Nacional produjo pena y vergüenza en su derrota ante Itagüí

Nacional produjo pena y vergüenza en su derrota ante Itagüí

Noviembre 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
Nacional produjo pena y vergüenza en su derrota ante Itagüí

Itagüí le ganó a Nacional 1-0 y lo eliminó de la Liga Postobón.

"Qué vergüenza, los verdes, que vergüenza" fue el coro celestial que se escuchó este domingo al final del dramático partido que Itagüí le ganó 1-0 al Nacional.

"Qué vergüenza, los verdes, que vergüenza" fue el coro celestial que se escuchó este domingo al final del dramático partido que Itagüí le ganó 1-0 al Nacional.Indignados por la eliminación del conjunto de sus amores, los seguidores se desahogaron a punta de improperios, silbatinas y madrazos en contra de todo el conjunto verdolaga, excepto del volante Sebastián Pérez y el técnico Santiago Escobar, a quienes les demostraron admiración con un sonoro aplauso.Mientras los escasos seguidores dorados salían chicaneando por clasificar por primera vez a los cuartos y "tomar revancha de mayo en Guarne" con el gol de Lionard Pajoy (de cabeza a los 70 minutos), la mayoría abandonó Ditaires maldiciendo la presentación del equipo que a mitad de año los llevó a la luna alcanzando la undécima estrella y los dejó muy preocupados y hasta los hizo sentir pena.Porque todos los resultados se le dieron, pero fue Nacional el que careció de jerarquía, claridad, efectividad, ideas y corazón para sacar ventaja de un hombre de más – en Itagüí fue expulsado Daniel Arango, y conseguir la victoria que necesitaba para clasificar. "Se enterraron solos y ahora que no esperen que la Dimayor los favorezca con los tres puntos por la demanda, porque eso sería más vergonzoso para ellos y para nosotros", fue la apreciación del hincha John Colorado al abandonar el estadio ‘piedro’ porque la escuadra que sigue no lució en la cancha.Es cierto que el portero Édigson Velásquez y el central Javier López fueron figuras alejando el peligro de sus predios y el orientador Sachi arriesgó, pero el onceno verde cambió el primer tiempo de las múltiples llegadas (con Rentería, Álvarez, Pabón y Hurtado) por un complemento plagado de errores, ausencia de fútbol y mayor protagonismo del anfitrión manejando la pelota.La fuerza que hicieron los directivos desde una cabina en Ditaires y la fiesta que generaba en las gradería cada gol a favor en las otras plazas, no lograron inyectar de energía positiva a los jugadores para que ganaran y salvaran una campaña, calificada por el propio Santiago Escobar de "lamentable con una eliminación que se veía venir debido a que este semestre Nacional nunca encontró su fútbol, se vio sin brújula y le produjo pena a sus hinchas" .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad