Gianni Infantino se define como "trabajador" y defiende idea de Mundial de 48 equipos

Gianni Infantino se define como "trabajador" y defiende idea de Mundial de 48 equipos

Octubre 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País

En una entrevista con la AFP, el presidente de la Fifa asegura que una Copa del Mundo con 48 equipos integrará a más países.

El presidente de la Fifa Gianni Infantino, que se describe como "un trabajador", defiende en una entrevista exclusiva a la AFP  "un Mundial de 48 países para dar más oportunidades a más equipos", sugiriendo una "coorganización entre varios países" .

No es un secreto que yo creo en una expansión del Mundial. Se puede pensar en una Copa del Mundo con 48 equipos que sería de hecho un formato de 32 equipos, porque hemos visto que lo ideal es 32 equipos. La idea sería que los 16 mejores equipos en la clasificación entraran directamente en la fase de grupos y que los otros 16 se clasifiquen en un partido de eliminación que se disputaría al inicio de la competición.

Serían 16 partidos que determinarían los 16 equipos suplementarios que accederían a la fase de grupos. ¿Cuál sería el impacto? Sobre el calendario no lo tendría porque estos partidos se jugarían antes del Mundial en lugar de los partidos amistosos. Desde el punto de vista de la promoción del fútbol, son 16 finales que se disputarían antes de comenzar realmente la fase de grupos. Esto daría más oportunidades a más equipos.

Lo vamos a tratar el 13 y el 14 de octubre. Es un proyecto, una idea, como la Copa del Mundo de 40 (equipos), que está todavía sobre la mesa con grupos de 4 o de 5 equipos. Son ideas de las que hablaremos y sobre las que tomaremos una decisión el año próximo. Habrá que ver el impacto para el fútbol a nivel mundial. Los países que se clasifican siempre no tendrán ningún problema, los que se clasifican una de cada dos veces o los que están al límite tendrán la posibilidad de clasificarse para el torneo.

Supondría incluso una mejora del nivel deportivo, con un partido de clasificación en el que pasarían los mejores y tendríamos de nuevo el formato deportivo ideal (32 equipos). Se habla mucho de este descenso del nivel deportivo, pero en mi opinión el nivel deportivo de la Eurocopa no fue peor, al contrario. Hubo equipos que no imaginábamos que fueran tan fuertes, el nivel fue muy alto. No olvidemos que en el Mundial de Brasil Costa Rica eliminó a Italia, el nivel del fútbol es muy alto.

Hoy en día para mí es un punto absolutamente fundamental. Hay que descender un poco a la tierra. Hoy hay muy pocos países que pueden permitirse organizar en solitario un Mundial con todas las exigencias que existen, es normal, se ha convertido en un evento gigantesco, ayuda a un país aunque también puede crear problemas. Estoy muy abierto a una coorganización.

Fui elegido con un programa de reformas, creo mucho en estas reformas y en su puesta en marcha. Comenzamos a hacerlas con la secretaria general Fatma Samoura.

Una mujer en ese puesto es un paso importante. Pusimos en marcha una división de fútbol femenino. Hace falta que la Fifa haga más fútbol y menos política, estoy muy contento con esta nueva estructura en la que antiguos futbolistas nos ayudan a desarrollar el juego, Zvonimir Boban, secretario general adjunto, Marco Van Basten en la parte técnica. Lo que queremos hacer es estar más cerca del fútbol.

Está también la buena gobernanza y la transparencia en los flujos financieros. Hay todavía trabajo para hacer, evidentemente, pero estoy bastante contento y confiado para el futuro.

La grabación nunca fue destruida, fue robada, existe y está todavía. Lo que subestimé fue que la voluntad de cambiar de cultura, para algunas personas fue únicamente una fachada, no fue real. Podemos cambiar la Fifa si cambiamos la cultura. Hay que personas a las que esos cambios no les han gustado y me han atacado, como a la organización. Nadie es perfecto, soy el último en serlo. Pero soy un trabajador, no robo, no me aprovecho y no he hecho trampas y no permitiré a nadie en esta organización que las haga ¿Cómo hacerlo? Con trabajo y dando ejemplo. Tenemos instancias que juzgan y que deciden, es un poco raro que cuando estas instancias condenan a alguien decimos 'está bien' y que cuando llegan a la conclusión que el presidente no ha hecho nada dejamos las dudas abiertas.

No puedo hablar del pasado. Pero lo que yo puedo prometer es que debemos volcarnos muy seriamente con el proceso de candidatura para 2026, para asegurarnos de que sea transparente e irreprochable. Que no sea solamente un voto político . 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad