través de internet ofrece alojamientos en el mundo, sin ser una empresa de turismo.
Esta situación ha llevado a preguntarse, ¿quién regula las aplicaciones y todas las alternativas de negocios que surjen desde las nuevas tecnologías?

Ana Lucía Alzate, directora del Start-Upcafe de la Universidad Icesi, recordó que el artículo 56 de la ley 1450 de 2011 habla sobre la neutralidad en internet y expresa que todo el tráfico que circula por una red debe ser tratado de forma igual, independientemente del contenido, la aplicación, el servicio, el dispositivo o la dirección del que lo envía o lo recibe, a excepción de la pornografía infantil.

Agregó que podría decirse que todas las aplicaciones son legales, a menos de que un juez manifieste lo contrario o que el ministerio competente se exprese en favor o en contra de los servicios. “No obstante, y según la ley al Estado no le corresponde bloquear o restringir ninguna aplicación que se preste a través de internet”.
En otras palabras, no sería coherente que mientras, por un lado, se impulsa la economía digital, por otra parte, se quieran bloquear plataformas como Uber, destacó la docente.

Este mismo argumento usó el Ministerio de las Tecnologías y Comunicaciones (Mintic). Según ha dicho el titular de esta cartera, David Luna, la misión de la entidad es promover e incentivar el desarrollo de aplicativos digitales y por lo tanto “el Ministerio TIC no puede tomar, ni tomará medida alguna para cancelar aplicativos”.
Este Ministerio “no está facultado para asumir las competencias de vigilancia y control que corresponden por disposiciones legales a otras autoridades públicas”.

Las aplicaciones que tienen mayor uso en Colombia son las de mensajería instantánea con una penetración del 26%. Le siguen las de videos y películas con un 22 %.

Voceros de la compañía Uber aseguraron a El País que la defensa del Ministerio TIC sobre la libertad de internet es fundamental para el futuro de los emprendimientos tecnológicos en Colombia y para los derechos de millones de colombianos que hoy en día se benefician de las aplicaciones de movilidad. “Esta postura se suma a la de otras entidades, como la Superintendencia de Industria y Comercio, que encuentran en las app una forma legítima de transformar la movilidad de las ciudades colombianas”.

Aún así está empresa se ha mostrado de acuerdo con que, en su caso, haya una regulación. “Uber creó un modelo innovador que hace más sostenible el transporte en vehículos privados y actualmente no hay normas para esto. Expertos en movilidad de todo el mundo, como la Asociación Americana de Transporte y la Asociación Internacional de Transporte ya han comprobado que los viajes compartidos son una solución a la congestión y sus problemas colaterales”, dijeron.

Además: 'El 'e-book' que le da una mano a los emprendedores en internet'.

Camilo Herrera, director de la firma Raddar, reconoce que el pulso entre la innovación digital y las normas locales ha causado tensiones en muchos países, debido al cambio de la naturaleza de los modelos de negocios y las estructuras de poder, pero considera que no pueden presentarse posiciones autoritarias del Gobierno Nacional, con el fin de defender las normas vigentes y aprovecharse de las plataformas según le convenga.

Por ejemplo, habla del caso de Uber que tiene al Gobierno dividido en dos, porque el Ministerio de Transporte pide el bloqueo de la aplicación, “cediendo a las presiones de los transportadores” y el Mintic se quedó solo intentando defender el uso de las nuevas tecnologías”.

Para el analista, el país no puede seguir pensando “que hoy solo vivimos en un mundo físico, y esto lo debemos comprender en todas las dimensiones incluso en la defensa nacional, en un mundo sin fronteras pero con efectos locales”.

Crece la economía digital

Mientras la polémica alrededor de los alcances de las plataformas tecnológicas siguen, el Gobierno, a través del Mintic ha sido un impulsor de la economía digital.

Por ejemplo, con el programa Apps.co se ha acompañado 1547 equipos de emprendedores de todo el país. Solo de Cali han pasado por este programa 112 emprendimientos. Esto sin contar con los proyectos que surgen desde diferentes universidades.

Según datos de Mintic 15 empresas digitales colombianas que han logrado expandirse tuvieron ventas en el último año por más de $154.000 millones, obtuvieron $64.000 millones en inversión y cuentan con usuarios en más de 122 países, entre ellas están: Fluvip, Greencode, Hogaru, Las Partes, Mensajeros Urbanos, PinBus, Platzi, entre otras.

Recientemente se destacó a Colombia como el segundo país que mayor número de emprendimientos innovadores aporta al sector financiero de Suramérica con 84 startups, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Lea aquí: 'Estas fueron las apps colombianas más exitosas del 2016'.

En Cali hay varias entidades que apoyan los emprendimientos digitales, una de ellas el Start-Upcafe de la Universidad Icesi, donde han salido propuestas como: Wargo App, que es la red de gimnasios más grande de Cali, que le permite a los usuarios con un único pago, tener acceso a los mejores centros fitness de la ciudad; Danda, una aplicación web que ayuda a las pymes a implementar un sistema de gestión de calidad de una manera práctica.

También Extremate, una guía de aventuras extremas en Colombia o Notiplac, que es un sistema que permite potencializar el servicio post venta del sector automotriz.

El emprendimiento digital ya no tiene retroceso y es muchos casos es un complemento de los negocios tradicional al que el mundo debe adaptarse.

Sobre Uber

El caso de Uber no ha terminado, el Tribunal Superior de Cundinamarca reinició el proceso contra esta compañía, luego de que el Ministerio de Transporte solicitó bloquear la aplicación. Este Ministerio ha insistido en que las plataformas tecnológicas que ofrecen servicio de transporte público no están ha habilitadas para operar.

Voceros de Uber dijeron que esta innovación está presente en 90 jurisdicciones en el mundo y que en algunas partes ha sido regulado el sistema de viajes compartidos en carros privados como es el caso de México, Australia, Filipinas y los Estados Unidos.

Afectados

Algunos transportadores siguen insistiendo en que plataformas como Uber y Cabify los afectan.

Para Alfonso Silva gerente de Transportes Circular, “el problema no son las plataformas tecnológicas”, pues el gremio entiende que debe innovar y desarrollar herramientas para adaptarse a la tecnología.
Para el directivo, lo que hace falta son regulaciones, “normas sencillas y claras”.

Destacó que la falta de articulación entre los ministerios dificulta
aún más la regulación de novedosas tecnologías que generan nuevos empleos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad