Esteban Chaves: Un ‘Chavito’ que nunca ha dejado de sonreír

Mayo 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Daniel Molina Durango - Reportero de El País
Esteban Chaves: Un ‘Chavito’ que nunca ha dejado de sonreír

El ciclista colombiano Esteban Chaves.

El espectacular momento que vive Esteban Chaves se debe, sobre todo, a su perseverancia y esa característica extraña de sonreír cuando todo está difícil.

Resulta increíble ver cómo Esteban Chaves agarra con tanta fuerza su bicicleta, y más cuando hasta hace muy poco uno de sus brazos carecía de sensibilidad, debido a un grave accidente que por poco le quita la posibilidad de seguir en el ciclismo. 

Seguro es por eso que ahora él, con sus brazos, quiere hacer fuerza para sentir ese fino y ligero manubrio de su bicicleta, como para recordarse a sí mismo que cayó y pudo levantarse, que creyó en él y que por eso está viviendo lo que algún día soñó: una participación histórica en el Giro de Italia.

Chaves, o ‘Chavito’, como le dicen con cariño sus amigos, nació un 17 de enero de 1990 en Bogotá. Es decir, hoy tiene 26 años. Pero a pesar de esa corta edad, su vida ha estado llena de experiencias y de muchas idas y vueltas, a las cuales él siempre responde con una sonrisa positiva.

Tal y como lo cuenta Jairo Chaves, su padre, Esteban fue un niño inquieto con el tema del deporte. Primero lo conquistó la natación, a los cinco años, y luego fue el atletismo, hasta que por fin, a los 13, llegó al ciclismo, donde sus profesores de la Liga de Bogotá siempre le vieron grandes condiciones y una mentalidad ganadora.

Es tan así, que sus padres le dijeron que lo apoyarían para ser ciclista, pero que si a los 23 años no lograba resultados, tendría que ponerse a estudiar. Pues bien, Chaves, con esa manía de ser el más rápido, a los 21 ganó el Tour del Porvenir y a los 22 se adjudicó la Vuelta a Burgos y el Gran Premio Ciudad de Carmaiore.

Pero para hablar de Chaves, hay que remitirse a ese duro episodio de su vida en el que estuvo a punto de abandonar el ciclismo. 

El 16 de febrero del 2013 tuvo una caída en el Trofeo Laigueglia corriendo para el equipo de Coldeportes. Se fracturó la clavícula y los nervios de uno de sus brazos se vieron afectados. Perdió la sensibilidad y estuvo cerca de un año sin hacer deporte, lo que había sido el motor de su existencia hasta ese momento.

Cuenta Gustavo Castro, el médico que lo operó, que cuando Chaves llegó a Colombia tras el accidente, no pensaba que su fractura había sido tan grave. “Enterarse de que su carrera como ciclista corría peligro fue un golpe muy duro y su pronóstico para la operación era reservado”, recuerda el doctor. 

Pero en ese proceso, aunque resulte increíble, la mejor cura para Esteban fue enamorarse.

Oliverio Cárdenas, quien fue su entrenador desde los 14 años, relata ese episodio con mucha fluidez y emoción. “Después de que lo operaron, Esteban estuvo muy triste, porque pensaba que le iba a tocar retirarse. En mi casa siempre fuimos muy cercanos a él y por eso una parte de su recuperación la hacíamos allí. Ahí, mi hija,   Nataly, y yo, lo ayudamos mucho y ellos dos se terminaron enamorando”.

Hoy ya llevan tres años de novios. Eso le devolvió a Esteban la alegría que siempre ha tenido. “Nunca le colaboramos con dinero, sino estando ahí para él, ayudándolo moralmente”, afirma Oliverio.

Y ocurrió lo que todos esperaban. El proceso de recuperación de Esteban fue mejorando, al igual que su positivismo. “Luego de que lo operamos los resultados no se veían, nada que podía mover el brazo, pero después de tres meses empezó a hacer movimientos y pudo salir adelante. Para mí quizá esa es su cualidad más importante, que él tiene una mentalidad de hierro, muy poderosa. Eso y su capacidad de sonreír ante las adversidades lo ha hecho superar los malos momentos”, afirma el médico Castro.

Su proceso desde allí volvió a encaminarse hacia lo más alto. En el 2015 dio la sorpresa al ganar dos etapas y ocupar el quinto lugar de la Vuelta a España. 

Y este año, su equipo, el Orica australiano (del cual hace parte desde el 2014), pensaba que lo máximo que este colombiano podía pelear en el Giro de Italia era la décima posición, y las expectativas claramente fueron superadas, y por mucho.

“Incluso yo llegué a pensar que no iba a poder regresar al ciclismo, pero por fortuna estoy viviendo este gran momento, que sin duda es el mejor de mi carrera”, expresó esta semana, muy feliz por su tremenda participación en el Giro de Italia.

 Aunque esa caída que lo dejó al borde del abismo debió dolerle en el alma, pudo superar esa montaña de dificultades tan alta, y en ese proceso se pudo encontrar con el amor y con él mismo, dándose cuenta de todo lo que es capaz de hacer si se lo propone.

Gracias al ‘Chavito’, Colombia ha sonreído durante todas estas tres semanas. Y cómo no iba a ser así, si es que, definitivamente, otra de sus habilidades es contagiar de positivismo a la gente que celebra sus hazañas.

[[nid:540565;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/estban-chaves-home.jpg;full;{Disfrute las mejores postales de la participación de Esteban Chaves en el Giro de Italia, competencia en la que durante dos semanas puso a vibrar a los colombianos.AFP Y Página del Giro de Italia}]]

Fuerte cruce de palabras con PeñalosaEn medio del Giro de Italia, específicamente tras ganar la etapa 14,  Esteban Chaves le mandó un mensaje al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, a quien culpó de no haber dejado que la Vuelta a Colombia llegara este año a la capital del país.  Ante esto, Peñalosa respondió que para que la  Vuelta pasara por Bogotá, la organización había cobrado 1500 millones de pesos.  Pero la Federación Colombiana de Ciclismo  se defendió, argumentando que el pedido había sido solamente de 700 millones.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad