Se realizó el último ensayo en estadio mundialista de Sao Paulo

Junio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AP - El País
Se realizó el último ensayo en estadio mundialista de Sao Paulo

Vista general del estadio Arena Corinthians en Sao Paulo, durante un partido entre Corinthians y Botafogo del torneo local, como parte de las pruebas que realiza la Fifa a los escenarios del Mundial de Brasil.

La FIFA suele requerir tres eventos de prueba en cada estadio antes de un torneo de la envergadura del Mundial. Debió hacer una excepción en Brasil, ante los rezagos crónicos en buena parte de las 12 ciudades sede.

A media capacidad y con algunos problemas, el estadio inconcluso en Sao Paulo fue sede de su último ensayo antes de que albergue el partido que marcará la inauguración del Mundial en menos de dos semanas. Sólo 37.000 personas asistieron al cotejo del domingo, correspondiente a la liga brasileña, en el Itaquerao, donde no se realizará un evento con el graderío lleno sino hasta el 12 de junio, cuando Brasil y Croacia disputarán el partido de apertura del Mundial. La FIFA había solicitado un segundo partido en el Itaquerao porque quería probar la sede con los casi 70.000 hinchas que se esperan para el partido inaugural. Pero sólo fue posible usar uno de los graderíos temporales añadidos para el Mundial, pues las autoridades locales no habían expedido los permisos necesarios para emplear el otro. No hubo problemas graves dentro del inmueble ni en sus inmediaciones, pero algunos asistentes se quejaron de dificultades para llegar al estadio, debido al tráfico intenso y a la falta de indicaciones adecuadas por parte de las autoridades locales. Además, el encuentro tuvo que interrumpirse brevemente, cuando varios globos soltados por los hinchas cayeron en la cancha. Y uno de los técnicos se quejó, pues una sustitución que no autorizaba todavía, se mostró en la pantalla gigante del estadio. Algunos dijeron que les tomó demasiado tiempo pasar por los controles de seguridad, pues se emplearon por primera vez los detectores de metales. Aficionados sin boletos pudieron sin embargo pasar más allá del perímetro trazado por las autoridades alrededor del estadio. No todos los puestos de comida operaban adecuadamente y resultó claro que había trabajos inconclusos en algunos de los 20.000 asientos temporales instalados para el partido de inauguración. La FIFA estuvo a cargo de buena parte de las áreas probadas el domingo. Hubo 800 guardias de seguridad privados que trabajaron durante el cotejo, así como unos 400 voluntarios. El primer partido en el estadio se realizó el 18 de mayo, frente a unos 36.000 espectadores. Entonces, los organizadores locales admitieron que había algunos problemas, incluidas goteras en el techo. Se desconoce si parte del techo se completará sólo después del Mundial. En el primer ensayo llovió intensamente, pero el cielo estuvo despejado el domingo, cuando Corinthians empató 1-1 con Botafogo. Originalmente, Botafogo sería local de este partido, pero accedió a viajar a Sao Paulo a fin de que pudiera realizarse otro ensayo en el estadio, donde se realizarán seis encuentros del Mundial, incluida una de las semifinales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad