Tolima clasificó sufridamente a Octavos y espera a Banfield

Septiembre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Enaljugada

Deportes Tolima derrotó por 2-0 al Oriente Petrolero en el partido de Vuelta por la Fase II de la Copa Sudamericana y aseguró tiquete en Octavos de Final. En la Ida los bolivianos ganaron por la mínima diferencia, 1-0. El equipo de Hernán Torres rivalizará en siguiente ronda con el argentino Banfield.

Deportes Tolima derrotó por 2-0 al Oriente Petrolero en el partido de Vuelta por la Fase II de la Copa Sudamericana y aseguró tiquete en Octavos de Final. En la Ida los bolivianos ganaron por la mínima diferencia, 1-0. El equipo de Hernán Torres rivalizará en siguiente ronda con el argentino Banfield.Muy temprano, en el minuto 2, los 'Pijaos' rompieron los ceros y de paso igualaron la serie: pelota de rebote que tomó Bolívar tras un saque de banda fallido de los bolivianos, mandó el balón profundo, sobre el costado derecho del área rival, allí apareció Wílder Medina y sin pensarlo dos veces remató de primera, media distancia, potente y con veneno, para que la pelota se volviera mantequilla en las manos de José Carlo Fernández, seriamente comprometido. Golazo y 1-0.En el 11, Gerardo Vallejo se proyectó por derecha, encontró perfil de remate, se animó desde unos 25 metros, el balón picó en cinco con cincuenta pero esta vez Fernández no se permitió inseguridades. A los 16 se registró la primera aproximación ofensiva clara de Oriente: centro de campos desde el costado izquierdo, Peinado que intimidó en zona del 'Pijao' y Yesid Martínez se tuvo que lanzar de emergencia pare evacuar de cabeza. La cuenta se alargó a favor del Tolima en el minuto 25, también de la inicial: se juntaron Medina y Chará, el ex América mandó el pase definitivo y puso a correr a Jorge Perlaza, éste explotó en velocidad, penetró por derecha, aguantó la salida del 'Gato' Fernández, le amagó, lo dejó en el camino y en un cambio de pierna veloz remató con el botín diestro y la pelota buscó el fondo a mediana velocidad y ante la mirada impotente de los zagueros 'andinos'. 2-0.Tres minutos después, en el 28, Gustavo Bolívar y Danilo Peinado fueron por un balón dividido, ambos cayeron y desde el suelo comenzaron a agredirse mutuamente, se dijeron de todo, se miraron de cerca, el partido se calentó y el árbitro venezolano los expulsó. Ambas escuadras se quedaron con diez hombres.En el 35, John Hurtado quizo impedir que Francisco Arguello rematara un balón de rebote cerca de las 16 con 50, chocaron los taches del 'pijao' con la espinilla del 'boliviano' y la fractura fue monumental. La repetición televisiva confirmó la aparatosa falta y dolorosa lesión. El jugador de Oriente salió del estadio 'Murillo Toro' en ambulancia, rumbo a un centro hospitalario, donde confirmaron fractura de tibia y peroné.Arracando el segundo tiempo, minuto 3, Campos remató de zurda una pelota desde el costado izquierdo, llevaba veneno, Silva se exigió y el balón pasó acariciando la base del vertical zurdo. Salvada. Un gol de Oriente ponía el tiquete en el bolsillo de los bolivianos.En el 12 se volvió a salvar milagrosamente el Tolima, cuando tras un tiro de esquina el 'boliviano' Hoyos entró como 'Pedro por su casa', cabeceó con absoluta libertad, en las narices de Martínez y Arrechea, el arquero Silva ya estaba vencido, la pelota picó en cinco con cincuenta y rozó el travesaño. Oriente hacía méritos para el gol y los anfitriones reculaban sin encontrar argumentos para retomar el orden ofensivo.En el 22, Tolima protagonizó una escaramuza ofensiva con Danny Aguilar, quien se proyectó por el flanco derecho, remató cruzado desde la cabecera del área pero la reacción del arquero Fernández estuvo mucho mejor. Campos, en el 28, incrementó los niveles de angustia entre la parcialidad 'vinotinto', cuando cobró de zurda un tiro libre directo, Silva se quedó sembrado y el balón pasó a milímetros del vertical derecho. El técnico de Oriente movía sus fichas y lo arriesgaba todo por el tanto del tiquete; Hernán Torres no hacía variantes y su escuadra evidenciaba que no era especialista en defender.En el segundo tiempo Tolima jamás pudo hacer lo que normalmente hace: jugar fútbol vertical, proponer y buscar de continuo el arco rival. Los 'Pijaos' terminaron angustiados con el cronómetro, pero al final de cuentas lo que cuenta es el tiquete a Octavos, donde se medirá con un rival de gran envergadura, el Banfield de Julio César Falcioni.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad