María Paula Barrera: múltiples triunfos, ninguna discapacidad

María Paula Barrera: múltiples triunfos, ninguna discapacidad

Abril 02, 2017 - 09:52 a.m. Por:
Daniela Cárdenas Vásquez - Especial para El País
maria paula barrera

María Paula Barrera, nadadora vallecaucana.

Especial para El País

Como una extremidad más de su cuerpo, la órtesis de María Paula la ha acompañado en todos sus acontecimientos importantes, desde sus primeros pasos hasta en su primer encuentro con el agua.

Ella nunca se ha avergonzado de tenerla, y al igual que todas las niñas en su infancia, desfilaba con sus minifaldas exhibiéndola sin importarle su limitación.

María Paula Barrera es una nadadora paralímpica quien durante toda su niñez realizó su proceso deportivo en la modalidad convencional, pero hace cuatro años tomó la decisión junto a sus padres y su entrenador de iniciarse en el paralimpismo.

La joven deportista de 15 años tiene Hemimelia Bilateral Tibial, lo que significa que no tiene ligamentos en la rodilla y sufre de un acortamiento de tibia y peroné. Pero esto nunca ha sido un impedimento en su proceso como nadadora.

A su corta edad ha sido sometida a una serie de operaciones para mejor su calidad de vida.

Durante su primer año el acortamiento de su pierna no era muy notorio, ella tenía de 5 mm a 1 cm de diferencia, lo que se podía manejar con su órtesis. El problema llegó cuando con ocho años comenzó su proceso de crecimiento, en ese tiempo la diferencia sí fue de 3.5 cm. Se le practicó la primera cirugía de alargamiento, pero la pierna no quedó alineada con la otra, por lo que en el siguiente año se debió volver a realizar el procedimiento”, cuenta Germán Barrera, papá de María Paula.

La natación le ha servido a la vallecaucana para su recuperación. En un principio realizaba el deporte como terapia, pero con el pasar del tiempo el trabajo físico que hacen los músculos sobre los huesos le ha ayudado a no tener que requerir de más cirugías.

María Paula Barrera

La deportista caleña María Paula Barrera tuvo una destacada actuación en los Juegos Parapanamericanos.

Especial para El País

12 años tenía María Paula Barrera cuando ingresó al proceso paralímpico de natación.

Empecé en la natación como terapia. Cuando me metí por primera vez en el agua casi me ahogo por lo pesada que era mi órtesis, pero esa situación no me hizo perder las ganas de aprender a nadar”, cuenta María Paula con una sonrisa al recordar ese episodio de su niñez.

Combinar el estudio con sus entrenos ha sido difícil para María Paula, pero hace un esfuerzo para prepararse para en un futuro apoyar a niños que quieran salir adelante en el deporte.

Con su sonrisa ha logrado inundar de alegría no solo los podios en los que ha subido. En los más recientes Juegos Parapanamericanos de Sao Paulo la semana pasada, contagió con su felicidad a todos los presentes en el desfile de las diferentes delegaciones del continente americano, portando el tricolor nacional junto a Luis Fernando Lucumí.

Llevar la bandera a la inauguración y a la clausura me demostró a mí misma que estoy al nivel de los deportistas que estuvieron en Río”, cuenta María Paula con su voz entrecortada.

En Sao Paulo La Selección Colombia alcanzó el segundo lugar consiguiendo sumar en el medallero general 47 oros, 38 platas y 24 bronces, una gesta que engrandece el deporte paralímpico colombiano y confirma el deseo de superación de los deportistas con limitaciones físicas.

La caleña, que representa al club Aquatic Center, al Valle y a la Selección Colombia, cuenta en su palmarés con un campeonato nacional, fue multimedallista en los Juegos Parasuramericanos de Chile 2014, cinco medallas de oro en los Juegos Nacionales de 2015, subió a lo más alto del podio en noviembre del año pasado en un evento preparatorio en Medellín a nivel paralímpico nacional, y las más recientes preseas fueron las conseguidas en Sao Pablo, en donde sumó cinco de oro, una de plata y una de bronce, un gran aporte en el medallero nacional.

Pero el logro más importante que alcanzó recientemente, fue la clasificación al Mundial en septiembre que tendrá lugar en México, que, como comenta su entrenador, lo consiguió por sus propios méritos.

El Comité Paralímpico Internacional (IPC) coloca unas marcas mínimas de tiempo que se deben superar para poder clasificar al Mundial. María Paula alcanzó tres marcas, lo que aseguró su participación por derecho propio”, explica su entrenador, Carlos Amaya.

María Paula alimenta su deseo por viajar a los Olímpicos de Tokio con los dibujos alusivos a los Juegos. Como dice su padre, “cada vez que se siente cansada, los dibujos le dan un aliento para seguir esforzándose”. Por ahora, tiene su mente enfocada en el Mundial, su reto más cercano.

7 preseas aportó Barrera al medallero colombiano. Cinco de oro, una de plata y una de bronce.

Clasificación funcional
S1 a S10: Los nadadores con discapacidad física son evaluados en distintos aspectos tales como fuerza muscular, coordinación de movimiento, rango de movimiento articular y/o largo de extremidades. Mientras más alto es el número de la clasificación, menor es la discapacidad. En esta categoría se encuentra María Paula, en el nivel S10.

S11 a S13: Los nadadores con discapacidad visual son clasificados en estas 3 clases en relación al grado de severidad de la ceguera. S11 es para los deportistas con ceguera completa y la S13 para los nadadores con ceguera parcial.

S14: Es la clase única para nadadores con discapacidad intelectual.
La clasificación deportiva está descrita por una letra o dos según el nado: La letra S indica la clase para las pruebas de estilo libre, espalda y mariposa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad